Menú
Filias sexuales: Vampirismo
Filias sexuales: Vampirismo
QUIERO SANGRE...

Filias sexuales: Vampirismo

Existen cientos de filias y fantasías sexuales, descubre la que se basa en vampiros, el vampirismo.

Existen muchas parafilias que las personas usan para potenciar su placer sexual. Las filias sexuales están a la orden del día aunque no todo el mundo las reconozca. En ocasiones, las personas pueden ocultar sus filias sexuales o sus fantasías solo por temor a ser juzgados por los demás o criticados. Es como si las filias fuesen un tema tabú que no todo el mundo puede entender. Pero las filias sexuales dependen de cada persona y entenderlas es cuestión de cada uno y de su intimidad.

Vampirismo: una filia sexual sangrienta

Hay muchas filias sexuales o parafilias más populares como el masoquismo o el voyeurismo, pero dependerá de tu personalidad y de tus fantasías que te llame la atención una fantasía sexual u otra. Pero existen otras que quizá te llamen la atención o que no sepas que existían hasta ahora mismo.

El vampirismo es una filia sexual que puede impresionar e incluso incomodar a las personas. Pero como todo, dependerá de tus gustos más íntimos que decidas practicas ?o no- estas prácticas sexuales que tienen que ver con el vampirismo.

Esta filia sexual puede incomodar a las personasEsta filia sexual puede incomodar a las personas

Primero es necesario tener en cuenta que el vampirismo no es lo mismo que el vampirismo clínico. Este último es conocido también como el Síndrome de Renfield y consiste en una patalogía que se relacionan con las prácticas vampíricas. Como Bela Kiss y otros que cometieron crímenes relacionados con el vampirismo clínico.

En el caso del vampirismo como una filia sexual puede llegar a considerarse como una patología ya que hay personas que han cometido atrocidades en relación a esta parafilia. Aunque un vampirisimo consensuado podría estar dentro de las actividades sadomasoquistas (aunque algo extremo). Consistiendo en que personas no violentas donan sangre de forma pasiva y practicarían actividades sexuales con un componente seguro y siempre donde todas las partes integrantes estuvieran de acuerdo.

La sangre como componente sexual

En estas prácticas sexuales la sangre tiene un alto componente sexual y resulta atractivo para las personas que practican actividades sexuales de este tipo. Aunque son muchos los expertos que piensan que estas prácticas sexuales donde la sangre está presente puede ser un comportamiento derivado de experiencias vividas en el pasado.

Es posible que las personas a las que les gusta practicar el vampirismo hayan tenido un momento en sus vidas donde la sangre les proporcionara excitación por alguna u otra razón. Pero hay que tener mucho cuidado porque el vampirismo tiene una delgada línea de paso con el vampirisimo clínico que es considerado una enfermedad y para nada una parafilia o filia sexual. Las personas que necesitan ingerir sangre compulsivamente (propia, de otros o incluso de animales), deberán ser atendidos en salud mental lo antes posible.

Es una filia sexual que genera controversia Es una filia sexual que genera controversia

Cuidado con ciertos comportamientos

Si a tu pareja le gusta el vampirismo y a ti no te gusta realizar esas prácticas sexuales, no permitas que ocurra si no quieres hacerlo. Es más, en ocasiones cuando las actividades sexuales no se comparten, es mejor cortar la relación con las personas para no crear conflictos mayores.

Por si fuera poco, es necesario distinguir el vampirismo como una filia sexual de actitudes más peligrosas o comportamientos delictivos. Esta filia es sin duda una de las practicas peores vistas por la sociedad por el componente sangriento que tiene y también, por lo antinatural que es que otra persona necesite ingerir sangre cuando no es algo necesario para la vida humana.

Muchas personas sienten repulsión por este tipo de prácticas por lo que conlleva. Es difícil entender cómo la sangre puede tener un carácter sexual y cómo para algunas personas lo ven como una práctica habitual en sus actividades sexuales. La sangre es necesaria para vivir, pero dentro del organismo no fuera de ella para que otro la ingiera. Sin duda, es una filia sexual que puede generar debate y controversia.

Artículos recomendados

Comentarios