Menú
Misofilia: descubre la filia de la atracción sexual por la ropa sucia
FILIAS EXTRAÑAS

Misofilia: descubre la filia de la atracción sexual por la ropa sucia

Hay gran cantidad de filias sexuales que seguro que aún desconoces. La misofilia puede ser una de ellas, por lo que si quieres conocer lo que es no dudes en leer el artículo.

En psicología, la palabra filia se utiliza para referirse a la atracción que siente una persona hacia determinadas situaciones o realidades. Sin embargo, la palabra filia puede utilizarse entre realidades o situaciones normales o patológicas. Además, el término filia es un antónimo de la palabra fobia, ya que esta última hace referencia a los miedos que siente una persona.

Existen muchas filias relacionadas con patologías. Algunos ejemplo de estas son:

- Algofilia: cuando una persona siente atracción por sentir dolor.

- Belonefilia: cuando una persona se siente atraída por las agujas o por pincharse.

- Emetofilia: cuando una persona siente atracción por el acto de vomitar.

Hay numerosas filias sexual y cada persona tiene sus gustosHay numerosas filias sexual y cada persona tiene sus gustos

No todas las filias son consideradas patológicas. No obstante, muchas filias pueden cruzar la línea de lo normal a lo patológico. Dentro de este grupo, se incluyen las parafilias, que consisten en la afición o atracción por prácticas sexuales intensas y poco convencionales.

¿En qué consisten las parafilias?

Como se ha mencionado anteriormente, la parafilia es una afición en el que se incluyen objetos, partes del cuerpo o actividades con el fin de buscar y encontrar el placer, mientras se practica sexo. Las personas que sufren parafilias no encuentran placer sólo con el acto sexual o la copulación, ya que necesitan añadir o dar protagonismo a otras cosas que complementen o sustituyan el coito.

Algunas parafilias conocidas son:

- Fetichismo: consiste en la necesidad que siente una persona de utilizar objetos durante las relaciones sexuales para poder excitarse. Los fetichismos más conocidos son la atracción por los pies o zapatos de tacón.

- Asfixiofilia: consiste en la excitación que experimenta una persona cuando estrangula a su pareja durante el acto sexual sin provocar daño.

- Necrofilia: se trata de una práctica sexual con cadáveres que produce placer y excitación en la persona que lo realiza.

- Sadomasoquismo: consiste en el sentimiento de atracción y en la búsqueda de placer al someter a la otra persona o al ser sometidos antes o después del acto sexual.

Una de las parafilias es el fetichismo, por ejemplo llevar los tacones puestos durante el acto sexualUna de las parafilias es el fetichismo, por ejemplo llevar los tacones puestos durante el acto sexual

Estas son sólo algunas de las parafilias que existen y es posible que sean de las más conocidas. Sin embargo, en este artículo nos vamos a centrar en una parafilia que puede ser menos conocida pero es un comportamiento sexual que tienen muchas personas en la actualidad. Esta parafilia responde al nombre de misofilia.

¿Qué es la misofilia?

Es un tipo de parafilia que se centra en la atracción o afición sexual por la ropa sucia. Sin embargo, este tipo de parafilia puede estar relacionada con otras más específicas que tienen que ver con la suciedad, como las siguientes:

- Emetofilia: excitación experimentada por el vómito.

- Urolagnia: atracción por la orina.

- Salirofilia: excitación a través de ensuciar el objeto de placer.

- Coprofilia: atracción por incluir en el sexo heces fecales.

- Menstruofilia: excitación sexual hacia mujeres que tienen el período o menstruación.

La misofilia es un comportamiento que tiene que ver con el sexo y la utilización de ropa suciaLa misofilia es un comportamiento que tiene que ver con el sexo y la utilización de ropa sucia

La misofilia es un comportamiento que tiene que ver con el sexo y no se considera un acto anormal ya que no genera daños y suele llevarse a cabo a través del acuerdo de las personas que realizan el acto sexual. El placer que se obtiene es por medio de objetos o prendas sucias, normalmente ropa íntima. La persona que se siente identificada con la misofilia encuentra el placer saboreando, masticando, oliendo, tocando o vistiéndose con prendas sucias y esta práctica puede realizarla en compañía o soledad.

Ventajas e inconvenientes

La ventaja de este comportamiento sexual es la tranquilidad que puede sentir una persona a la hora de tener relaciones sexuales sin haber lavado o cambiado la ropa interior antes. Si tu pareja se siente identificada con la misofilia no dará importancia a la suciedad acumulada, incluso la valorará.

Este hecho puede reducir la angustia por no llevar puesta ropa limpia. Además, otra de las ventajas es poder compartir esta parafilia con tu pareja de manera normalizada para poder disfrutar del acto sexual sin tapujos ni miedos.

Esto puede reducir la angustia de no llevar la ropa puesta limpia, pero tiene que ser consensuado en la parejaEsto puede reducir la angustia de no llevar la ropa puesta limpia, pero tiene que ser consensuado en la pareja/cimg]

Sin embargo, uno de los mayores inconvenientes es la posibilidad de contraer infecciones o enfermedades debido al contacto con la suciedad, ya que en ella se acumulan numerosas bacterias que pueden favorecer enfermedades. Otro posible inconveniente es la no aceptación o incomprensión por parte de la pareja de querer incluir en la práctica sexual prendas sucias puesto que puede dar lugar a disputas o a la reducción del acto sexual.

¿Cómo gestionar que tú o tu pareja disfrutéis con la misofilia?

Dentro de las parafilias, ésta en particular es de las más raras o menos conocidas. Al ser una práctica casi desconocida, puede condicionar el juicio de una persona y derivar en prejuicios que desprecien los gustos sexuales de la otra persona.

Además, ante esto las personas que disfrutan con la misofilia pueden cohibirse o esconder sus gustos por miedo al rechazo.Por ello, es habitual que esta filia se comparta con la pareja cuando hay un vínculo de confianza creado y un sentimiento de comprensión recíproco.

[cimg]

Se puede esperar a tener una relación de confianza para practicar estoSe puede esperar a tener una relación de confianza para practicar esto
Se puede esperar a tener una relación de confianza para practicar esto

Si tú disfrutas con la misofilia no tienes por qué esconderte o sentirte avergonzado/a puesto que, como se ha indicado antes, no es un comportamiento anormal y con éste no infliges ningún daño hacia la otra persona. Para gestionar esa afición es importante trabajar antes con uno/a mismo/a y aceptarse. Esto es fundamental para conseguir que la otra persona normalice y acepte tus gustos o preferencias sexuales. Si se considera más adecuado, se puede esperar a tener una relación de confianza con la otra persona para exponer el tema y empezar a incluirlo en el sexo si se desea.

Si es tu pareja la que disfruta con la misofilia debes tener en cuenta que para esa persona puede que no sea fácil transmitir sus preferencias sexuales. Es primordial transmitir comprensión. En tu mano está el querer o no llevar a la práctica sexual este comportamiento. Si de verdad quieres a la persona es importante que ambos intentéis amoldaros. El consentimiento de ambos en cada paso que se dé dentro de la relación es clave para establecer una relación sana.

Artículos recomendados

1 Comentario

Mirian

15/05/2017 13:22

Me parece un poco exagerado lo de la ropa. A mi me gusta oler mis braguitas limpias antes de ponermelas, pero tambien me gusta olerlas al quitarmelas. Podria decir que a la mayor parte de las chicas que conozco, les pasa lo mismo. Sucede lo mismo cuando tengo relaciones con otra chica. Me gusta oler sus braguitas cuando se las quito, antes de soltarlas y, al igual que he dicho sobre las braguitas propias, tambien conozco muchas chicas que lo hacen. A todas las considero personas normales. ¿ Que chica no ha mojado los dedos en sus juguitos cuando se masturba, para olerlos a continuacion?. Es algo parecido a lo de las ropas.

1 0

Responder