Menú
Mi pareja es adicta al sexo, ¿qué puedo hacer?
Mi pareja es adicta al sexo, ¿qué puedo hacer?

ADICCIÓN AL SEXO

Mi pareja es adicta al sexo, ¿qué puedo hacer?

Si tu pareja es adicta al sexo y no sabes muy bien que hacer sigue los consejos de este artículo y verás como todo va a mejor.

Hay parejas que pueden tener problemas emocionales por falta de sexo, ya sea porque no hay poco tiempo por culpa de las responsabilidades habituales o por otros motivos. Pero también es posible que en una pareja haya problemas por culpa de que un integrante de la misma sea adicto al sexo. La adicción al sexo es mucho más que querer mantener relaciones sexuales cada día. Es una relación obsesiva con pensamientos, fantasías sexuales o actividades que una persona tiene al pensar en las consecuencias adversas.

Estos pensamientos, fantasías o actividades ocupan una cantidad desproporcionada de 'espacio psíquico' en las personas lo que resulta un desequilibrio en el funcionamiento general de la persona en otras áreas importantes de la vida como el trabajo o el matrimonio. La angustia, la vergüenza y la culpa sobre estos comportamientos erosionan la débil autoestima de la persona adicta al sexo.

La adicción sexual puede ser conceptualizada como un trastorno de la intimidad y se manifiesta como un ciclo compulsivo de preocupación, ritualización de la conducta sexual e incluso se puede manifestar como desesperación sexual. Es fundamental que la persona sea capaz de darse cuenta que tiene un problema o trastorno para poder buscar una solución lo antes posible, antes de que se convierta en un problema mucho mayor.

¿Por qué se produce la adicción al sexo?

Normalmente esto tiene raíz en el fracaso de apego en los cuidadores primarios de la persona afectada. Es una forma de mala adaptación para compensar la falta de unión temprana. La adicción es una representación simbólica de las relaciones disfuncionales inconscientes que están profundamente arraigadas con uno mismo y con los demás.

Es importante saber por qué se produce la adicción al sexoEs importante saber por qué se produce la adicción al sexo

Si bien la definición de la adicción al sexo es la misma que para otras adicciones, la compulsión sexual se distingue de otras adicciones en que el sexo implica nuestros más íntimos deseos inconscientes, necesidades, fantasías, temores y conflictos. Una persona adicta al sexo igual que ocurre con otras adicciones, aunque esté en tratamiento es posible que tenga una recaída. Actualmente no hay un diagnóstico para la adicción al sexo, aunque se han desarrollado algunos criterios generales para entenderlo mejor.

Criterios que confirman la adicción al sexo

Si una persona cumple tres o más de estos criterios, él o ella podría ser considerado un adicto al sexo:

  • Fracaso recurrente de resistir los impulsos sexuales con el fin de participar en comportamientos sexuales compulsivos.
  • Participar con frecuencia en esos comportamientos en mayor medida, o durante un período de tiempo más largo de lo previsto.
  • Deseo persistente o esfuerzos infructuosos para detener o controlar esos comportamientos.
  • Preocupación por el comportamiento sexual o actividades preparatorias.
  • Dejar de lado responsabilidades habituales por participar en comportamientos sexuales.
  • Continuación de la conducta a pesar de los problemas sociales, económicos, psicológicos, o maritales recurrentes causados por el comportamiento.
  • Renunciar o limitar las actividades sociales, laborales o recreativas debido al comportamiento.
  • Sentir angustia, ansiedad, inquietud o irritabilidad si no pueden participar en el comportamiento deseado.

Cómo saber si tu pareja es adicta al sexo

No es sencillo saber si tu pareja es adicto al sexo o si tiene algún tipo de adicción. El adicto puede ocultar la conducta adictiva para no mostrar las señales que podrían delatarle, pero en ocasiones esta ocultación puede darte pistas. Deberás estar atento/a a estas conductas sospechosas:

Hay algunos aspectos claros que no dejan duda sobre la adicción al sexoHay algunos aspectos claros que no dejan duda sobre la adicción al sexo
  • Te miente sobre las cosas que está haciendo
  • Se queda hasta tarde para ver Internet o la televisión de forma continua
  • Se aísla y no te informa de lo que hace
  • Controla demasiado la actividad sexual o tiene frecuentes cambios de humor antes o después del sexo
  • Exige cosas en el sexo, sobre todo el tiempo que debe durar o donde quiere mantener relaciones sexuales
  • Se enfada si alguien muestra preocupación sobre la pornografía
  • No ofrece una buena comunicación en pareja cuando mantiene relacione sexuales
  • Carece de intimidad antes, durante y después del sexo. No mantiene una verdadera intimidad emocional en la relación de pareja
  • Le cuesta relacionarse con otros
  • Llama a números extraños
  • Suele ver con frecuencia vídeos pornográficos a solas o acompañado, pero necesita hacerlo asiduamente
  • Se siente deprimido
  • No dice la verdad
  • Oculta la pornografía por miedo de ser descubierto
  • Apenas tiene amigos del mismo sexo
  • Usa humor sexual a menudo
  • Cuando ve pornografía o practica sexo consigo mismo siempre tiene una buena excusa para hacerlo

¿Qué hacer si tu pareja es adicta al sexo?

Si tu pareja es adicta al sexo es probable que sientas la necesidad de hacer algo al respecto. La verdad es que es un problema que puede acabar con cualquier relación de pareja si no se tienen en cuenta ciertos puntos de unión. Las parejas que descubren que sus parejas son adictas al sexo e incluso que han sufrido alguna infidelidad a causa de esto, pueden sentirse enfadados, traicionados y desconfiar de la pareja. Además, también se pueden sentir profundamente heridos o confundidos.

Hay personas que cuando descubren que sus parejas son adictas al sexo deciden permanecer en la relación y ayudar a su pareja para mejorar la situación y ser capaces de restablecer de nuevo la confianza y la comodidad en pareja. Si la persona que es adicta al sexo muestra motivación para iniciar un proceso de auto-examen, entonces quizá se pueda mejorar la situación de pareja. En estos casos es necesario acudir a un profesional que esté especializado en adicciones y así tratar la adicción sexual. Es importante recordar que si decides mantenerte al lado de tu pareja deberás ser amable, paciente e indulgente contigo mismo y con tu pareja.

Recuerda que no hay una manera fácil o correcta de manejar algo tan difícil como un problema de adicción al sexo. Nadie se recupera de la adicción al sexo de forma perfecta o todo se borra y se olvida. Pero muchas parejas son capaces de superar los problemas y permanecer juntos para superar estos hábitos autodestructivos si ambas partes se comprometen a cambiar y a buscar apoyo exterior, honrando el amor del uno hacia al otro. En cambio, si piensas que la confianza no puede ser restaurada, deberás valorar si realmente merece la pena si quieres permanecer o no en esa relación.

Te puede interesar