Menú
Torpezas que nunca debes cometer cuando haces el amor
Torpezas que nunca debes cometer cuando haces el amor
NO LO HAGAS

Torpezas que nunca debes cometer cuando haces el amor

Hacer el amor siempre se puede complicar cuando alguno de los involucrados protagoniza alguna metedura de pata. Descubre qué es lo que no puedes hacer en el sexo.

El sexo es un momento placentero que puedes realizar contigo mismo/a, con tu pareja, con una pareja únicamente sexual, con dos o más personas... Cada uno sabe lo que le gusta y lo que no le gusta sexualmente, pero cuando se mantienen relaciones de este tipo es necesario tener algunas cosas en cuenta para evitar ciertas torpezas cuando haces el amor.

Las torpezas sexuales son bastante habituales pero aunque pueden ocasionar risa de vez en cuando, también pueden generar gran vergüenza o incluso que tu pareja sexual piense que no sabes lo que estás haciendo. Pero si alguna vez cometes alguna torpeza sexual, lo ideal es tener presente que NO PASA NADA. Es necesario tomarse estas situaciones con humor para que no afecten la calidad de las relaciones sexuales y sobre todo, aprender de los errores para mejorar el sexo.

Lo mejor es tomárselo con humor para que no afecte a todas tus relaciones sexualesLo mejor es tomárselo con humor para que no afecte a todas tus relaciones sexuales

Torpezas sexuales que no debes cometes

Torpezas verbales

En ocasiones las palabras pueden ocasionar una mala pasada cuando se está haciendo el amor. Por ejemplo, quizá en mitad de las relaciones sexuales hagas un comentario sobre su capacidad sexual, en lugar de llamarle por su nombre menciones el nombre de tu ex, etc.

Problemas físicos

En ocasiones hay personas que sufren problemas físicos a causa de mantener sexo sin precauciones físicas. Por ejemplo, se pueden producir esguinces de caderas, calambres musculares... Es necesario que antes de probar una postura sexual se compruebe poco a poco si se tiene buena flexibilidad.

Sexo oral sin sensibilidad

El sexo oral es una parte importante de cualquier relación sexual, tanto el sexo oral a la mujer como el sexo oral al hombre. En este sentido es necesario hacerlo con suavidad y aumentar el ritmo únicamente si la persona que está recibiendo el sexo oral así te lo demanda. Y por supuesto... cuidado con los dientes, podría hacer mucho daño y arruinar el momento excitante del sexo oral.

Que la otra persona sea siempre quien tome la iniciativa puede hacerle pensar que tú no tienes interésQue la otra persona sea siempre quien tome la iniciativa puede hacerle pensar que tú no tienes interés

No tomar nunca la iniciativa

Es cierto que es apasionante cuando la otra persona te busca para mantener relaciones sexuales, la autoestima y la libido puede subir. Pero que la otra persona sea siempre quien tome la iniciativa puede hacerle pensar que tú no tienes interés. Por eso es importante que si algunas veces tu pareja sexual toma la iniciativa, también lo hagas tú.

No moverte o moverte demasiado

Cuando se mantienen relaciones sexuales hay que moverse a un ritmo que sea equilibrado con la pareja para que, en el caso de que haya penetración pueda ser una penetración excitante para ambos. Si te mueves demasiado puedes causar daño o molestias a la pareja y si no te mueves nada, tu pareja puede cansarse de hacer siempre todo el trabajo.

Censurar prácticas sexuales

Si bien es cierto que hay prácticas sexuales que quizá no te gusten y que no quieras practicar nunca, esto está bien. Nadie debe obligarte nunca a realizar prácticas sexuales con las que no te sientes a gusto realizándolas. Pero en el sexo, puede valer cualquier práctica siempre y cuando estés de acuerdo en realizarla y ambas partes os sintáis bien haciéndolas.

Es importante cuando se mantienen relaciones sexuales que se conozca el cuerpo de la parejaEs importante cuando se mantienen relaciones sexuales que se conozca el cuerpo de la pareja

Pensar que solo se excita de una forma

Es importante que cuando se mantienen relaciones sexuales se conozca el cuerpo de la pareja y se empiecen con caricias. No es necesario centrarse solo en los genitales para disfrutar de unas relaciones sexuales adecuadas, de hecho, esto si es demasiado habitual puede resultar incluso molesto. Aunque los genitales es parte de la sexualidad, no es la única importante. Existen otras zonas erógenas como el cuello, las nalgas, los pezones, etc.

Pensar que la mujer solo llega al orgasmo con penetración

Una mujer no necesita la penetración para llegar al orgasmo, aunque es cierto que excita y hace que las relaciones sean plenas, para que una mujer llegue al orgasmo se necesita estimular el clítoris vigorosamente.

Artículos recomendados

Comentarios