Menú
¿En qué partes del mundo no se celebra San Valentín?
DÍA SIN AMOR

¿En qué partes del mundo no se celebra San Valentín?

En vísperas al día de San Valentín, las autoridades religiosas de Arabia Saudí prohíben a los comerciantes la venta de cualquier objeto relacionado con la "festividad pagana cristiana".

Bombones, corazones, peluches, ramos de flores, declaraciones de amor... Todo esto tan solo puede decir una cosa: la llegada del día de San Valentín se acerca. Así llevan anunciándolo, desde hace semanas, multitud de comercios y centros comerciales repartidos por prácticamente todo el mundo. Marcas, colecciones e incluso ediciones especiales que animan a sus "presas" a soportar colas de espera realmente infinitas y que, con el paso del tiempo, han logrado encontrar su correspondiente lugar entre nuestro calendario festivo. Aunque, por supuesto, la batalla entre quienes lo defienden y quienes lo maldicen, año tras año, a los cuatro vientos aun sigue abierta.

No en todos los lugares del mundo se celebra el 14 de febrero como el día de los enamorados No en todos los lugares del mundo se celebra el 14 de febrero como el día de los enamorados

Opiniones muy diferentes que mantienen a la sociedad dividida, en cuanto a la razón de su celebración, y que cada 14 de febrero inician el debate sobre algunas de sus mayores incógnitas. ¿Cuál es el origen que ha llevado a incluir este conocido como Día de los Enamorados en nuestra agenda de festejos anuales?, ¿cómo lo celebran el resto de países?, ¿de qué forma podemos sorprender a nuestra pareja en San Valentín?... Sea de una manera u otra, lo cierto es que cada cultura se encarga de integrarlo en su propia sociedad de un modo totalmente diferente, llegando incluso a prohibir cualquier tipo de manifestación o celebración que tenga que ver con este día. ¿Sorprendente?...

¿Quién fue y por qué se celebra el día de San Valentín?

Aunque para descubrir el porqué de esta conmemoración hace falta retroceder en el tiempo unos cuantos siglos atrás, echando el ancla nada más y nada menos que en el mismísimo siglo III antes de Cristo, en pleno Imperio Romano. Así es, el día de San Valentín lleva cargando a sus espaldas miles y miles de años de experiencia, haciendo que sus múltiples formas de celebrarlo en la actualidad sean cada vez más originales y elaboradas. Desde cenas con las mejores vistas posibles de la ciudad a viajes de lujo totalmente inesperados. Nada que ver con lo que allá por el año 270 antes de Cristo sucedía...

Según cuenta la leyenda, por aquel entonces el emperador Claudio II, más conocido como 'El Gótico', había decidido prohibir el matrimonio entre los jóvenes, sin excepción alguna. La razón con la sustentaba este firme mandato se basaba en que los hombres solteros y sin familia podían llegar a ser mejores soldados y rendir con mejor eficacia sin servicios, al no tener que dedicar ningún tipo de compromiso a personas cercanas a su entorno. Aunque, por supuesto, tal decreto no impidió que el amor pudiera tener su correspondiente sitio entre muchas de las parejas de aquel entonces.

Los hechos que hacen que celebremos el 14 de febrero se remontan al Imperio Romano Los hechos que hacen que celebremos el 14 de febrero se remontan al Imperio Romano

Y fue Valentín, un médico romano que se convirtió a sacerdote, el encargado de hacer que el sueño de muchos jóvenes se convirtiera en realidad. El camino que eligió para conseguirlo no fue otro que nombrarles marido y mujer en clandestinidad. De ahí que cuando el propio Claudio II se hizo de eco de la noticia acabase custodiando a este gran revolucionario. ¿De qué manera? Ordenando su decapitación. Siglos después, en el año 494 después de Cristo, el papa Gelasio I decidió convertir dicho acontecimiento en una festividad católica, aunque para ello necesitaba asociar esta celebración con el nombre de un santo. Y de ahí el tan conocido mundialmente como día de San Valentín, celebrado cada 14 de febrero.

Los países árabes Vs. el Día de los Enamorados

Así pues, y a pesar de que en muchos países del mundo la cuenta atrás por la llegada de cada 14 de febrero se realice con la mayor ilusión posible, también hay quienes, por el contrario, se encargan de prohibir cualquier acto que haga referencia a la celebración de este Día de los Enamorados. Eso es lo que ocurre, por ejemplo, en Arabia Saudí, donde las autoridades religiosas persiguen y condenan cualquier acto o festejo que tenga que ver con San Valentín. Nada de corazones rojos, nada de bombones y nada de vender o comprar flores para ofrecérselas a nuestras parejas.

Tal y como indica su propia religión, se trata de" una festividad pagana cristiana" que los musulmanes no deben celebrar. El propio Corán dice lo siguiente: ¡Oh, creyentes! No toméis a los judíos y ni los cristianos por aliados. Ellos son aliados unos de otros. Y quien de vosotros se alíe con ellos será uno de ellos. Al-lah no guía a los inicuos". Un veto que incluso prohíbe a los propios comerciantes exponer en sus establecimientos nada que tenga que ver con el color rojo, llegando a interpretarlo como objeto de contrabando. Eso sí, una vez pasada la fiesta del amor, la normalidad parece instalarse de nuevo entre sus calles.

En los países árabes no es una tradición celebrar el día de San Valentín En los países árabes no es una tradición celebrar el día de San Valentín

Es a partir de entonces cuando la compra de peluches, flores o bombones el día 14 de febrero puede realizarse de forma libre y sin ningún tipo de altercados. Por su parte, y aunque tras conocer este caso pueda parece extraño, existen también países árabes en los que, poco a poco, la festividad de San Valentín ha conseguido tomar una cierta importancia entre la religión musulmana. Es el caso, por ejemplo, de El Líbano, Beirut e Irak, donde poco a poco los escaparates han ido adoptando ese color rojo propio de la exaltación del amor en este Día de los enamorados. Fuertes contrastes en una misma cultura de los que también han sabido sacar grandes beneficios.

Y sino que le pregunten a ciudades como Dubai o Abu Dhabi, donde cada año consiguen colgar el cartel de "completo" en muchos de sus hoteles y restaurantes más conocidos y prestigiosos. Además, su gran repercusión ha llegado incluso a crear el llamado día de Anti-San Valentín en el que, a diferencia de Arabia Saudí, se organizan fiestas dedicadas especialmente a solteros y solteras o a parejas que prefieren festejarlo de una manera un tanto especial. Así, ya vemos que a pesar de pertenecer a una misma religión, las diferencias a la hora de afrontar este día de San Valentín saltan a la vista de todos. Dato importante para quienes se preparen a recorrer mundo o viajar hacia oriente en esta fecha tan señalada.

Artículos recomendados

Comentarios