Menú
¿Qué es la disforia de género?
¿Qué es la disforia de género?

IDENTIDAD SEXUAL

¿Qué es la disforia de género?

Qué es la disforia de genero y cómo afecta en la vida de aquellos que la padecen.

La disforia de género, más conocida como el conflicto de identidad de género, se produce en aquellas personas que son de un sexo determinado, pero sienten ser del contrario. Por ejemplo, los niños que han nacido hombre se sienten interiormente del sexo femenino en lugar del masculino, como normalmente suele suceder.

La disforia de género no afecta de ningún modo la elección de los compañeros sexuales de la persona que la padece. Por lo tanto, la disforia de género no tiene nada que ver con la homosexualidad, aunque las personas que la padecen pueden sentirse atraídas por alguien de su mismo género. Aquí encontrarás todos los detalles sobre qué es la disforia de género y cómo afecta en la vida de aquellos que la padecen.

La disforia de género y la transexualidad

Solamente un 15% de los niños que padecen disforia de género deciden cambiar de sexo cuando pasan a ser adultos. Sin embargo, la disforia de género está totalmente relacionada con la transexualidad, puesto que aquellos niños que no se sienten a gusto con su género son los que cambian su sexualidad para adecuarse a ser hombre o mujer, como ellos se sienten, en el futuro para estar a gusto con su vida.

La transexualidad está muy relacionada con la disforia de géneroLa transexualidad está muy relacionada con la disforia de género

Normalmente la persona que la padece se da cuenta de sus pensamientos durante la adolescencia. Si bien cuando es todavía un niño puede sentirse confundido, ya que es cuando está madurando y se da cuenta que sus sentimientos no corresponden propiamente a los de un hombre o una mujer, sino a los del sexo contrario. Sin duda, puede ser una situación complicada, sobre todo si no entiendes qué es lo que te está sucediendo.

La familia, probablemente, se dará cuenta de esta situación porque el niño o la niña querrán hacer cosas típicas en la vida del sexo contrario: jugar al fútbol, vestirse de un modo más femenino, etc. Es muy importante que en la familia no creen estereotipos y problemas en sus hijos, ya que esto les podría afectar muy negativamente en su autoestima y quizás ni un psicólogo les pueda ayudar. El apoyo de la familia es muy importante, ya que sentirse respaldados por alguien relevante en su vida es fundamental.

Problemas de identidad que no se comprenden

Algunos jóvenes intentarán enfatizar su lado masculino o femenino con tal de aliviar sus problemas de identidad, pero al final siempre terminarán sintiéndose como si se estuviesen traicionando a ellos mismos. La familia deberá respetar a esta persona, porque probablemente la disforia de género pueda crearle problemas con sus compañeros de clase y en su vida en general.

Los problemas de identidad son muy cómplicados de afrontarLos problemas de identidad son muy cómplicados de afrontar

Los niños pueden llegar a ser muy crueles y no entender esta situación tan dura para el adolescente, por lo que la familia y los amigos tendrán que ser su mejor apoyo. A parte de un psicólogo, casi siempre necesario en estos casos. Seguramente, incluso durante su etapa como adultos, estas personas se sientan muy solas e incomprendidas.

Hay quienes nacen con una mezcla de géneros sexuales, por lo que esto todavía les genera más problemas de identidad y confusión. Si el hombre o la mujer que sufre disforia de género quiere cambiarse de sexo no tiene porque sentirse cohibida por la sociedad. Seguramente se sentirá más a gusto consigo misma desde el momento en que su mente y su cuerpo compartan el mismo sexo.

Un proceso complicado

El proceso no será fácil, puesto que la adaptación física y psicológica a un cambio corporal tan grande no es sencilla, pero si realmente es un cambio para la mejora de su estado psicológico debe seguir adelante. No obstante, antes de pasar por el quirófano la persona que crea que tiene disforia de género deberá pasar dos años de exámenes médicos y con un psicólogo para poder determinar que realmente puede dar este gran paso y no está solamente temporalmente confundido.

El proceso de cambio es muy complicado pero con apoyo lo consiguenEl proceso de cambio es muy complicado pero con apoyo lo consiguen

Es muy importante no dejar que la persona pase sola por este momento. Los familiares deben quererla igualmente sea hombre o mujer y apoyarle en todas sus decisiones (que no le afectarán a nadie más que a ella misma), puesto que sin la ayuda y el apoyo moral de las personas queridas el que sufre disforia de género puede sentirse realmente abatido y, en el peor de los casos, terminar en suicidio. Para esta situación es fundamental recurrir a ayuda psicológica, ya que permitirá encauzar la situación como corresponde y sin sufrir.

Existen multitud de grupos de apoyo para homosexuales, transexuales y personas con disforia de género. Así que, hoy en día y cada vez más en el futuro, se irá normalizando esta situación y podremos convivir todos con el respeto que nos merecemos. Todo el mundo tiene derecho a vivir cómo quiera y en el cuerpo que quiera por lo que el respeto es fundamental, tanto de las personas más cercanas como de la sociedad.

Te puede interesar