Menú
¿Cómo afrontar vuestro primer viaje como novios?
¿Cómo afrontar vuestro primer viaje como novios?
PRIMER VIAJE NOVIOS

¿Cómo afrontar vuestro primer viaje como novios?

El primer viaje en pareja es el mejor modo de medir si lo vuestro tiene futuro. Las vacaciones son la prueba de fuego para los novios, son como un simulacro de lo que puede ser la vida cotidiana juntos, con sus discrepancias, discusiones y peleas por cómo se deja el baño.

Una escapada se ve como un momento de diversión, incluso romántico en los primeros momentos de la relación. Sin embargo se convierte en el momento en que se descubren las primeras imperfecciones o detalles favorables de la pareja.

¿Estás apunto de vivir vuestro primer viaje juntos y no sabes a qué atenerte? ¿No sabes qué hacer para evitar desencuentros? ¿Es mejor comportarse con naturalidad o fingir? No te preocupes, en Bekia te damos las claves para que estas vacaciones sean perfectas y volváis más enamorados de lo que os fuisteis.

Examínate a ti mismo

Todos tenemos nuestras imperfecciones y las sabemos. Antes de poneros en marcha reflexiona sobre cuáles son las tuyas. Una manía, una fobia, una forma de hacer o decir según qué cosas. Algo hay que puede que no te deje en buen lugar.

Una vez tengas localizado qué puede ser tenlo en cuenta para intentar que tenga los mínimos efectos posibles. Si es algo que puedes controlar no es plan de que chafes una relación por algo baladí.

Y prepárate porque si ya has descubierto que tú tienes defectos puedes esperar que tu pareja también los tenga y que puede que este primer viaje juntos sea el momento en que salgan a la luz.

El plan debe salir de la mejor forma posible, escoged conjuntamenteEl plan debe salir de la mejor forma posible, escoged conjuntamente

Tensiones añadidas

Has de tener en cuenta que unas vacaciones de novios, con indiferencia de que sea una escapada o dure varios días, vienen a ser un simulacro de lo que podría ser vuestra futura vida en común. De ahí que existan nervios y tensiones añadidos. Y sin que pase nada extraordinario. Es algo normal.

Los dos querréis que el primer viaje sea perfecto así que es normal que en cuanto algo se salga de lo previsto os pongáis nerviosos y acaben por aflorar miedos e inquietudes. Y cuando digo que algo salga mal me estoy refiriendo a cuestiones tales como haberse olvidado la crema protectora del sol (que puedes comprar en cualquier tienda) hasta perderse siguiendo las indicaciones del GPS.

De ahí que lo mejor sea ir preparado y evitar crear tensiones que son innecesarias con problemas de fondo que en realidad no lo son tanto. Trata de mantener un espíritu positivo durante las vacaciones para que la relación no se resienta.

Muestra tu mejor yo

La actitud con que afrontes este primer viaje es importante. El consejo cuando se inicia una relación es ser sincero, mostrarse tal y como uno es y no tratar de engañar a la otra parte. En vacaciones ha de seguirse el mismo consejo, porque ya hablamos que son un simulacro de una posible futura convivencia.

No trates de engañarle con actitudes o modos de ser que no son habituales en ti, muéstrate tal como eres pero muéstrale tu mejor tú. Todos tenemos días buenos y días malos y no resulta conveniente que la imagen que le quede a tu pareja tras una escapada sea la de uno de los malos.

Relajaos y disfrutar de la escapada, es muy importante que os conozcáis bienRelajaos y disfrutar de la escapada, es muy importante que os conozcáis bien

Situaciones a evitar

Muéstrate abierto a hacer cosas que la otra parte de la pareja proponga, no rechaces cosas de antemano y pregunta siempre antes de dar cosas por supuestas. Para eso son las vacaciones, para explorar y vivir aventuras. Y antes de hacer o decir algo que sepas que puede acabar en discusión respira y cuenta hasta diez.

Una vez dispuesto a mostrar lo mejor de ti piensa en tu pareja y cuáles son aquellas situaciones o temas de conversación que pueden dar al traste con vuestras vacaciones. Me estoy refiriendo a no mentar cuestiones que os hicieron discutir con anterioridad o a cosas que tienen la garantía de acabar en bronca.

Las más habituales son fútbol, política, ex novios -sobre todo si es para hacer comparaciones- o familia política. Ya que es vuestro primer viaje como novios es de esperar que os centréis en vosotros mismos y vuestra relación, así que el trabajo es algo que también puede incluirse en este bloque de conversaciones poco recomendables, sobre todo si alguno de los dos le dedica muchas horas.

Cómo programar el viaje

Lo ideal es que lo hagáis entre los dos, que ninguno imponga cosas al otro o tome todas las decisiones. Si ya no hay acuerdo antes de iniciar las vacaciones es probable que acabe habiendo discusiones mientras las disfrutéis porque esos resquemores acaben por aflorar.

Un viaje corto pero haced lo que más os guste sin poner pegas a las decisiones del otroUn viaje corto pero haced lo que más os guste sin poner pegas a las decisiones del otro

¿Una escapada o un viaje largo? Lo ideal, dado que es la primera vez que os cogéis unos días como novios, es que no dure mucho. Cuantos menos días menos posibilidades de discutir, de caer en el aburrimiento y de no descubrir los fallos del otro. Para esto último siempre hay tiempo.

Según como seáis los dos es mejor planificar al detalle las vacaciones o ir a la aventura. Si tu pareja (o tu mismo) es un obseso del control lo último no va a ser buena idea, advertencia de antemano.

Y está bien que, aunque uno de los dos o ambos conozcáis el destino, hagáis cosas juntos por primera vez, pues eso os afianzará como pareja y creará gratos recuerdos. Ya sea hacer puenting o comer comida vietnamita.

Una escapada de fin de semana o un puente es tiempo de sobra para conocer un poco más en detalle a tu pareja, para saber cómo se comporta a diario y cómo sería convivir con él las 24 horas del día. Es probable que te quedes con ganas de más días. Y eso es un buen indicador.

No tomar decisiones en caliente

Pero si después de un fin de semana juntos no le ves posibilidades a la relación malo. Aún así, y salvo que ocurra una desavenencia muy grande, lo más recomendable no es tomar decisiones drásticas en caliente.

Mejor deja pasar unos días, cuando hayáis vuelto a casa, y plantearle las cosas que te molestaron o esa discusión que evitaste tener. Eso que tan mal te pareció puede haber sido fruto de los nervios del primer viaje o algo que se puede arreglar.

Artículos recomendados

Comentarios