Menú
Ventajas de la abstinencia sexual: ¿se puede vivir sin sexo?
Ventajas de la abstinencia sexual: ¿se puede vivir sin sexo?
VIVIR SIN SEXO

Ventajas de la abstinencia sexual: ¿se puede vivir sin sexo?

La abstinencia sexual es un estilo de vida que cada uno debería poder elegirlo, sin embargo, en algunas ocasiones esta privación es impuesta.

Si eres una persona a la que le gusta disfrutar del sexo es probable que no entiendas cómo es posible existan personas que no mantengan relaciones sexuales por voluntad propia. La abstinencia sexual es exactamente esto, cuando una persona no mantiene relaciones sexuales porque no quiere tenerlas. Una persona puede llegar hasta este punto de no querer tener relaciones sexuales por creencias religiosas o porque simplemente ha llegado a tomar esa decisión.

En cambio, la abstinencia sexual no tiene que ser igual para todas las personas. Para una persona la abstinencia sexual puede significar no mantener ningún tipo de contacto sexual con la otra persona, no tocar el pene ni la vagina o no vivir nada que pueda significar una experiencia sexual -o que la persona considere según sus creencias o valores como algo sexual-.

Hay casos en los que las personas pueden mantener un contacto sexual pero se consideran personas que viven en la abstinencia sexual porque no culminan el sexo, es decir, no llegan al orgasmo ni eyaculan cerca de la vagina de la mujer. Ni el hombre ni la mujer tienen contacto sexual.

A veces hay contacto sexual pero se considera abstienencia porque no llegan al orgasmoA veces hay contacto sexual pero se considera abstienencia porque no llegan al orgasmo

Pero en la mayoría de ocasiones la abstinencia sexual es total, es decir, que no hay contacto de los genitales de las personas ni tampoco hay un contacto íntimo piel con piel que pudiera derivar en relaciones sexuales -tanto heterosexuales como homosexuales-.

Se elige vivir en la abstinencia sexual

Las personas pueden escoger libremente vivir en abstinencia sexual pero otras sin embargo, se ven obligadas a aceptar unas normas que les obligan a vivir sin sexo aunque signifique tener que reprimir sus impulsos o sus deseos sexuales, normalmente esto ocurre cuando se siguen las normas de una creencia religiosa en concreto.

Existen personas que deciden tener abstinencia sexual por problemas emocionales, porque no quieren tener embarazos -y no toman otras medidas de métodos anticonceptivos-, por evitar Enfermedades de Transmisión Sexual -ETS- o simplemente, por creencias religiosa.

Dentro de la abstinencia sexual pueden haber dos tipos diferentes que merece la pena conocer: la voluntaria y la forzosa.

Abstinencia sexual voluntaria

En este primer caso, en la abstinencia sexual voluntaria, es la propia persona la que decide no tener relaciones sexuales por lo que para ella, es una buena decisión. Cuando una persona decide no tener relaciones sexuales y nadie le ha coaccionado para que así sea, siempre será una decisión tomada para sentirse cómodo/a consigo mismo y con los demás. Por lo que una persona que se abstiene sexualmente de forma voluntaria, lo hará porque de ese modo se siente más tranquilo/a y mejor con la vida que desea llevar.

De este modo, la persona decide no mantener relaciones sexuales por voluntad propia, por motivos religiosos, por creencias, por valores o simplemente porque no quiere hacerlo. Puede estar todo el tiempo que considere oportuno hasta que crea que es momento de acabar con la abstinencia y reiniciar sus relaciones sexuales también de forma libre sin que nadie se interponga en su decisión.

La abstinencia puede ser voluntaria por motivos religiososLa abstinencia puede ser voluntaria por motivos religiosos

Para una persona que tiene una abstinencia sexual voluntaria todo son ventajas ya que es algo que quiere hacer, se siente libre en hacerlo y en tomar esta decisión. Es una forma de vivir su vida que decide de manera voluntaria y que por tanto, cree plenamente que está haciendo algo correcto con su vida y con su intimidad.

Abstinencia sexual forzosa

En la otra cara de la moneda nos podemos encontrar con la abstinencia sexual forzosa. Las ventajas en este tipo de abstinencia sexual son casi nulas, ya que la única ventaja que podríamos decir es que cuando la persona descubra el sexo consentido después de la abstinencia sexual, podrá disfrutar plenamente de unas relaciones placenteras. Pero la realidad, es que una abstinencia sexual forzosa nunca podrá ser algo positivo para la persona.

Todo lo que sea 'forzoso' nunca será algo que pueda ser positivo para nadie. Una persona que se encuentra en abstinencia sexual sin que realmente quiera seguirla será siguiendo unas normas que están en contra de su voluntad o que respeta y cree que son necesarias pero que le hace luchar contra sus instintos sexuales. Todo esto puede hacer que la persona sienta contradicciones dentro de sí mismo que no le permitirán sentir coherencia con sus pensamientos y sus acciones, algo que muy probablemente puede provocar ansiedad o comportamientos inadecuados.

Algunas ventajas de la abstinencia sexual

Aunque no lo creas si eres una persona activa sexualmente sí pueden existir algunas ventajas para aquellas personas que viven en abstinencia sexual y es que podrán ver al sexo desde una perspectiva totalmente diferente a la que estamos acostumbrados hoy en día.

Una persona que vive en abstinencia sexual busca en la persona una conexión diferente, más espiritual, donde la conexión entre las personas es mucho más importante que la conexión sexual. Hay personas que opinan que para poder haber una conexión sexual primero debe haber una buena conexión personal... en caso contrario, las relaciones emocionales suelen estar abocadas al fracaso, como en las relaciones que sólo hay sexo pero a la larga alguna de las partes sale perjudicada emocionalmente.

Estas personas consideran mucho más importante la conexión espiritual que la sexualEstas personas consideran mucho más importante la conexión espiritual que la sexual

Otra ventaja para las personas que viven en abstinencia sexual es que son capaces de conocer mucho más su cuerpo y a que por norma general, suelen disfrutar más de sesiones de masturbación en soledad, algo que les hará conocer qué le gusta y que no en las relaciones sexuales, preparándoles para un mayor disfrute en sus futuras relaciones, cuando deciden ?si lo deciden algún día- dejar de vivir en abstinencia sexual.

Pero sea como sea, es necesario que las personas nos respetemos mutuamente. No importa si eres una persona activa sexualmente y conoces a alguien que vive en abstinencia, el respeto no se debe perder nunca. Resulta muy negativo que una persona se sienta juzgada porque haya decidido según sus valores o creencias vivir en abstinencia sexual. Por eso es imprescindible que las personas tengamos conciencia del respeto y la tolerancia y seamos capaces de que aunque no compartamos pensamientos o creencias, tengamos la empatía suficiente como para poder respetar ese estilo de vida sin necesidad de intentar convencer a nadie de tus propias creencias.

Te puede interesar

Comentarios