Menú
Consejos para no perder el apetito sexual en la menopausia
Consejos para no perder el apetito sexual en la menopausia
PROBLEMAS FEMENINOS

Consejos para no perder el apetito sexual en la menopausia

Descubre cuales son los principales motivos de estos cambios en el sexo y como pueden solucionarse de manera sencilla para mejorar el sexo en pareja durante la menopausia.

¿Quieres mentener tu vida sexual durante la menopausia? ¿Quieres mentener tu vida sexual durante la menopausia?

La menopausia afecta a toda mujer en avanzada edad, aproximadamente a partir de los 45 años de edad se estima que ya puede ser objeto de menopausia, aunque la realidad es que las mujeres de una edad mayor a los 55 años tienen mayor posibilidad de padecerla. Este periodo requiere muchísimos cambios, tanto físicos como psicológicos en la mujer. Se verá afectada anímicamente (mayor cansancio, menos facilidad de movimiento...) físicamente (dolor en los huesos, piel envejecida...) pero también la menopausia afecta considerablemente a las relaciones de pareja, al sexo.

Cambios en la mujer

Los cambios en el organismo y hormonales son el principal motivo de los cambios en la líbido de la mujer. Éstas necesitan un esfuerzo mucho mayor para excitarse y para tener relaciones de pareja, pero esto es debido a causas internas que se agravan por la conmoción psicológica. Pues en algunos casos, hay mujeres que padecen la menopausia y sin embargo, se ven fuertes en la cama con su pareja debido a quitarse el miedo de quedarse embarazada y a no tener la preocupación de estar pendiente de tomar anticonceptivos.

Los niveles de estrógenos mucho más bajos de lo habitual y la disminución de suministro de sangre en la vagina son dos causas importantes que afectan a la lubricación de la vagina y dificultan el sexo incluso llegando a ser doloroso. Además, existen trastornos psicológicos derivados de la menopausia que son agravados por la mujer como la depresión de sentir que ya no son mujeres al no tener el periodo, la pena de no poder volver a ser madres (aunque algunas ya ni lo deseaban), la ansiedad, el estrés... son motivos que también juegan una mala pasada en las relaciones de cama.

Todo estos motivos, tanto físicos, de salud, como psicológicos derivan a diferentes enfermedades que hacen difícil el sexo en la pareja e incluso provocan síntomas en la salud desde dolores en la vagina hasta incluso internos. Algunas de estas enfermedades son:

- Deseo de sexo ausente: El deseo sexual durante la menopausia disminuye considerablemente de manera involuntaria por el trastorno hormonal que supone para el cuerpo este nuevo periodo en la mujer. Además, también disminuye de manera voluntaria cuando la mujer, por enfermedades psicológicas derivadas, lo agrava.

Diferentes síntomas que puedes padecer al tener la menopausia Diferentes síntomas que puedes padecer al tener la menopausia

- Anorgasmia: Se trata de la dificultad de llegar al orgasmo, en la mayoría de los casos son la usencia del durante el sexo. Este también es uno de los motivos que hace que apetezca menos las relaciones de cama entre la pareja. Y es que, intentar satisfacer a tu pareja sin resultados positivos desmotiva y llega a sentirse el sexo aburrido y a disminuir la líbido.

- Dispareunia: Es cuando se siente dolor en la vagina o internamente cuando se practica sexo. Esto es muy común durante la menopausia pues los huesos se atrofian y las paredes de los músculos de la vagina se ponen duros e incluso se cierran. No pasa nada, esto tiene solución y no tiene por qué durar en el tiempo.

- Vaginismo: Es un espasmo involuntario, persistente o intermitente de la vagina. En este caso, la vagina se cierra impidiendo en la mayoría de los casos que la penetración sea complicada y dolorosa incluso imposible. En este caso la mayoría de las veces es provocado psicológicamente. Si la mujer tiene dolor durante la práctica del sexo le coge miedo y provoca que la vagina se cierre y no lubrique bien.

Tratamientos

La menopausia es un proceso de cambios que toda mujer debe pasar cuando superan una edad, pero no debe asustar pues es solo una forma diferente de vivir la feminidad y no debe perjudicar en nuestra vida ni en nuestras relaciones de pareja. En el caso, como los citados anteriormente, donde la menopausia afecta psicológica y mentalmente, no debe preocupar en exceso pues la mayoría de los casos son cosas pasajeras que tienen solución rápida.

La mejor solución, sobre todo al principio de padecerla, es tomarse su tiempo para aceptar que su cuerpo entra en un nuevo proceso de cambios, que notará que su cuerpo y su mente se adaptan a un nuevo periodo y que algunos de estos cambios pueden resultarle difícil pero no imposible de adaptar a su vida. Tiene que tener claro que debe afectarle lo menos posible, por ejemplo, en sus relaciones de pareja, pues aunque el físico también lo pone complicado, debemos contribuir a que esto solo sea pasajera y volvamos a nuestra normalidad de pareja cuanto antes para que no se vea afectado en exceso nuestra líbido.

La menopausia no tiene que afectar a la relación de parejaLa menopausia no tiene que afectar a la relación de pareja

En el caso de que adaptarse resulte difícil en exceso existen dos tipos de tratamientos muy efectivos, aunque antes de decidir nada deberá consultar con su médico que le aconseje que le vendría mejor para su caso en concreto:

- Tratamiento hormonal sustitutivo: En este caso, el médico le facilitará un aporte extra de estrógenos y andrógenos que necesita su cuerpo y que han perdido durante este proceso. Puede ser mediante un tratamiento vía oral, con pastillas que le ayuden o mediante otro tipo de tratamientos que lo realizaría en consulta.

- Tratamiento fortalecedor: Como hemos contando anteriormente, los musculo y huesos se deterioran más rápidamente cuando la mujer padece la menopausia. Los de la vagina también se ven afectados provocando vaginitis y dispareunia. Para que no pase esto, que afecta a su líbido, lo mejor es realizar ejercicios para fortalecer los músculos y las paredes de la vagina. Son sencillos, su médico le indicara cuales son los que mejor le viene según su caso. Uno de ellos es contraer los músculos vaginales durante segundos y soltarlo para volver a repetir la serie.

- Tratamiento psicológico: Lo mejor es ponerse en manos de un profesionales, en el caso de que sola no lo haya conseguido, para ayudarla a entender los cambios que se van a producir en su mente y en su cuerpo y a sentirse bien con estos cambios. En algunos casos, puede beneficiar que este tratamiento se haga en conjunto con su pareja si se ve afectada la menopausia en el sexo. Así su pareja sabrá también como ayudarla si ve que en la cama están teniendo problemas o su líbido no es el habitual.

Te puede interesar

1 Comentario

Esther

15/08/2015 07:18

Felicidades, me encanto este articulo