Menú
El dinero y la pareja: claves para un perfecto equilibrio
El dinero y la pareja: claves para un perfecto equilibrio

COMPARTIR Y SINCERIDAD

El dinero y la pareja: claves para un perfecto equilibrio

El dinero es un tema peliagudo en la vida de pareja, tanto que hay personas que prefieren evitarlo, aunque esto pueda dar lugar a crisis y discusiones. La sinceridad, la comunicación y saber compartir son claves.

Claves para manejar el dinero en pareja, ser sinceros y compartirClaves para manejar el dinero en pareja, ser sinceros y compartir

El tema del dinero en la pareja es una moneda de dos caras. Por una parte es algo positivo porque con presupuesto, el caer en la monotonía de la relación es más complicado, pero, por otra parte, el tema del dinero trae consecuencias nefastas para una relación si no se sabe administrar.

En una relación de pareja es muy importante el saber compartir, el dar sin esperar nada a cambio y tener detalles con tu pareja, siempre y cuando sea algo mutuo.

En las discusiones mejor evitar el tema dinero
Sin embargo cuando uno de los miembros da más que el otro, comienzan a surgir los pequeños roces; y cuando estas desavenencias surgen por el tema monetario, la pareja puede terminar muy mal, llegando incluso a la ruptura.

El dinero es algo que ha roto muchas parejas, bien por ser utilizado como arma arrojadiza hasta llegar a la humillación de nuestro novio o novia, o bien por las mentiras y los resentimientos que surgen del uso a escondidas del mismo.

Compartir y sinceridad, la base de una relación

Las claves para una buena salud económica de pareja se asienta en dos pilares fundamentales, la sinceridad y el saber compartir. La sinceridad es la base para cualquier relación ya que sin ella se pierde credibilidad y comienzan a surgir las dudas y los celos.

Un bote común es una buena soluciónUn bote común es una buena solución
Cuando hablamos de temas económicos y surgen mentiras da lugar a pensar en multitud de cosas como infidelidades, vicios ocultos, etc. Algo que al otro miembro de la pareja puede dolerle y que si no se tiene cuidado puede llegar a una crisis de pareja, incluso a la ruptura.

En la actualidad los dos miembros de la pareja suelen tener alguna clase de ingresos, por lo que es importante que cada uno tenga asignado un presupuesto para sus propios gastos, en los que nuestra pareja no pueda inmiscuirse. Esto es muy importante porque de esa forma se consigue una parcela de intimidad, necesaria para que la convivencia en pareja, o el simple hecho de estar con alguien, funcione.

Una asignación particular es bueno para evitar discusiones
El compartir es otro pilar de una relación; cuando se trata de temas de dinero, hay que saber compartir hasta cierto punto. Las dos partes de una pareja han de aportar lo mismo, con un fin determinado: que no surjan los resentimientos, ni las recriminaciones posteriores. Si uno da más que el otro, en un momento de discusión se puede utilizar como ataque y es algo que duele bastante.

Por lo tanto es importante que se compartan gastos y que los gastos que se produzcan se paguen a medias en la medida de lo posible. Otra buena forma de administrarnos es poner un bote común e ir gastando de él, así conseguiremos controlar el dinero, ahorrar y evitar problemas y discusiones.

La tacañería y despilfarrar, un problema de pareja

Ningún extremo es bueno, por ello si nuestra pareja tiene algún problema a la hora de administrar el dinero común, se debe de hablar cuanto antes y abordar el tema de una forma delicada pero sin tapujos.

La tacañería genera desconfianza en la parejaLa tacañería genera desconfianza en la pareja

El despilfarrador no controla las compras, todo es una buena oportunidad para adquirirlo y eso es un problema, porque el dinero de los dos es para gastos comunes aprobados por la pareja. Y si comenzamos a consentir ese tipo de comportamientos luego será más difícil cambiarlos, por lo que es importante comenzar desde cero.

Si el despilfarro es de su presupuesto o de su dinero, no es conveniente meterse, ya que no estaríamos respetando la parcela de intimidad de la que antes hablábamos. Si por el contrario nuestra pareja nos pide opinión o bien dinero, sí se puede hablar de ello, siempre y cuando nos toque. Si no, es mejor dejarlo pasar.

El dinero en común hay que manejarlo entre los dos
El tacaño es el opuesto, es una persona que le cuesta pagar una cena, que solicita justificación por cada gasto, algo que puede dañar la relación, ya que parece que se tenga que rendir cuentas de cada gasto que se haga, produciendo un clima de desconfianza en la pareja.

Consejos para una buena salud monetaria de pareja

Tanto la desconfianza como la invasión del terreno personal y privado de la persona son cosas que debemos evitar, y estos consejos son vitales para una buena salud de pareja en el dinero:

El dinero es clave pero no lo más importanteEl dinero no es lo más importante
1. El dinero tiene el valor que nosotros le damos, y es importante saber darle el valor justo. No hay que obsesionarse y tampoco hay que trivializarlo.

2. Controlar el gasto, ajustándonos a nuestro presupuesto. Un bote común es una ayuda para aquellos que vivan en pareja y que deseen llevar un control para llegar a fin de mes.

3. Tener un presupuesto para gastos particulares cada miembro de la pareja. No todo es compartir, y de esta forma se logra crear un espacio vital privado necesario en la pareja.

4. No mentir en los gastos del dinero, puesto que genera desconfianza y pueden surgir problemas mayores relacionados con celos o discusiones, llevando a dejar la relación en muchos casos.

5. Comunicación. Es clave en la pareja, y para estos temas también, siempre sabiendo que es delicado y que hay que hablarlo con sinceridad y con firmeza. Todo se puede solucionar si se habla con calma.

Siguiendo estos consejos, siendo tolerantes con nuestra pareja, sabiendo compartir y respetar el espacio individual de nuestra pareja, podremos conseguir el perfecto equilibrio para los dos.

Te puede interesar