Menú
Razones por las que el machismo también hace daño a los hombres
Razones por las que el machismo también hace daño a los hombres
RESPONSABILIDAD

Razones por las que el machismo también hace daño a los hombres

El machismo reproduce un sistema cultural en el que los hombres tienen privilegios respecto a las mujeres.

En la actualidad cada día más se busca la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos que nos rodean. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer, en unos países del mundo más que otros, para poder llegar a conseguir esta igualdad entre sexos que todos nos merecemos con tal de poder gozar de los mismos derechos y obligaciones sin tradiciones ni pensamientos antiguos que no permitan a las mujeres poder tenerlos igualmente que los hombres.

Aunque hemos avanzado mucho y la mentalidad de las nuevas generaciones no es totalmente igual a la de las anteriores, todavía existen muchos hombres y mujeres que viven aferrados al machismo, algunos siendo conscientes de ello y otros no, y que deben cambiar su modo de pensar si quieren poder adaptarse a la sociedad que les rodea, pero también para poder vivir mejor ellos mismos, puesto que el machismo no solamente hará daño a las mujeres que tengan este modo de pensar, sino también a los hombres que vivan en base a estos ideales.

El machismo forma parte de un sistema que devalúa a la mujer y castiga también las actitudes consideradas femeninas en los hombresEl machismo forma parte de un sistema que devalúa a la mujer y castiga también las actitudes consideradas femeninas en los hombres

Descubre algunas de las razones por las cuales el machismo también hace daño a los hombres, para que puedas comprender porqué es tan importante la lucha feminista y el encontrar la igualdad entre sexos para poder disfrutar todos de una sociedad justa e igualitaria en todos los sentidos que no sea posible.

Conceptos de machismo y feminismo

Lo primero que debemos tener claro es qué significan los conceptos de machismo y de feminismo, puesto que muchas personas puede haber degradado estas palabras y hayan modificado su significado, haciendo que las demás crean que significan algo distinto y no puedan utilizarlas con propiedad. Así pues, el machismo es una actitud que pueden tener, hombres y mujeres, al creer en la superioridad del sexo masculino sobre el femenino, haciendo que hablen y actúen de un modo que degrade al sexo femenino y no muestre el respeto que se merecen las mujeres.

Todas las actitudes machistas se extienden a los ámbitos culturales, económicos y socialesTodas las actitudes machistas se extienden a los ámbitos culturales, económicos y sociales

Por otro lado, el feminismo es una actitud o un movimiento que lucha por la igualdad entre el sexo masculino y el sexo femenino. Es decir, aunque se llame feminismo, procedente de la palabra fémina, no es lo mismo que el machismo, puesto que no considera a las personas del sexo femenino superiores a las del masculino ni actúa de modo que pueda degradarles, sino que se busca la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida.

Entonces, el feminismo no es lo mismo que el machismo, sino que es un movimiento que busca la igualdad entre hombres y mujeres, algo que no tiene porqué perjudicar a los hombres de ningún modo, sino más bien al contrario, que podrá enseñarles que hombres y mujeres merecen el mismo trato y el mismo respeto y que no existe un sexo superior al otro.

La vida es más fácil en igualdad

Muchos hombres quizás tengan miedo de perder el poder que han albergado durante años si se permite que el feminismo triunfe y exista la igualdad de su sexo con el de las mujeres. Afortunadamente, la sociedad está cambiando muy deprisa y cada día hay más hombres que comprenden que la igualdad entre sexos les beneficia. No solamente consiguen que las mujeres puedan tener los mismos derechos que ellos en cuanto al empleo o en la familia, sino que también descubrirán que así podrán pasar ellos también más tiempo con los niños, por ejemplo, teniendo más días de baja por paternidad (al repartirlas con la mujer) o tener mayor responsabilidad en el hogar.

El hecho de que las mujeres trabajen no tiene porqué suponerles un problema para ellos a la hora de encontrar empleo, puesto que la persona más válida será la que obtendrá el puesto laboral siempre que se obtenga con igualdad. Cobrando lo mismo los hombres no tendrán porqué pagar siempre todo, ni sentirse con la necesidad de hacerlo en las citas, sino que ambos podrán repartirse el importe.

El machismo también inhibe a los hombres a mostrar sus sentimientos y ser sensibles, algo considerado como femeninoEl machismo también inhibe a los hombres a mostrar sus sentimientos y ser sensibles, algo considerado como femenino

Emocionalmente, la igualdad de sexos en la sociedad y la eliminación del machismo pueden ayudar a los hombres a poder demostrar sus sentimientos de una manera más abierta. Así pues, comportamientos que siempre se habían considerado femeninos por culpa de pensamientos machistas podrán normalizarse haciendo que un hombre pueda llorar si le apetece, hablar libremente de sus sentimientos o tener aficiones o gustos diferentes al resto de los hombres sin ser tachado de algo que no le corresponda.

Por lo tanto, consiguiendo una sociedad con igualdad de sexos, tanto los hombres como las mujeres podrán disfrutar de la misma libertad, ambos tendrán los mismos derechos y obligaciones y nadie perderá roles de poder ni superioridad, porque estos conceptos no serán necesarios ya que ambos sexos deberán respetarse y quererse con sus cosas en común y sus diferencias. Haciendo que la mujer tenga la igualdad que se merece y ganando con ello por el camino el hombre los beneficios de esta igualdad por parte de la mujer y el vivir de un modo más feliz, sin odio ni diferencias entre seres humanos, independientemente de su procedencia, de que sean hombre o mujer o de sus pensamientos siempre que sean justos e igualitarios.

Te puede interesar

Comentarios