Menú
Multiorgasmo: qué es, cómo y por qué se produce
Multiorgasmo: qué es, cómo y por qué se produce
PLACER EXTREMO

Multiorgasmo: qué es, cómo y por qué se produce

Todas las parejas buscan el multiorgasmo. Te contamos qué es para que sea más fácil encontrarlo en tus relaciones sexuales.

Hasta hace un par de décadas hablar del orgasmo femenino era casi un tabú, era ese gran desconocido del que muy pocos se preocupaban. Sin embargo, los tiempos cambian, la sociedad avanza y la gente (tanto hombres como mujeres) se interesa más por este tema. Todos saben lo que es el orgasmo pero a veces cuando hablas de multiorgasmos surgen dudas.El multiorgasmo es una experiencia donde la mujer vive varios orgasmos seguidos dentro de la misma experiencia sexual.

Las mujeres y en menor medida algunos hombres tienen la capacidad de tener más de un orgasmo durante un encuentro sexual. Sin embargo, aunque tenemos esa potencialidad por cómo está formado nuestro cuerpo no todas son capaces te tenerlos.

El multiorgasmo es necesario trabajarlo en la mujerEl multiorgasmo es necesario trabajarlo en la mujer

¿Cómo se produce un multiorgasmo ?

Para entender un multiorgasmo tenemos que saber primero las 4 fases dentro de la respuesta sexual humana (Masters y Johnson):

-Fase de deseo sexual: son los impulsos sexuales que experimentan las personas antes de iniciar el acto sexual.

-Fase de excitación: mediante los sentidos, de forma visual, con caricias, besos... Empieza a haber algunos cambios físicos como el rubor, la dilatación de los órganos sexuales, etc.

-Fase de meseta: el corazón bombea más deprisa, los órganos sexuales se dilatan aun más, aumenta la tensión muscular... la fase de excitación llega a su punto más alto.

-Fase de orgasmo: el hombre y la mujer llegan al clímax y se produce el orgasmo.

-Fase de resolución: en esta fase las constantes físicas vuelven a la normalidad poco a poco. El hombre tras un periodo refractario puede volver a excitarse y comenzar el proceso, la mujer no tiene ese periodo.

En la fase de resolución la mujer no debe esperar ningún periodo de tiempoEn la fase de resolución la mujer no debe esperar ningún periodo de tiempo

Cuando una mujer se excita a la hora de hacer el amor (o durante la masturbación) experimenta una serie de cambios en su cuerpo. Aumenta la temperatura corporal, las aureolas se dilatan, la musculatura vaginal se vuelve más elástica, aparece rubor en las mejillas, cara y cuello... En ese momento, si se sigue estimulando al clítoris, pues el 70% de las mujeres lo requieren, puede sentir un orgasmo, una oleada contracciones pélvicas que produce oleadas de placer a la mujer y que se extienden por toda la vagina y resto de su cuerpo. Llegados a este punto, si se sigue estimulando a la mujer puede ser capaz de experimentar otros orgasmos más, lo que se llama como multiorgasmo, porque la capacidad de una mujer para sentir placer mediante orgasmos es ilimitada, a no ser que físicamente esté agotada y necesite descansar. El hombre por lo general, necesita un periodo refractario.

Sin embargo, aunque visto así parece muy fácil conseguir, no todas las mujeres pueden obtenerlo al hacer el amor con su pareja, hay muchos factores que están interviniendo. Hay algunas mujeres que necesitan una pequeña fase de relajación tras uno, para después empezar una nueva fase de excitación y comenzar de nuevo todo el ciclo. Otras, permanecen en la fase de meseta durante más tiempo, de manera que si su pareja o ella misma mediante la masturbación sigue estimulándose puede experimentar así más oleadas placer.

¿Solo las mujeres pueden tener un multiorgasmo?

Tanto hombres como mujeres pasan ambos por las mismas fases sexuales, sin embargo, tras la fase de orgasmo los hombres necesitan un periodo refractario y tras un tiempo de descanso pueden comenzar una nueva experiencia sexual. Las mujeres no tienen ese periodo refractario y al hacer el amor cuentan con la ventaja de que si se les sigue estimulando pueden sentir nuevos orgasmos. Es más, ellas no se sienten tan relajadas al principio como los hombres tras el primer orgasmo, se quedan 10 o 15 minutos más en la fase de meseta hasta que poco a poco se van relajando. Aunque normalmente en una pareja tras hacer el amor, si los dos han tenido un orgasmo y ha habido un mínimo de actividad física les apetece descansar.

Tener la mente abierta es primordial en cuanto a la posibilidad de experimentar multiorgasmosTener la mente abierta es primordial en cuanto a la posibilidad de experimentar multiorgasmos

Por otro lado, parece que también los hombres pueden ser multiorgásmicos, según las investigaciones de la sexóloga Miriam Stoppard el 15% de los varones no mayores de 30 años pueden tener entre 2 y 9 orgasmos antes de la eyaculación, ocurre cuando de forma incontrolada la eyaculación y el orgasmo "se dividen" ya que el sistema parasimpático responsable de estas sensaciones trabaja de forma autónoma, por eso, puede pasar en algunos casos cuando los hombres son jóvenes por el exceso de hormonas sexuales típicas en esta etapa de la vida. También hay que tener en cuenta que los orgasmos múltiples en ellos no vienen todos con eyaculación, cuando tienen más de uno suelen ser orgasmos secos y solo en uno se eyacula (el que produce el periodo refractario).

¿En qué coinciden las mujeres con orgasmos múltiples?

Los investigadores defienden que en principio cualquier mujer tiene la potencialidad de tener orgasmos múltiples al hacer el amor, sin embargo no todas experimentan ese placer. ¿Hacen algo en especial este tipo de mujeres?

-Practican la masturbación Las mujeres que se masturban y reconocen las zonas y movimientos que más placer les dan tienen más probabilidades de sentir varios orgasmos durante el sexo. Al conocer bien sus zonas erógenas potencian el placer y se lo comunican a su pareja.

-Tienen la mente abierta. Las mujeres que han vivido en un entorno menos restrictivo en cuanto al sexo se refiere tienen una actitud más abierta al sexo y disfrutan en mayor grado de su sexualidad porque no temen indicar a sus parejas que es lo que más les gusta y se sienten más libres al hacer el amor.

No hay que obsesionarse con conseguir llegar al multiorgasmo siempreNo hay que obsesionarse con conseguir llegar al multiorgasmo siempre

-Tienen una correcta salud física. Estén en un peso adecuado para su constitución y no tienen problemas hormonales ni neurovasculares. Esto hace que su organismo funcione y responda correctamente.

-Tienen un compañero sexual colaborador o un autoestímulo adecuado.

-No temen usar la imaginación. Ya sea cuando practican la masturbación o al hacer el amor con su pareja usan la imaginación y se dejan llevr, recreando a veces las escenas y fantasias que más les excita.

Por último, tanto hombres como mujeres no deben obsesionarse con intentar controlar los orgasmos múltiples porque es algo que no todo el mundo tiene la facilidad de hacer y podría llevar a frustraciones si no se consigue. Cuando el sexo pierde la espontaneidad normalmente también se va el deseo.

Artículos recomendados

Comentarios