Menú
Tengo miedo al pene: causas, tratamiento y consecuencias de la Falofobia
PÁNICO

Tengo miedo al pene: causas, tratamiento y consecuencias de la Falofobia

Si eres incapaz de practicar el coito por miedo al pene, es muy probable que padezcas falofobia.

Es posible que alguna vez hayas escuchado hablar de la Falofobia pero que no sepas exactamente qué es o a qué se debe. La falofobia es el miedo irracional a los penes. Esto no se refiere a las personas que pueden sentir vergüenza por tabúes sociales o culturales al ver un pene, me refiero más a las personas que sienten auténtico miedo al ver un pene tanto si es hombre como si es mujer-.

Algunas personas que tienen miedo al pene se consideran asexuales porque tampoco experimentan atracción sexual de ningún tipo en algunos casos. Muchos pueden considerar que esto sea un temor a los penes pero la falofobia y ser asexual no tiene nada que ver.

La falofobia es más común en mujeresLa falofobia es más común en mujeres

La falofobia es una condición donde la persona experimenta terror extremo con su pensamiento con tan sólo estar expuesto a un pene. Incluso una simple fotografía puede causarles auténtico terror. Aunque también se da en hombres, lo más común es que sean mujeres las que sientan terror hacia el pene cuando sufren falofobia.

Los síntomas de la falofobia

Los síntomas de la falofobia pueden variar de una persona a otra dependiendo de tres factores imprescindibles para poder valorar el grado de fobia hacia el pene: el estado de ánimo, el nivel de terror y las características de personalidad. Algunas personas son más susceptibles al miedo y a las fobias que otros, y esto también es importante considerarlo y tenerlo en cuenta.

Los síntomas generales de la falofobia sin embargo, suelen ser:

- Falta de deseo sexual

- Terror extremo cuando ven un pene

- Sentir ansiedad general o sentirse incómodo cuando se encuentran ante la exposición de un pene

Cuando una persona con falofobia entra en una situación sexual o incluso cuando se menciona la palabra pene en cualquiera de sus derivaciones - podrían causarles sentimientos negativos y de miedo que les provoquen ansiedad y un estado agitado del estado de ánimo.

Solo con escuchar la palabra pene o estar expuesto a uno tienden a agobiarseSolo con escuchar la palabra pene o estar expuesto a uno tienden a agobiarse

Si una persona con falofobia se enfrenta a una situación en la que tiene un pene delante, sentirá mucho miedo e incluso puede sufrir un ataque de pánico completo. Los ataques de pánico, en general son causados por tener altos niveles de miedo y ansiedad marcados por el propio pensamiento.

Los síntomas de los ataques de pánico pueden incluir:

- Dificultad para respirar

- Latidos de corazón rápidos

- Debilidad

- Desmayos

- Mareos

- Sensación de hormigueo

- Entumecimiento en las extremidades

- Sudoración excesiva

- Escalofríos

- Sentimiento extremo de terror o de que va a morir

- Sensación de pérdida de control

- Dolor de pecho como si fuese a dar un infarto

Aunque estos síntomas son los más generales cuando se trata de una fobia, los síntomas de la falofobia pueden variar de una persona a otra. Unas personas pueden tener unos síntomas más leves y otros que se agraven considerablemente.

Las causas de la falofobia

Muy a menudo, las fobias de esta naturaleza suelen estar causadas por un trauma sufrido. Este trauma suele ocurrir generalmente en la infancia, cuando las personas son más susceptibles al miedo y a tener cicatrices emocionales difíciles de remediar, son unas cicatrices que pueden acompañar toda la vida. Una causa muy común que causa falofobia son los abusos sexuales tanto de hombres como de mujeres, personas que conocen bien a los niños como amigos o familia e incluso los miembros de una misma familia.

Una causa muy común que causa falofobia son los abusos sexualesUna causa muy común que causa falofobia son los abusos sexuales

Esto no sólo conduce al temor de los penes, sino también a una grave falta de confianza en relación con los hombres. Esta es también la razón por la que la gente con falofobia carecen de una cantidad significativa de deseo sexual y se les confunde con personas asexuales.

Pero también puede haber otras causas importantes a tener en cuenta y que nada tiene que ver con la causa comentada en los párrafos anteriores. Algunas mujeres pueden sufrir falofobia como trastorno sexual por haber sufrido relaciones sexuales extremadamente dolorosas. Algunas mujeres son incluso alérgicas al semen o al esperma de los hombres, lo que les hace no querer tener contacto alguno con los penes y que incluso, tengan un gran miedo.

También puede ocurrir que hombres homosexuales experimenten dolor en las relaciones sexuales anales u orales con otros hombres y que por este motivo tengan miedo a los penes de otras personas pero no al suyo propio-.

La falta de autoestima o un alto nivel de inseguridad también podrían ser causas de falofobia. Esto provoca que el deseo sexual disminuya en aquellas personas que no tienen una buena opinión de sí mismos y muestran temor ante el pene ?tanto en hombres como en mujeres-.

El tratamiento para la falofobia

Existen muchos tipos de tratamientos que están disponibles para aquellos hombres y mujeres, dependerá del grado de fobia y de cómo afecte a la vida diaria el que se opte por un método u otro en el tratamiento. Existen medicamentos que pueden usarse para tratar la ansiedad y el miedo ante el pene. El tratamiento médico puede también ayudar a los trastornos sexuales o dolorosos tanto en mujeres como en hombres.

Si posees falofobia es recomendable que pidas ayuda a un profesional de la saludSi posees falofobia es recomendable que pidas ayuda a un profesional de la salud

Pero es mucho más común tratar las fobias con terapia y es la opción que las personas que sufren falofobia más deciden hacer diariamente. La terapia puede ayudar a llegar al fondo de las emociones, donde se forma la fobia. También ayudará a comprender esta fobia y a poder tratarla teniendo en cuenta las emociones y las necesidades de la persona que lo padece.

La terapia de choque también es una buena opción de tratamiento, así como la exposición cognitiva-conductual para la desensibilización de las personas o para cambiar la forma en la que reaccionan al estímulo que les provoca la fobia. La terapia social también puede ser útil para mostrar a las personas que no todo el mundo está ahí para hacerles daño y que están a salvo si ellos quieren estarlo.

Si sufres o crees que sufres falofobia es necesario que primero acudas a tu médico para explicarle qué te ocurre y que después, sin dudarlo acudas a tu especialista para que pueda tratarte y que te empiece a ayudar emocionalmente dependiendo de cuáles son tus circunstancias personales y el nivel de fobia que tienes.

Artículos recomendados

Comentarios