Menú
Cómo sobrevivir a tu familia política si tienes que pasar las vacaciones con ellos
APRENDE A HACERLO

Cómo sobrevivir a tu familia política si tienes que pasar las vacaciones con ellos

Para mantener una buena relación con tu familia política deberas aceptarlos tal y como son y no hacerte grandes expectativas al respecto.

Si vives en pareja y estáis lejos de las familias, es probable que cuando lleguen las vacaciones de verano u otras diferentes, un plan sea pasar algunos días con la familia, tanto la tuya como la política. Puede ser que esto no sea un plato de buen gusto para ti, pero sin duda puede ser un buen momento para acercarte emocionalmente a ellos o marcar mejor los límites. Lo que importa es que esos días de vacaciones sean agradables y cordiales para todos, de ningún modo se tienen que convertir en un infierno.

Para que tu estancia con tu familia política en vacaciones sea agradable y puedas disfrutar de tus días libres, no te pierdas estos consejos para sobrevivir emocionalmente y que todo acabe en un buen recuerdo.

No idealices a tu familia políticaNo idealices a tu familia política

Ten expectativas razonables

Tú sabes cómo es tu familia política, y si no lo sabes, no pongas a nadie en un pedestal. Es posible que en otras ocasiones te hayas dado cuenta que pensar que las cosas serán mucho mejor o mucho peor de lo que después acaba siendo, no es para tanto. No es necesario que idealices la estancia con tu familia política, ni tampoco que pienses que será la peor tortura para ti.

Mantén tus expectativas razonables y no pienses que será lo más maravilloso del mundo ni tampoco el peor castigo. En cualquier caso, piensa que son días de descanso y desconexión para relajar tu cuerpo y tu mente.

Escoge tus batallas

No todo tiene que ser una lucha. Si hay algún familiar de tu pareja con el que no te llevas bien, mantén una buena distancia emocional, ten una buena educación y además, sé cordial. Si escuchas comentarios desagradables lo más inteligente es no prestarles atención ni darles poder a esas palabras sobre ti o tus emociones.

A veces, el silencio y la indiferencia con una sonrisa es la mejor arma para desmontar a una persona tóxica. Si no te dicen las cosas directamente a ti, ni escuches. Si sí te dicen a ti los comentarios desagradables, pregúntate si merece la pena entrar en discusiones. Una mirada a veces es más que suficiente para cerrar una conversación.

Establece buenos límites emocionales

No vas a poder cambiar a las personas y mucho menos a tu familia política. Pero es la familia de tu pareja y debes aceptarla tal y cómo es, te gusten más o te gusten menos. Por eso mismo deberás reflexionar sobre cuál es el tipo de contacto o distancia emocional que quieres tener con cada uno de ellos.

Deberás aceptar a tu familia política tal y como es Deberás aceptar a tu familia política tal y como es

Quizá tu pareja tenga familiares que no puedas aguantar pero que debas aceptar, otros que puedas manejar en grupo pero no a solas... Piensa en el tiempo y en el tipo de intimidad que quieres tener con ellos y establece límites que te permitan estar bien. Pero esto tendrás que pensarlo antes de estar allí durante tus vacaciones, así podrás condicionar tu comportamiento a ello.

Podrás buscar momentos de desconexión para respirar aire fresco, mantener conversaciones superficiales si no quieres tenerlas profundas, no mantengas conversaciones que no te hagan sentir bien, etc.

Estas son algunas ideas para sobrevivir en tus vacaciones con tu familia política. Recuerda que es muy importante que mantengas distancia emocional, que escojas tus batallas y sobre todo, que respetes a las personas de igual modo que quieres que te respeten a ti, aunque no sean personas que te resulten del todo agradables. Recuerda que son la familia de tu pareja y seguramente, cuando estéis en tu casa con tu familia, también te gustará que él o ella mantenga una buena actitud y compostura con los tuyos. El respeto, la empatía y la asertividad son claves para una buena convivencia en vacaciones con cualquier persona.

Artículos recomendados

Comentarios