Menú
Cómo llegar al orgasmo femenino
Cómo llegar al orgasmo femenino

CONCÉNTRATE

Cómo llegar al orgasmo femenino

No hay una técnica específica para lograr el orgasmo, pero sí que hay ciertas cosas que no debes olvidar si quieres alcanzar esos doce segundos de gloria.

Varias claves te ayudarán a alcanzar fácilmente el clímax Varias claves te ayudarán a alcanzar fácilmente el clímax

Aunque no existe una fórmula secreta para alcanzar el orgasmo, sí que existen ciertos trucos que nos van a facilitar alcanzar el clímax durante la relación sexual y disfrutar, así, de unos segundos de placer incomparable. Te los contamos:

Los preliminares y la estimulación del clítoris

Ya sabemos que a los chicos les da bastante pereza todo lo que tiene que ver con preliminares pues prefieren el 'aquí te pillo aquí te...' Pero nosotras los necesitamos de cara a lograr el ansiado orgasmo. De hecho, los expertos aseguran que las mujeres necesitamos unos veinte minutos de calentamiento (juegos preliminares) para que nuestro cuerpo esté excitado y listo para el orgasmo.

Eso sí, controla tu mente porque el objetivo es lograr el orgasmo durante la penetración y no antes. Así que, relájate y disfruta pero sin dejarte llevar por completo antes de que la relación sexual haya comenzado.

Sólo el 25% de las mujeres alcanzan el orgasmo vaginal

Encuentra la postura adecuada y concéntrate

Siempre será más fácil que alcances el orgasmo desde una postura placentera y que estimule tu punto G que desde una postura en la que te canses mucho y no estés especialmente cómoda. En este sentido, el libro del Kamasutra es un must-have en tu estantería. De todos modos, si aún no lo tienes, podemos aconsejarte algunas posturas en las que sea él quien lleve el control.

Busca la postura adecuada Busca la postura adecuada
La penetración vaginal por detrás es una de las más efectivas cuando se trata de alcanzar el orgasmo porque el pene "golpea" el punto G. Por ello, la postura del perrito y la tabla de surf inversa siempre están dentro de las favoritas de las chicas. Ahora bien, si a ti te excita llevar el control, haz que él se tumbe boca arriba, siéntate sobre su pene y haz movimientos circulares y pendulares hacia delante y hacia atrás buscando siempre la estimulación de tu clítoris. Cuanto más despacio lo hagas (sin pasarse), el placer será más intenso.

La concentración es la clave. Nunca llegarás al orgasmo si estás pensando en qué verguenza que te esté viendo la celulitis, en lo desordenada que tiene tu chico la habitación o en la bronca que tuviste ayer con tu mejor amiga. En serio, nunca. Por ello, debes hacer el esfuerzo de centrar toda tu atención en lo que está pasando en ese momento. Puedes cerrar los ojos si eso te ayuda a recrearte aún más y hacer que alcances el orgasmo.

Exagera y déjate llevar por las fantasías

Ya sabes que los psicólogos dicen que es bueno sonreir aún cuando no tenemos motivos para ello pues la sonrisa envía mensajes positivos al cerebro y acaba por mejorar nuestro humor. Pues con el sexo ocurre lo mismo. Si te cuesta concentrarte y llegar al orgasmo, prueba a exagerarlo todo un poco para meterte en la "escena". Jadea, gime, muévete más, aráñale la espalda, agárrate a las sábanas o el cabecero de la cama... todo esto hará que te excites más y, muy probablemente, que llegues al orgasmo.

Podéis incluir juguetes sexuales como el vibrador para disfrutar más

Si sigues estos consejos, verás como pronto logras esos diez segundos de placer intenso. Recuerda que en el sexo no está todo escrito, así que deja volar tu imaginación y experimenta con tu chico hasta que consigas llegar al orgasmo. Merece la pena.

Te puede interesar