Menú
Cuidados y consejos para tener una vagina joven
PERFECTA SALUD

Cuidados y consejos para tener una vagina joven

Descubre qué pasos deberás seguir para conseguir una vagina joven. Son muy fáciles y sencillos y te ayudarán a mejorar tu estilo de vida.

Hay mujeres que quieren verse la vagina joven a medida que les pasan los años. Cuando las mujeres avanzan en edad pasarán muchas experiencias en su vida que puede hacer que su vagina cambie de forma y aspecto, como por ejemplo algún tipo de cirugía o incluso el tener hijos con un parto vaginal. La vagina cambia, pero si quieres mantenerla joven y saludable, no te pierdas estos consejos. ¡Así tus relaciones sexuales seguirán siendo igual de placenteras que siempre!

Usa ropa íntima de algodón

Cuando se trata de la selección de la ropa interior, la vagina tiene una preferencia: algodón. Por eso la mayoría de la ropa interior viene con una fina tira de tela de algodón en la entrepierna. El algodón te ayuda a que la zona respire y absorba la humedad, que es la forma ideal para vestir a tus partes femenina. Además, es importante que cuando uses tu ropa interior, no la lleves sudada ni tampoco mojada porque podría provocarte infecciones vaginales.

Siempre deberás estar atenta de tu parte más íntima para así no contraer enfermedades Siempre deberás estar atenta de tu parte más íntima para así no contraer enfermedades

Descubre el poder del yogur natural

Si te pica la vagina el yogur natural (griego) puede ser tu mejor aliado. El yogur tiene cultivos vivos que aumentan las bacterias buenas en tu zona íntima y esto es fantástico para la prevención de problemas vaginales como las infecciones causadas por hogos. Solo recuerda que no deberías utilizar un yogur azucarado porque entonces podría hacer que tu vagina estuviera en riesgo de padecer más infecciones a causa del azúcar. Solo tendrás que hacerte un lavado con yogur natural cuando empieces a notar algo de picor en tu vagina. Verás el cambio que sentirás.

Haz ejercicio Kegel

Los ejercicios Kegel no son solo para embarazadas, ni mucho menos. Los ejercicios de Kegel son ideales para cualquier mujer que quiera tener una vagina joven y saludable. Estos ejercicios te ayudarán a tomar conciencia de los músculos de tu vagina y además, a fortalecerlos. Esto te ayudará no solo a tener una vagina más fuerte, sino que también mejorará tus relaciones sexuales.

Ayudan a que la vagina se estreche gracias al entrenamiento que le proporcionarás. Eso sí, para que tenga un buen resultado es importante que realices los ejercicios Kegel cada día. Los músculos de tu suelo pélvico te lo agradecerán.

Acude a tu ginecólogo

Es importante que acudas a tu ginecólogo por lo menos una vez al año. Es necesario que un profesional pueda examinar tu vagina y valorar que está libre de problemas de salud. Además, tu ginecólogo te podrá dar consejos sobre el mejor uso de los preservativos, fertilidad y cualquier pregunta sexual que puedas tener.

Un paso tan sencillo como usar lubricante te ayudará a mejorar tu vagina Un paso tan sencillo como usar lubricante te ayudará a mejorar tu vagina

Los lubricantes pueden ser tus amigos

En ocasiones, por diferentes circunstancias puedes notar que tu vagina más seca de lo normal, algo que te puede causar problemas sexuales. La sequedad vaginal es totalmente normal, sobre todo si tomas ciertos medicamentos como antihistamínicos, antidepresivos o anticonceptivos hormonales.

También puedes sentir sequedad vaginal después del embarazo o poco antes de que llegue la menopausia. Cuando esto sucede, puedes hablarlo con tu pareja para poder usar un buen lubricante en las relaciones sexuales. Así, el sexo no tiene por qué ser doloroso y además, no tendrás abrasiones por el roce en la vagina.

Di NO a las duchas vaginales

Es necesario que todas las mujeres sepan que las duchas vaginales no sirven para nada y que si se realizan pueden ocasionar incluso, problemas de salud vaginal. La vagina no necesita ser limpiada por agua ni por jabones, porque la vagina tiene una forma natural de limpiarse sola de forma interna. Los productos de higiene intravaginales pueden ponerte en riesgo de contraer infecciones, de padecer la enfermedad inflamatoria pélvica e incluso, de contraer enfermedades de transmisión sexual. Así que, a partir de ahora... di adiós a las duchas vaginales para siempre.

Es mejor que mantengas una buena higiene íntima con un jabón con pH neutro que cuide la piel de tu zona íntima. Además, si practicas ejercicios como pilates para fortalecer tu suelo pélvico o te pones cremas adecuadas para esta zona, seguirás teniendo una vagina joven y radiante durante más tiempo.

Artículos recomendados

Comentarios