Menú
¿Qué es la hipersexualidad?
¿Qué es la hipersexualidad?

HIPERSEXUALIDAD

¿Qué es la hipersexualidad?

La hipersexualidad es una enfermedad que afecta tanto a hombres como a mujeres y se relaciona con una conducta obsesiva con acto sexual.

La hipersexualidad, también conocida como ninfomanía en el caso de las mujeres y satiriasis en el caso de los hombres, se puede considerar una adicción al sexo, la OMS (Organización Mundial de la Salud) lo define como un exceso del impulso sexual.

La persona que lo padece siente una necesidad de mantener relaciones de manera urgente. Esta afección es considerada una patología cuando dicha obsesión por el sexo afecta tanto a nivel emocional, como social, laboral, etc; es decir, afectando de manera directa en varias áreas de la vida de la persona e interfiriendo negativamente en ellas.

¿Cuáles son las causas de la hipersexualidad?

No existe una sola causa que provoque que una persona empiece a ser hipersexual o adicta al sexo, muchos expertos afirman que dicha afección puede venir dada por varios motivos, entre los cuales podemos encontrar:

  • Debido a un trastorno de la estructura cerebral, como puede ser por ejemplo una afección en la glándula suprarrenal, la cual se encarga de producir la adrenalina.
  • Debido a una alteración en las hormonas sexuales, que conlleva una producción de más libido lo que aumenta el deseo sexual.
  • Debido a padecimiento de algún trastorno mental, el cual incluye en sus síntomas dicho comportamiento de obsesión con la sexualidad y las relaciones.
  • El consumo de fármacos o sustancias inapropiadas puede provocar hipersexualidadEl consumo de fármacos o sustancias inapropiadas puede provocar hipersexualidad

  • Debido al consumo de fármacos, los cuales pueden llegar a causar hipersexualidad.
  • Debido al consumo de sustancias, las cuales provocan excitación y aumento de la libido.

¿Quién puede padecer hipersexualidad?

Generalmente las personas que padecen esta adicción o este trastorno suelen llevarlo en secreto, no hablar de ello y ocultárselo a los demás, ya que en la sociedad actual está mal visto este tipo de comportamiento, siendo el sexo un tema tabú.

Por ello es difícil hablar de un porcentaje exacto, pero afecta a más personas de las que pensamos, mayoritariamente a hombres. Los especialistas hablan de que ciertos rasgos de la personalidad pueden hacer que una persona tenga más probabilidades y esté más predispuesta a padecerlo que otra. Algunos de estos rasgos pueden ser:

  • Personas con estrés o ansiedad.
  • Personas con bajo control en sus emociones, en sus impulsos, etc.
  • Personas con una baja tolerancia a la frustración, a las cuales les cuesta gestionarla y no saben cómo actuar ante los problemas.
  • Personas que padecen otro tipo de adicción, como puede ser: adicción al juego, adicción a las drogas.
  • Personas con problemas de la personalidad, las cuales tengan un comportamiento muy impulsivo y sin ser conscientes del peligro, como por ejemplo personas con trastorno de la personalidad limite, bipolar y personas con trastornos alimenticios, entre muchos otros.

La persona que sufre hipersexualidad tiende a avergonzarse de sus actosLa persona que sufre hipersexualidad tiende a avergonzarse de sus actos

Cabe destacar que la persona que padece hipersexualidad, generalmente tiene sentimiento de culpa a la vez que carencias afectivas, por ello se aferran al sexo como fuente de afecto, satisfaciendo momentáneamente dicha necesidad. Por norma general una persona hipersexual tiene una distorsión en el concepto de lo bueno y lo malo, lo mucho y lo poco, no sabiendo diferenciar en muchos casos.

¿Qué señales pueden observarse en una persona que padece hipersexualidad

A la hora de identificar o diagnosticar si una persona es hipersexual o no, es importante fijarse y prestar atención a su comportamiento, ya que la mayoría de las personas con hipersexualidad muestran ciertas señales que nos facilitan su identificación. Algunas de estas señales o de dichos comportamientos son:

  • Aumento notable de la libido o del deseo sexual.
  • Disminución de la satisfacción que obtienen al llevar a cabo una relación sexual. Por este motivo cada vez aumenta su obsesión y buscan compulsivamente llevarlas a cabo, en muchas ocasiones incluso con personas desconocidas, yendo a citas a ciegas, con personas que conocen en una fiesta de noche o por redes sociales, etc.
  • Usan su cuerpo y el de los demás como objeto.
  • Dificultad para alcanzar el clímax.
  • Mantienen un comportamiento obsesivo con la masturbación, llegando incluso a masturbarse en público, buscando la satisfacción sexual.
  • Ven de manera reiterada pornografía.

¿Qué consecuencias negativas puede tener la hipersexualidad ?

Las consecuencias de padecer una adicción al sexo, van más allá de lo emocional y psicológico, afectando directamente a la salud física de la persona, incluso a las personas de su alrededor, sobre todo si se mantiene una relación amorosa con dicha persona.

Algunas de las consecuencias que puede tener a nivel psicológico son:

  • Dificultad o impedimento a la hora de mantener relaciones afectivas, llegando incluso a afectar en el ámbito laboral, familiar, a su relación de pareja, etc. Incluso en ocasiones creando problemas económicos, debido al abuso de prostíbulos, compras excesivas de productos sexuales, llamadas a líneas eróticas, etc.
  • Aislamiento social por miedo a ser juzgado.
  • Disminución de la autoestima.
  • Como bien hemos dicho antes, desencadenamiento en otras adicciones, como pueden ser el juego, el consumo de sustancias, la compra compulsiva, etc.
  • Incapacidad de controlar el deseo sexual.

Algunas de las consecuencias que puede tener a nivel físico son:

  • Problemas en los genitales, debido a la alta actividad sexual, al excesivo roce, etc. Como por ejemplo: desgarros vaginales o anales, fracturas o heridas entre otros muchos. Las zonas más afectadas suelen ser la próstata y la uretra.
  • Enfermedades sexuales, provocadas por actos sexuales con personas desconocidas.
  • Embarazos no deseados.
  • Alteraciones del apetito y de los ritmos del sueño.
  • El apetito y el sueño se pueden ver alterados por causa de la hipersexualidadEl apetito y el sueño se pueden ver alterados por causa de la hipersexualidad
    El apetito y el sueño se pueden ver alterados por causa de la hipersexualidad

  • Náuseas o mareos.
  • Episodios de ansiedad, irritabilidad o estrés.

¿Cómo se puede superar la hipersexualidad?

Por todas estas consecuencias, es importante detectar a tiempo si una persona es hipersexual. Generalmente las personas que padecen de esta afección intentan superarla por si solas. No obstante esto puede llegar a ser realmente complicado.

Por ello se aconseja que si se cree que se puede estar padeciendo de hipersexualidad o si conoce de alguien que lo padezca, acuda a un especialista, ya sea a un psicólogo o a un sexólogo. En muchas ocasiones este proceso suele ser largo, abarcando varios meses e incluso años de terapia y ayuda, dependiendo mayoritariamente de la intensidad de la adicción, de la predisposición de la persona a superarla, de su capacidad de gestionar la frustración, de si tiene más adiciones o no, etc.

Otra alternativa puede ser acudir a un grupo de apoyo y hablar con personas que estén pasando por la misma situación, ya que de este modo la sensación de no ser comprendido no está presente y entre todos puede generar una relación de ayuda. No obstante se recomienda complementar ambas, para que sean más efectivas y el tiempo de recuperación disminuya.

Te puede interesar