Menú
Parche anticonceptivo: todo lo que debes saber
Parche anticonceptivo: todo lo que debes saber

FÁCIL Y CÓMODO DE USAR

Parche anticonceptivo: todo lo que debes saber

Descubre en qué consiste el parche anticonceptivo, los beneficios de este método, cómo se usa y cuál es el mejor momento para empezar a utilizarlo.

El parche anticonceptivo es una forma muy fácil, segura y buena a la hora de evitar un embarazo no deseado, siempre y cuando se use bien y con precaución siguiendo los consejos de tu médico. Además trae consigo otro tipo de beneficios como la reducción del acné, la regulación del flujo menstrual si el periodo es un poco caótico y aliviar dolores menstruales y premenstruales. Su única dificultad será cambiar el parche a tiempo cuando toque cada semana y asegurarse bien de cuándo y a qué hora se debe hacer. Evidentemente, se puede usar simultáneamente con el preservativo si también se quieren evitar enfermedades de transmisión sexual (ETS) cuando tienes relaciones sexuales.

Aparte del parche, existen otros métodos anticonceptivos Aparte del parche, existen otros métodos anticonceptivos

Lo bueno del parche anticonceptivo es que no interfiere en el coito como el anillo vaginal, el DIU o el preservativo. Al usarlo tal y como tu médico indique, exactamente y sin descuidos estás protegida todo el día y todos los días. Además, al no tener que preocuparse por otros métodos de barrera, se podrá disfrutar de la intensidad de las relaciones con tu pareja sin preocupación. Eso sí, hay que tener claro que ambas personas están sanas, ya que éste no es un método anticonceptivo para prevenir ETS. Si se tienen relaciones sexuales con desconocidos lo recomendable, siempre, es utilizar también el preservativo simultáneamente.

Beneficios de usar el parche anticonceptivo

A parte de proteger del embarazo, ofrece otras numerosas ventajas. Las hormonas que proporciona al cuerpo de la mujer regulan el periodo menstrual, evitan los dolores menstruales si se suelen tener muy intensos, reducen también el sangrado menstrual y pueden ayudar a proteger contra la enfermedad inflamatoria pélvica. Además, tiene otros efectos secundarios que, al mismo tiempo, pueden ser muy beneficiosos como la reducción de acné, disminución de la densidad de masa ósea, menos posibilidades de que aparezcan quistes en los senos y los ovarios, embarazo ectópico, cáncer de endometrio u ovarios. Puede evitar infecciones graves en ovarios, trompas o en el útero; insuficiencia de hierro y puede reducir el síndrome premenstrual tan duro en algunas mujeres.

El preservativo es el único método que previene las ETS El preservativo es el único método que previene las ETS

Otra gran ventaja es que el parche anticonceptivo no afecta a la futura maternidad de la mujer, ya que aquellas mujeres que toman otro tipo de anticonceptivo, al dejarlo debe pasar un tiempo antes de buscar un bebé; además de que les suele cortar mucho conseguirlo. Con este tipo de método anticonceptivo, el periodo puede tardar unos dos meses en volver a su ciclo anterior. Sin embargo, a veces, si se trata de una mujer con periodos muy irregulares antes de usarlo, puede que tarde como unos seis meses en volver a su estado natural. Aún así, hay que tener en cuenta que el hecho de dejar de tomar el parche puede hacer que te quedes embarazada; así que, si se deja de usar pero no se quiere tener ningún susto indeseado se debe usar otro anticonceptivo.

Cómo usar el parche anticonceptivo

Usarlo es muy fácil, simplemente hay que poner uno nuevo en la piel limpia y seca cerca del abdomen, el hombro, las nalgas o en la espalda; pero nunca en el pecho. Su efecto dura una semana, luego se debe quitar, poner uno nuevo y se debe hacer durante tres semanas. La cuarta toca descansar para que en ese momento baje el periodo. Después de justo sietes días se debe volver a poner un parche nuevo y comenzar otra vez el ciclo, y no pasa nada si aún se tiene sangrado menstrual. Es muy importante cambiarlo siempre el mismo día de la semana, ese puedes considerarlo como 'el día del cambio de parche'. Si se comienza un lunes, entonces todos los lunes durante las próximas tres semanas deberás ponértelo sin que se te olvide, si no estarás en riesgo al tener relaciones sexuales.

El parche se puede colocar en cualquier parte del cuerpo menos en el pecho El parche se puede colocar en cualquier parte del cuerpo menos en el pecho

Al cambiarlo ten mucho cuidado de no tocar la parte adhesiva con los dedos, primero coloca una mitad y cuando este bien pegada coloca la otra hasta que quede bien adherido a la piel, después presiónalo con la mano unos diez segundos. Asegúrate cada día de que sigue bien pegado y que no se ha movido. Una vez que pase la semana y toque cambiarlo, dóblalo por la mitad al quitarlo para que se pegue por ambos lados y tíralo directamente a la basura, nunca por el retrete. Esto es porque puede ser muy perjudicial para el medio ambiente, ya que las hormonas que queden en el pegamento no deben llegar ni al agua ni al suelo.

¿Cuándo empezar a usar el parche anticonceptivo?

Realmente puedes empezar a usarlo en cualquier momento del mes, pero según el momento quizá debas usar otro anticonceptivo de barrera al mismo tiempo. Sin embargo, si lo usas entre los cinco primeros días de regla te hará efecto desde el primer momento y no necesitarás usar nada más en tus relaciones sexuales. Por ejemplo, si tu periodo comienza un lunes tienes hasta el viernes para colocarlo y estar segura de momento, evitando cualquier problema. Si no, debes tenerlo en cuenta y saber que no estarás del todo segura durante los siete primeros días. Aun así, los especialistas siempre recomiendan que durante el primer mes utilices otro tipo de método anticonceptivo para estar al cien por cien segura.

Si se utiliza durante los 5 primeros días de la menstruación te hará efecto al momento Si se utiliza durante los 5 primeros días de la menstruación te hará efecto al momento

No suele suceder pero, a veces puede aflojarse el parche anticonceptivo y llegar a despegarse, si te pasa esto no te preocupes, aún estas a tiempo de evitar el embarazo si sigues los siguientes consejos:

a) Si transcurren menos de dos días, vuelve a ponerlo, y si no se pega coloca uno nuevo de inmediato y el día del cambio sigue siendo el mismo.

b) Si se aflojó y pasaron más de dos días o no estás segura de cuánto tiempo ha pasado, coloca otro parche diferente y empieza de nuevo el ciclo de cuatro semanas. A partir de ahora, ese será tu nuevo día de cambio. Además, tendrás que usar otro método anticonceptivo adicional porque no estarás del todo segura.

Te puede interesar