Menú
Posturas sexuales del Kamasutra: unión del antílope
Posturas sexuales del Kamasutra: unión del antílope

PENETRACIÓN

Posturas sexuales del Kamasutra: unión del antílope

Atrévete a probar posturas sexuales nuevas, te proponemos la unión del antílope, una de las posturas del Kamasutra más placenteras y sencillas.

El Kamasutra lleva siglos siendo el libro de referencia para mantener relaciones sexuales. Con su gran variedad de posturas, este libro explora las posibilidades de disfrutar del sexo en profundidad, permitiendo conocer los puntos fuertes y débiles de cada posición que adopten los amantes. Como bien sabemos, hay posturas sexuales del Kamasutra que pueden resultar muy complicadas, otras son básicas, y las practicamos normalmente al hacer el amor sin saber que están recogidas en el libro. Sin embargo, también hay un sinfín de posturas sexuales que podemos probar, que no entrañan dificultad y que pueden hacernos disfrutar más del sexo . Por un lado, tienen puntos de estimulación que quizá no conociéramos, y por otro, aporta nuevas maneras de hacer el amor, que rompen un poco con la rutina en nuestras relaciones sexuales.

La posición que os vamos a comentar hoy para hacer el amor es la de la unión del antílope. Esta postura del Kamasutra es muy sencilla y seguro que os gusta mucho. Os hará tener sexo fuera de la cama (tampoco muy lejos de ella), pero es bastante cómoda. Además, permite el contacto y la estimulación manual, con alguna variación en la forma de realizarla, de cara a encontrar el punto de mayor placer entre los miembros de la pareja.

Explicaremos la postura para el hombre y la mujer, pero también podemos practicarla en parejas homosexuales, que comentaremos también.

Postura del Kamasutra sencilla que garantiza el placer de ambosPostura del Kamasutra sencilla que garantiza el placer de ambos

Cómo se practica la postura la unión del antílope del Kamasutra

La mujer se coloca de rodillas en el suelo, apoyada con las dos manos en el borde de la cama. El hombre se coloca también de rodillas detrás de ella y la penetra por detrás, ya sea vaginal o analmente. Ella puede tener las piernas más abiertas, para tener una apertura mayor de la vagina, o cerrar los muslos para comprimirla y generar más presión sobre el pene de su compañero. Él puede apoyar sus manos también en la cama, o sujetar las caderas de la mujer.

Ventajas e inconvenientes de la postura de la unión del antílope

La unión del antílope es una de las posturas sexuales más sencillas, y de las primeras que muchas parejas se atreven a aprender del Kamasutra. Al hacerse la penetración por detrás con la cama delante y no sobre ella, resulta de mayor comodidad y descanso a ambas partes, que tienen ese punto de apoyo. Uno de sus puntos fuertes es que permite tener las manos libres, así que el hombre puede acariciar el cuerpo de la mujer, así como estimular su clítoris o sus pechos. Ella puede masturbarse, pero también acariciar las nalgas de su compañeros, cogerle por el cuello, acariciarle el pelo, etc. Esta postura, además, estimula las paredes frontales de la vagina, por lo que permite acceder al punto G femenino, que en muchas mujeres aporta mayor placer a las relaciones sexuales.

Durante la posición de la unión del antílope puedes fantasear con otras personasDurante la posición de la unión del antílope puedes fantasear con otras personas

Incluso ambos miembros de la pareja pueden fantasear con otras personas al hacer el amor con la unión del antílope, ya que no se encuentran cara a cara. Incluso la mujer lo tiene más fácil al estar de espaldas a él, como ocurre en otras posturas sexuales parecidas.

Entre los puntos negativos, está el hecho de practicarla fuera de la cama, que a alguna de las partes de la pareja le puede incomodar. Sin embargo, la principal desventaja es que si no colocas algo debajo de las rodillas, dependiendo del tipo de suelo que tengas, puede causar rozaduras y dolor. Pero es un factor muy fácil de arreglar, basta con colocar una manta o unos cojines en el suelo y ¡a disfrutar!

La unión del antílope en parejas homosexuales

Si tienen relaciones sexuales dos hombres, también pueden practicar esta postura, simplemente tiene que colocarse uno detrás (el activo) y otro delante (el pasivo). La penetración sigue siendo similar, pueden adaptar la postura de las piernas a su mayor comodidad y placer, y además facilita la masturbación del pasivo, ya sea él mismo o su compañero.

Esta postura puede ser adaptada también al sexo entre dos mujeresEsta postura puede ser adaptada también al sexo entre dos mujeres

Dos mujeres también pueden disfrutar del sexo con esta postura. Las opciones de variación son diversas, desde utilizar un juguete sexual con cinturón para que una penetre a la otra, o usarlo con la mano. También pueden colocarse en esta postura para que una estimule el clítoris de la otra mediante esta postura, pues el contacto entre ambos cuerpos, las nalgas y genitales, la posición para estimular los pechos, provoca también excitación y placer.

Te puede interesar