Menú
Harpaxofilia: descubre esta sorprendente e inquietante filia sexual
Harpaxofilia: descubre esta sorprendente e inquietante filia sexual
PLACER SEXUAL

Harpaxofilia: descubre esta sorprendente e inquietante filia sexual

La excitación causada al ser víctima de un robo es una filia que muchas personas poseen y que no se atreven a confesar por miedo al rechazo.

En algún momento de la vida, la mayoría de personas adultas han escuchado en alguna que otra conversación la existencia de determinadas filias sexuales. Palabras como harpaxofilia o asfixiofilia son términos que, por un motivo u otro, resultan desconocidos pero independientemente de lo que signifiquen, ¿se sabe realmente que implica el término filia?

Las filias, al igual que ocurre con las fobias, son palabras utilizadas para referirse a una determinada actitud que una persona adopta en una determinada circunstancia y que altera su comportamiento normal. Concretamente, la definición de filia explica una atracción exagerada, y que acaba siendo sexual, hacia un personaje ficticio, situación u objeto determinado.

En la harpaxofilia la persona se sientre atraída por que la roben algo e su propiedadEn la harpaxofilia la persona se sientre atraída por que la roben algo e su propiedad

En resumen, una filia no es más que un determinado gusto especial que una persona siente. Al estar estrechamente vinculado con el tema del sexo y al no corresponder a lo socialmente establecido como "normal", muchos de estos gustos son considerados perversos o bizarros. Para evitar esto, lo mejor que se puede hacer es conocer en qué consiste una determinada filia y respetar las preferencias sexuales de otras personas. En este artículo, Bekia te explica en qué consiste una de las tantas filias sexuales que existen: la harpaxofilia.

¿Qué es la Harpaxofilia?

Primero de todo, para explicar qué es la harpaxofilia y en qué consiste, lo ideal es descubrir qué significado encierra este término. Esta palabra proviene de la palabra griega philia, que significa atracción, y de harpax, que significa robo. Al unir ambos términos, no resulta muy difícil adivinar a qué gusto corresponde la harpaxofilia.

La atracción sexual a resultar víctima de un robo es una fantasía sexual que gusta a muchas personas y que incluso llegan a provocar intencionadamente que un tercero les robe sin este saberlo. La harpaxofilia se explica dentro de un contexto y este es que la persona en cuestión siente un placer innegable al ser atracado ya que se considera alguien importante y poseedor de valor. El sometimiento y la tensión que tienen lugar en un asalto, lejos de asustar a estas personas, las excita.

Ventajas e inconvenientes

Puede resultar un tanto extraño hablar de las posibles ventajas que la harpaxofilia puede presentar. Por norma general, a nadie le gusta que le sustraigan lo que es suyo pero, si uno abre la mente e intenta adoptar una perspectiva liberal, puede incluso llegar a ver ciertas ventajas respecto a esta filia.

Esta filia sexual supone una vida sexual intensa y ganas de experimentarEsta filia sexual supone una vida sexual intensa y ganas de experimentar

Presentar un gusto sexual de este calibre implica, por lo general, tener una vida sexual intensa y ganas de experimentar en cuanto al sexo se refiere. Del mismo modo que pueden existir personas a las que les guste y excite el mero hecho de ser asaltados, también hay otras a las que les de placer fingir un robo con violencia, un secuestro o una violación. El rol de dominante y sumiso puede llegar a encajar a la perfección en estas dos personas.

Si quien sufre de harpaxofilia tiene una pareja estable, los juegos sexuales que ambos pueden llevar a cabo son infinitos. Dependiendo de lo que cada uno esté dispuesto a hacer, una pareja de confianza puede llegar a entender los gustos de ambos miembros y llegar a un acuerdo mutuo en el que los dos disfruten de nuevas experiencias.

Los inconvenientes respecto a esta filia pueden llegar a convertirse en verdaderos problemas si esta no se controla adecuadamente. Conocer los peligros que supone la harpaxofilia es un muy buen método para valorar en qué situaciones se podrá llevar a cabo esta práctica en la que deriva dicha filia. Provocar un robo real puede llegar a ser peligroso y más si este se descontrola.

Otro de los inconvenientes que pueden surgir a partir de la harpaxofilia es que la pareja de quien la tiene no entienda sus gustos o se moleste con la práctica de violencia que implica. Lo aconsejable en estos casos es hablar tranquilamente con la otra persona y exponer de forma razonada el por qué de estos gustos. Si tu novio o novia sigue sin entenderlo, la terapia de pareja podría ayudaros a solucionar estas diferencias.

Harpaxofilia y la vida en pareja, ¿compatibles?

El sexo está para disfrutarlo y, aunque en una pareja uno de los dos posea una determinada filia sexual, esto no implica que la relación entre ambos cambie o se vea destrozada. Cuando dos personas se quieren, estos aprenden a querer y amar a la otra persona con sus rarezas, peculiaridades y gustos. Tener una actitud abierta ante el sexo ayudará a que ambos expongan sus preferencias y lleguen a un acuerdo en caso de no compartir los mismos gustos.

Tanto tú como tu pareja debeís estar de acuerdo a la hora de llevar a la práctica esta fantasíaTanto tú como tu pareja debeís estar de acuerdo a la hora de llevar a la práctica esta fantasía

Si tú eres quien siente placer al ser atracado y no sabes cómo decírselo a tu pareja, lo más recomendable que puedes hacer es sentarte con tu novio o novia e ir entrando en materia hasta que le cuentes qué es lo que te excita. Trata el tema de forma natural y no te justifiques porque no haces daño a nadie teniendo estos gustos. Si tu pareja te quiere, lo entenderá.

Si por el contrario es tu pareja quien presenta harpaxofilia, no te alarmes. Lo recomendable en estos casos será tratar de entender en qué consiste esta filia y también averiguar cuáles son las sensaciones que tu pareja tiene cuando le atracan o finge que es atracada. Mantén una postura abierta y no te encasilles en lo convencional pues una filia así puede generar cientos de juegos eróticos en los que ambos podréis disfrutar.

Una vez superada la barrera y si una pareja está dispuesta a seguir adelante, las infinitas posibilidades sexuales que se presentan pueden llegar a ser abrumadoras. Existen muchos juguetes eróticos con los que tú y tu pareja podréis llegar a alcanzar un gran placer. Si no queréis aventuraros mucho, podéis jugar al gato y al ratón, es decir, simular un atraco. Como os conocéis bien, sabéis hasta qué punto de violencia y de consentimiento podéis llegar a alcanzar.

Si sois más atrevidos, siempre podéis contratar a otras personas o apalabrar con quienes tengan los mismos gustos para llevar a cabo una simulación. En este aspecto resultará de vital importancia que establezcáis qué es lo que realmente quiere cada uno. Fingir un atraco puede tener consecuencias fatales como que se os vaya de las manos en cuanto al grado de violencia o que incluso alguien os vea, piense que se trata de un asalto real y luego tengáis que dar cuentas a la policía. La comunicación es un aspecto muy importante de la pareja y si queréis convivir con este tipo de experiencias, hablarlo antes de nada será lo más acertado.

Artículos recomendados

1 Comentario

Rebelde1987

06/05/2017 23:57

Esta filia es un gusto sexual un poco raro,,, pero tan normal como otras como la filia por la sumision de esa practica debo abundar que me siento atraido por ella ya que me gusta tener exclavas sexuales me gusta como sienten el dolor del placer.

0 0

Responder