Menú
Ventajas e inconvenientes de casarse por lo civil
Ventajas e inconvenientes de casarse por lo civil
BODA

Ventajas e inconvenientes de casarse por lo civil

Si tienes pensado casarte en algún momento, debes conocer todas las opciones. Aquí te aconsejamos sobre cuáles son los pros y los contras de casarse en una boda civil.

Antaño, la única forma de formalizar una relación era pasando por el altar, y si podía ser el de la Iglesia mejor que mejor. Ahora, con el paso de los años, cada vez se abren nuevos horizontes en el mundo de los novios, como la pareja de hecho o la mera convivencia.

Es usual que con el paso de los años una pareja reconsidere el formalizar su amor mediante una boda civil. Para ello primero hay que tener las cosas muy claras, y segundo siempre presentes las ventajas e inconvenientes que nos ofrecen este tipo de uniones.

Una boda civil es la opción más habitual en las bodas más recientesUna boda civil es la opción más habitual en las bodas más recientes

En primer lugar, definamos con un poco más de precisión a qué nos referimos cuando hablamos de una boda civil. Esta sería un contrato legal que se inscribe en el Registro Civil y que tiene efectos legales para las dos partes contratantes, es decir los dos cónyuges, y los hijos que se deriven del matrimonio.

En cuanto a las diferencias que presenta esta unión con respecto a una boda por la Iglesia debemos decir que son nimias. La desigualdad más importante estaría en el hipotético caso de querer disolver el matrimonio, ya que dos personas que se hayan casado por la Iglesia y quieran separarse bajo todos los efectos deberán solicitar la nulidad eclesiástica, la cual es bastante complicada de conseguir. Sin esa nulidad, los contrayentes no podrán volver a casarse con otros cónyuges por la Iglesia y permanecerán unidos ante los ojos de Dios y del Obispado. Si bien, las consecuencias legales y fiscales de una boda por la Iglesia son las mismas que las del matrimonio por el Ayuntamiento.

Las bodas suelen ser un día muy especial para la parejaLas bodas suelen ser un día muy especial para la pareja

Aclarados los puntos anteriores, procedamos a valorar las ventajas e inconvenientes de una boda civil respecto a la pareja de hecho, definida como "unión estable de convivencia entre dos personas no unidas por el matrimonio" e inscrita en el registro de parejas de hecho de su comunidad, y la simple convivencia.

Ventajas

Declaración conjunta del IRPF

Para que una pareja pueda presentar una declaración conjunta ambos deben formar parte de una unidad familiar. Esta puede estar constituida por varias formas: un matrimonio, un matrimonio con hijos o un progenitor y sus hijos. Con ello queda claro que una pareja que no esté casada, aunque tenga hijos comunes, no puede presentar la declaración conjunta. En ese caso uno de los progenitores tendrá que declarar como unidad familiar monoparental con los hijos y el otro de manera individual.

Como mencionábamos, dos personas unidas por boda civil tienen la posibilidad de realizar la declaración del IRPF de forma conjunta. Este punto es beneficioso si uno de los dos cónyuges no trabaja, ya que podrá aplicarse el mínimo personal de la renta, es decir la parte que se deduce por "destinarse a satisfacer las necesidades básicas personales y familiares del contribuyente" (5.550 €), más la reducción en la base imponible de 3.400 euros anuales por ser una unidad familiar compuesta por matrimonio no separado legalmente.

En el caso de que ambos trabajen, los expertos suelen aconsejar que se presente la declaración individual, ya que la reducción es mayor que si se realiza de manera conjunta: 8.950 euros (5.550 más 3.400 por unidad familiar) frente 11.100 euros (5.550 más 5.550).

Deducciones por hijos

Este punto es una ventaja tanto para el matrimonio como para la pareja de hecho, por lo que podría ser un aspecto en tierra de nadie. Si bien, al ser una ventaja para la forma jurídica a la que nos referimos, se incluye en este punto.

Desposarse es cada vez menos habitual en las parejasDesposarse es cada vez menos habitual en las parejas

Las deducciones irían de 1.800 € por el primer hijo, 2000 € por el segundo, 3.600€ por el tercero y de 4.100€ por el cuarto.

Deducciones por la compraventa de inmuebles

Si el matrimonio decide vender su casa después de haber vivido un mínimo de tres años en dicho inmueble no tendrá que devolver las deducciones que se hayan aplicado sobre la compra-venta de ese inmueble hasta el momento. En cambio, una pareja de hecho si tendrá la obligación de devolver lo deducido.

Impuesto de sucesiones

Este tipo de impuesto está regulado mediante la normativa aplicada en cada Comunidad Autónoma. Mientras que en la Comunidad de Madrid y en Castilla y León tan solo los matrimonios con hijos se pueden deducir hasta un 99% de este impuesto, en otras CCAA este factor se está equiparando en las parejas de hecho.

Una pareja de hecho es una opción muy habitual a elegir en vez del matrimonioUna pareja de hecho es una opción muy habitual a elegir en vez del matrimonio

La mejor opción en estos casos es acudir ante la Delegación de Hacienda del municipio donde se resida para informase sobre cómo funciona este beneficio en la comunidad al respecto.

Herencia

Si uno de los cónyuges fallece y se tienen hijos en común, el otro cónyuge tiene derecho a percibir un tercio de la herencia. En el caso de que no existan hijos la herencia se repartirá a partes iguales entre el cónyuge restante y los padres del fallecido.

Además, si no hay testamento y dependiendo del régimen en el que hayan contraído matrimonio, el cónyuge tiene derecho al disfrute de la mitad de los bienes del fallecido.

Pensión de viudedad

Si uno de los miembros del matrimonio fallece, el otro tiene derecho a recibir una pensión de viudedad, mientras que haya existido un año de matrimonio.

Ahora, las parejas de hecho también tienen la opción de acceder a este beneficio, pero deben de cumplir una serie de requisitos, como acreditar cinco años de convivencia.

Consultar a un especialista antes de casarse es una buena opciónConsultar a un especialista antes de casarse es una buena opción

Asistencia sanitaria

Los casados tienen el derecho automático de disfrutar de una asistencia sanitaria derivada de la cartilla del otro. En cambio, para la pareja de hecho es necesario acreditar al menos un año de convivencia.

Ley de Arrendamientos Urbanos

En el caso del fallecimiento de uno de los cónyuges el otro tiene derecho a la prórroga del contrato de la vivienda. En el caso de una pareja de hecho, deberán de existir al menos dos años de convivencia entre ambos. No obstante, este último requisito desaparece si existen hijos en común.

Inconvenientes

Si queremos formalizar nuestro amor mediante una boda civil debemos meditarlo muy bien, ya que disolverla no es tan sencillo como lo es una pareja de hecho o una simple convivencia. Por ello, aunque existan muy pocos inconvenientes para acudir al Ayuntamiento a registrar nuestra pareja debemos tener muy presentes este factor, puesto que aunque sea único es de mucho peso.

Artículos recomendados

Comentarios