Menú
Ver porno en pareja: ¿Acierto o error?
Ver porno en pareja: ¿Acierto o error?

PLACER PARA DOS

Ver porno en pareja: ¿Acierto o error?

El porno no tiene por qué ser algo en solitario, cada vez más personas deciden verlo con su pareja. Esto tiene tanto pros como contras.

El porno es algo que ha existido siempre y que, aunque sigue siendo un tema tabú para la sociedad del siglo XXI, todo el mundo ha visto este tipo de vídeos en algún momento de su vida. Es común que el porno sea algo de la intimidad de cada persona ya que los gustos varían, al igual que las veces que cada persona decide ver este tipo de contenido, ya sea a través de revistas, películas o páginas web X. Pero, ¿y sí nos entra la curiosidad por ver pornografía con nuestra pareja? Este tema puede ser mucho más tabú que el porno en sí, pero también puede resultar una experiencia bastante placentera.

La sociedad nos ha enseñado desde pequeños que ver contenido pornográfico es algo 'inmoral', especialmente si eres mujer. Además, parece que esta clase de conductas es un tema que debe de quedarse en la intimidad de cada persona y de ahí no puede salir. Pero, según un artículo que publicó la revista Scientific American, los hombres que han 'confesado' a sus parejas que ven porno se sienten más cómodos durante sus relaciones sexuales y se ha visto incrementada la confianza entre ambos. Además, este mismo artículo también confirma que, actualmente, las mujeres están mucho más 'abiertas de mente' a la hora de ver porno en pareja con el objetivo de tomar ideas, ya sean posturas o lugares que pueden hacer que la llama sexual no se apague.

Las parejas pueden probar a ver porno juntas y disfrutar a la vezLas parejas pueden probar a ver porno juntas y disfrutar a la vez

Como se ha explicado en anteriores artículos, cuando existe un acuerdo mutuo entre la pareja a la hora de ver pornografía esto suele tener un efecto positivo, ya que mejora la comunicación sexual, ayuda a ampliar el repertorio sexual de cada uno de ellos, rompe con la monotonía y hace que se tenga una mayor imaginación a la hora de practicar posturas, cambios de roles o encontrar nuevos escenarios para el acto sexual.

A continuación, tras haber contado algunos de los beneficios de este tipo de prácticas os vamos a explicar algunos pros y contras que tiene el ver contenido pornográfico en pareja ya que, como bien se sabe, no todo es siempre del color de rosas.

Pros de ver porno en pareja

Algunas de las razones para ver porno en pareja e incluirlo, de manera moderada, en la pareja son:

Ver porno en pareja puede tener muchas ventajas para la parejaVer porno en pareja puede tener muchas ventajas para la pareja
  • Hablar sin tabúes. Ver porno juntos no solo te ayudará a descubrir cosas nuevas sobre tu pareja y sus gustos, sino que además te va a permitir romper con ese muro de vergüenza por ver este tipo de contenido en tu intimidad. Incluso, puede darse el caso de que tras hacer esto juntos os deis cuenta de que tenéis gustos mucho más parecidos de lo que creíais y que no os atrevíais a confesar.
  • Aumento del deseo sexual. Según algunos expertos, ver pornografía estimula el cerebro de una manera parecida a cuando vemos una película de miedo; la única diferencia es que, en vez de sentir miedo, esto hará que tu apetito sexual crezca, al igual que el de tu pareja. Para que esto suceda, primero debes de romper con el estereotipo de que el porno solo sirve para masturbarse o fantasear cuando estás en solitario.
  • Inspiración. Incluir nuevas ideas sexuales dentro de la relación, como es el ver porno en pareja, hará que descubras un universo muy amplio y te incitará a probar cosas nuevas, las cuales pueden ayudar en relaciones largas que hayan caído en la monotonía.

Contras de ver porno en pareja

El psiquiatra y sexólogo Javier Sánchez nos informa que "la exposición continuada a imágenes de contenido abiertamente sexual produciría en el hombre un patrón de tolerancia (es decir, necesidad de incremento de la dosis para generar la misma respuesta) similar al que produce el alcohol u otras drogas que actúan sobre la dopamina y la oxitocina. Como resultado, se perdería interés por cualquier estímulo procedente de la pareja habitual, buscándose estímulos más y más novedosos y/o potentes".

A partir de esto, algunas de las razones dadas por expertos para no introducir este tipo de contenidos en la vida sexual son:

Es cierto que ver porno en pareja también puede tener algunos contrasEs cierto que ver porno en pareja también puede tener algunos contras
  • Sobreestimulación mental. El consumo continuado y poco moderado de consumir porno en pareja puede hacer que el porno sea el estímulo principal, lo que es un futuro puede causar una dependencia hacia esto y va a producir que no haya erección sin un estímulo visual pornográfico.
  • Falsas ideas sobre el sexo. Como bien sabemos, el porno se centra, principalmente, en la penetración, dejando de lado los preliminares. Esto provoca que los hombres no les dediquen el tiempo suficiente a los juegos anteriores al sexo y tengan la concepción del sexo como algo que solo implica la penetración, que tiene que ser rápido y fácil. Esto causa que muchas mujeres no sean capaces de excitarse con tanta rapidez como su parejas y que la falta de lubricación cause dolor e, incluso, incapacidad para llegar al clímax.
  • Sentimientos de insatisfacción. Este tipo de contenido genera expectativas poco realistas en el desempeño sexual tanto de hombres como de mujeres, debido a la comparación del propio cuerpo o el de la pareja. Por otro lado, la forma de actuar de muchos actores no tiene nada que ver con la forma en la que suele desarrollarse el sexo en la vida real. Esto puede acabar provocando, en gran mayoría, un sentimiento de frustración e inseguridad en el hombre. Además, esto puede derivar en un miedo al fracaso y a una presión en cuanto al rendimiento, que acabará por producir una dificultad en lo relacionado con las relaciones sexuales e, incluso, pudiendo llegar a desarrollar disfunciones sexuales, como serían la disfunción eréctil, la eyaculación precoz o anorgasmia.
  • Causa Egoísmo. Muchos piensan solo en recibir, no en dar el mismo placer a sus parejas, lo que hace que se promueva el egoísmo y el placer inmediato
  • Degrada a las mujeres. Cuanto más porno ve un hombre, más probable es que quieran que las mujeres sean sumisas a ellos.
  • Percepción de la mujer. Cambia la manera en que los hombres ven a las mujeres, pues pasan de verlas como un sujeto que también participan en la relación sexual a verlas como objetos.
  • Adicción a este tipo de contenido. Una persona que se vuelve adicta a la pornografía presenta una pérdida de interés o deseo sexual hacia su pareja.
Te puede interesar