Menú
El sexo en la menopausia
El sexo en la menopausia
SEXO

El sexo en la menopausia

El sexo tras la menopausia está rodeado de mitos y verdades. Descubre la respuesta a los cambios de tu cuerpo y cómo disfrutar de la sexualidad en tu madurez.

Pareja durante una cena romántica Pareja durante una cena romántica

La menopausia y el climaterio implican una serie de cambios físicos y psicológicos que también tienen repercusión en la vida sexual de cada mujer. En este sentido encontramos dos polos opuestos: mientras que hay mujeres que ven incrementado el placer sexual en esta etapa de la madurez, hay otras a las que el fin de la vida reproductiva y los cambios físicos que acarrea les provocan consecuencias negativas en su sexualidad.

No obstante, las creencias del pasado basadas en el fin del placer sexual tras la menopausia han quedado obsoletas y los mitos al respecto han sido desmentidos. Hacer el amor puede resultar tan placentero a los 20 como a los 60, sólo debes adaptarte a los cambios de tu cuerpo para disfrutar del sexo con plenitud.

El sexo no está reñido con dejar de menstruar
De hecho, ahora que la esperanza de vida femenina supera los 80 años en España, las mujeres pasan cerca de la mitad de su vida adulta en la fase postmenopáusica. No sería lógico e iría en detrimento de su salud renunciar a las relaciones sexuales placenteras durante tan largo periodo de tiempo. Dejar de menstruar no está reñido con hacer el amor.

Deseo y libido en la menopausia

Los avances científicos han demostrado que la menopausia no es la única culpable de la disfunción sexual femenina. Sí es cierto que la libido cambia, pero lo hace en todas las etapas de la vida, no sólo tras la desaparición de la regla. Un gran número de mujeres llega a esta etapa de la vida con el deseo sexual intacto, mientras que otra parte ve descender su apetencia sexual.

Mujer en la menopausia Mujer en edad de menopausia

Las estadísticas apuntan a que casi la mitad de las mujeres mayores de 45 años sufren alteraciones en su deseo sexual. Estos cambios vienen motivados por la falta de estrógenos y por los cambios en los niveles de testosterona que conlleva el fin de la vida reproductiva. En el lado opuesto se encuentran aquellas que incrementan sus ganas de hacer el amor al liberarse de los temores al embarazo y otras preocupaciones.

Sexo y menopausia: cambios

La sequedad vaginal se encuentra entre los problemas más comunes derivados de la menopausia y el climaterio. El descenso de la lubricación puede provocar molestias e incluso dolor durante el coito, con lo que se produce un descenso de la apetencia sexual. Lo mismo sucede con la excitación, se tarda más en alcanzar los niveles adecuados para una penetración placentera. Todo ello hace que cobren especial importancia los juegos eróticos y el uso de los lubricantes para disfrutar de la sexualidad en esta etapa de la vida adulta.

Acude al médico ante relaciones sexuales dolorosas
El dolor durante la penetración también puede deberse a la caída del suelo pélvico y al alisamiento de las paredes de la vagina. Asimismo, cambios físicos como la reducción del tamaño de los labios menores y mayores, tienen repercusión a la hora de hacer el amor. Los casos más graves pueden desembocar en disfunciones sexuales tales como la anorgasmia, la dispareunia o el vaginismo.

El sexo en la menopausia: ¿con qué frecuencia?

Frente a los casos de mayor gravedad en los que los cambios físicos requieren la atención de un especialista y tienen consecuencias negativas se encuentran aquellos en los que no se registraron alteraciones en las relaciones sexuales o incluso se aumentó el placer al hacer el amor. Un estudio de la Duke University en Estados Unidos señala que el 72% de las mujeres mayores de 40 años aumenta la experiencia orgásmica durante el acto sexual en su madurez frente a las experiencias de su juventud.

Si bien es cierto que el orgasmo pierde intensidad con el paso de los años, no quiere decir que este desaparezca. De hecho, algunos estudios indican que la vasocongestión que se registra en la zona genital provoca un aumento del placer llegada la madurez.

Mujer durante una visita al ginecólogo Mujer en una visita al ginecólogo

La frecuencia con la que mantener relaciones depende del apetito sexual de cada mujer. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cuanto más esporádicas sean las relaciones sexuales, más tiempo requerirá la lubricación vaginal. El tiempo medio estimado para lograr una lubricación óptima oscila entre 1 y 5 minutos en las mujeres de edad avanzada mientras que para las más jóvenes se requiere menos de medio minuto de media.

Mejora la lubricación con nuevas posturas
Respecto a las posturas, no existe una posición sexual más adecuada para la menopausia. Dependerá de los gustos de cada mujer. No obstante, sería bueno escoger aquellas posturas que permitan lubricar zonas diferentes durante la penetración para huir de la sequedad vaginal. En este sentido, las posiciones en las que la mujer se encuentra de rodillas o incorporada favorecen la lubricación en la zona vaginal.

Consejos sexuales en la menopausia

Un buen método de huir de la sequedad vaginal es buscar la postura más adecuada para la lubricación, pero también es interesante recurrir a lubricantes e incluso a tratamientos de sustitución hormonal que frenarán además la falta de apetito sexual. Los juguetes eróticos también pueden ser un gran aliado para disfrutar de tu sexualidad en esta etapa en la que se requiere más tiempo para alcanzar el orgasmo.

Abre tu mente y diviértete, nada te impide disfrutar de tu sexualidad. Aprovéchate de los conocimientos que te ha dado la experiencia de los años y atrévete a explorar el sexo más allá de la penetración. La comunicación con tu pareja resulta vital para mantener una vida sexual sana y placentera. En caso de molestias o problemas mayores, acude a tu ginecólogo.

Practicar los ejercicios de Kegel para prevenir la caída del suelo pélvico y ejercitar los músculos de la vagina te ayudará a frenar la atrofia de los tejidos vaginales que puede provocar la menopausia. Asimismo, es recomendable mantener una vida saludable, una dieta sana y practicar ejercicio de forma habitual.

Y no lo olvides, lo más importante es adaptarse a esta nueva etapa de la vida adulta con madurez y optimismo. ¿Nuestro mejor consejo? Relájate y disfruta.

Te puede interesar

1 Comentario

socorro diaz

17/08/2013 12:01

Mas que estar en la menopausia dusfruto de las relaciones sexuales el hecho que mi esposo y yo hemos encontrado el nivel mas alto de compenetración en nuestros sentimientos dejando atrás la falta de comunicación y la barrera tan alta del desamor después de 20 años de matrimonio por amor el sexo es una de las cosas que mas gozamos que esta hecha con mucho amor mas que en nuestra etapa anterior.