Menú
Cómo hacer la lista de invitados a tu boda sin pelearte con tu pareja
BODA SIN PELEAS

Cómo hacer la lista de invitados a tu boda sin pelearte con tu pareja

La lista de invitados, invitaciones, viaje de luna de miel, la música... muchas son las cosas que hay que organizar en una boda. Te contamos cómo planear quién va y quién no.

El día de tu boda deberá ser el día más importante de tu vida. Pero para que realmente sea un día bonito, los preparativos deberán ser también calmados y que te hagan tener un bonito recuerdo de la planificación. Es posible que sientas momentos de estrés y ansiedad en algunos momentos, pero merecerá la pena. Aunque hay un momento que quizá pueda ser más peliagudo: la lista de invitados.

La lista de invitados puede ser un motivo de discusión con tu pareja y es necesario que evitéis que esto ocurra para no genera conflictos indeseados. Si quieres hacer una lista de invitados sin pelearte con tu pareja pero que también se respeten tus decisiones y tu criterio, sigue leyendo.

 Es posible que sientas momentos de estrés pero merecerá la pena Es posible que sientas momentos de estrés pero merecerá la pena

Hacer la lista de invitados de tu boda sin conflictos con tu pareja

La regla de los tercios

Esto es justo para los dos y además os hará evitar discusiones. Lo ideal es tener un tercio de los invitados para tu familia, un tercio de los invitados para su familia y una tercera parte para amigos o personas del trabajo. Aunque no lo sigáis al pie de la letra será un buen punto de partida para comenzar a hacer la lista de forma justa sin discusiones.

Esto se puede complicar si su familia paga mucha parte de la boda, ya que sentirán que tienen derecho a escoger a quienes ellos quieran para que invitéis (y es normal). Pero si sois vosotros los que pagáis la factura íntegra de la celebración, entonces solo será decisión vuestra.

Los compañeros del trabajo

Siempre existirá el dilema, compañeros de trabajo: ¿sí o no? Es cierto que ya es suficiente que los veas cada día como para verles también en el día de tu boda... Pero quizá haya compañeros de trabajo que se hayan convertido en amigos fieles. En este sentido, se puede escoger a algunos en concreto, pero sin pasarse demasiado con el número de invitados. Y si piensas que hay personas que se pueden molestar... Pues con no invitar a nadie del trabajo se acaba el problema. ¡Puede ser una regla que deberán respetar!

Evitar las invitaciones por compromiso

Haced una lista de personas realmente importantes en vuestras vidas y otras personas, de esas que no os felicitan ni el cumpleaños. Descubrid quienes son las personas que realmente importan en vuestras vidas y descartad al resto. Invitar por cumplir nunca es buena opción, porque tendréis que pagar su cubierto y no esperes que te den una buena cantidad de dinero o un buen regalo si no tienen contigo una relación estrecha. No hay discusión, haced criba de quienes no os aportan nada en vuestra vida porque tampoco os aportarán nada en vuestra boda.

Poned un número máximo de invitados

Para que la boda no se os vaya de las manos, es necesario que pongáis un número máximo de invitados. De esta manera además de saber a cuántas personas podéis invitar, también os ayudará para poder tener una idea del presupuesto que tendréis disponible para la boda. Así os podréis ceñir al presupuesto y la lista de invitados, también.

 Para que la boda no se os vaya de las manos, es necesario que pongáis un número máximo de invitados

Para que la boda no se os vaya de las manos, es necesario que pongáis un número máximo de invitados

Esto acabará con las discusiones porque os estaréis centrando en la realidad... Y cuando no se puede invitar a más personas, simplemente, no se puede.

La regla de no discutir

También es buena idea que acordéis como pareja que os amáis y os vais a casar, que la lista de invitados no sea un problema para vosotros, es decir, que no discutáis por esto. Es necesario que ambos respetéis la opinión del otro y que se lleguen a acuerdo y soluciones donde tanto uno como otro se sienta bien con la decisión tomada finalmente. Es vuestra boda, es vuestro día y lo último que queréis entre la lista de invitados son personas que no os aportan nada.

Artículos recomendados

Comentarios