Menú
El sexo tántrico en 9 claves
El sexo tántrico en 9 claves
SEXO ESPIRITUAL

El sexo tántrico en 9 claves

El sexo tántrico es la técnica que trata que encontremos el placer espiritual y sexualmente con nuestra pareja.

El sexo tántrico es una disciplina oriental practicada desde hace miles de años en la cual tiene mucha más importancia el enfoque mental que las técnicas físicas. El respeto, la admiración, la sensualidad y la espiritualidad elevan el placer físico hasta límites desconocidos para aquellas personas que dedican poco tiempo al sexo. El tantra no utiliza el coito como descarga sino como intercambio de energías masculina y femenina. Para el sexo tántrico, el amor sexual es como una danza, un despliegue de energía que va de un cuerpo a otro, se asciende del placer carnal, de la estimulación de los sentidos al sentir la intensidad y a la apertura de conciencia hacía la eliminación de miedos y tabúes.

Sexo tántricoSexo tántrico

¿Qué es el antra?

El tantra recuerda que Dios está en cada uno de nosotros y en nuestra pareja; nos hace aceptar nuestra naturaleza para amarnos a nosotros mismos y a nuestro prójimo. El tantra entiende la dualidad como el complemento necesario para generar la vida: positivo- negativo, luz- oscuridad, hombre-mujer, energía-materia, sexo-espíritu, etc. Cuando esta dualidad deja de ser un conflicto, cuando se acepta y se comprende la propia dualidad, vivir se convierte en una danza placentera, en una celebración.

Temas relacionados

Para adentrarnos en el sexo tántrico, hemos de conocer las 9 claves básicas:

1- Practicar sexo lo menos posible. Éste es un principio básico del tantrismo puro. Para ellos lo mejor es tener relaciones una vez al mes, para así acumular mucha energía sexual.

2- El sexo no es un fin, es un medio. No se busca el orgasmo sino el goce de los sentidos, el placer. No hay preliminares para llegar al coito y al orgasmo, porque todo lo que se hace es sexo tántrico y se trata de disfrutar de nuestro cuerpo y alma y del cuerpo y alma de nuestra pareja durante el mayor tiempo posible.

3- Disposición de ambos para emprender esta experiencia. Los dos componentes de la pareja deben ir al unísono en cuanto a concepción del placer y conocimientos sobre meditación y tantrismo y deseo de practicarlo, puesto que no es posible llevarlo a cabo si lo que uno de los dos desea es tener un orgasmo rápido.

4- Elegir el espacio ideal. No se recomienda practicar el sexo tántrico en la cama, lo habitual es hacerlo en el suelo, adecuadamente acondicionado con colchonetas para que ambos estéis cómodos y podáis probar las posturas que querais. Ambientar el lugar con inciensos o esencias naturales e iluminarlo con velas blancas, colocar flores frescas y tener a mano aceites y cremas ideales para los masajes, escuchar también música especial que estimule la intimidad y favorezca la meditación. Es fundamental preparar nuestros cuerpos bañándonos, depilándonos o afeitándonos, ungiéndonos con perfumes. Y, por supuesto, eliminar cualquier estímulo que nos distraiga, como teléfonos, alarmas o timbres.

Elegir el espacio y ambiente es fundamentalElegir el espacio y ambiente es fundamental

5- Respiración. Hay que controlar la respiración y sincronizarla con la pareja para poder entrar en la misma energía; escuchar el latido del corazón y acompasar los latidos con esa persona, armonizar los suspiros y unir la respiración como si de un solo cuerpo se tratara. El goce compartido es entonces el puente para alcanzar puntos más elevados de desarrollo espiritual, acercándonos así a estados divinos. Siéntate frente a frente a tu pareja y respirad de forma pausada y sincronizada. Cuando tú exhales, él inhalará. Cierra los ojos y siente cómo la energía va recorriendo tu cuerpo. Concéntrate en la meditación de la respiración. Sólo entonces se empieza con las caricias y los besos, recorriendo los cuerpos suavemente, emitiendo sus mejores energías y realizando así un intercambio energético muy poderoso que se puede condensar en la base de la columna y experimentar ascendiendo a lo largo de la espina dorsal.

6- Ejercicios para el sexo tántrico. Dado que la clave es posponer la eyaculación lo máximo tiempo posible, debemos realizar una serie de ejercicios con tal de ayudar a controlar ese momento:

- El Mula Bandha es un ejercicio que procede del yoga y prepara la musculatura, la respiración y trabaja la atención para retrasar ese instante de suma excitación. Primero, el esfínter anal es contraído, luego los órganos sexuales y por último los músculos abdominales bajos y el ombligo hacia la espina dorsal. La sensación estimula todo el cuerpo.

- El Ajroli Mudra es una fase avanzada en el sexo tántrico y se practica aprovechando el acto de "miccionar": consiste en expulsar y parar la micción, simultáneamente, entrenando y ejercitando los músculos que intervienen en esta función fisiológica.

- Practica y conoce cuál es el punto de no retorno de tu pareja mediante la masturbación.

- Controla la respiración: se dice que si la respiración para, el semen también lo hace, así que cuando creas que estés a punto de eyacular, detén la respiración por algunos segundos y respira lentamente de nuevo. Será difícil al principio pero se puede conseguir.

7- Posturas. La penetración tántrica es estática y las posturas clave son:

- Uttana, también llamada gran postura o postura supina es la que se realiza con la mujer tendida de espaldas, mientras el hombre se sienta entre sus piernas.

- Purushayita, en que la mujer está encima del hombre, estando con sus piernas estiradas.

Las claves para conseguir una relación placentera y espiritualLas claves para conseguir una relación placentera y espiritual

- Upavishta, en que la mujer está sentada arriba del hombre, con sus distintas variantes.

- Uttana Bandha, en que el hombre está sobre la mujer y ésta permanece con sus piernas enrolladas alrededor de la cintura-cadera del hombre.

- Tiryaksana, postura lateral;

- Janujugmasana, postura en que ambos se entrelazan, en forma de X, con sus distintas variantes.

8- Placer y orgasmos. Si el momento ha llegado y ya no puedes parar entonces disfrútalo, pero no tú solo si no compartiéndolo con tu pareja, sintiendo como la energía fluye entre los dos. Ese es uno de los objetivos básicos del sexo tántrico. La mujer puede tener cuantos orgasmos desee y el hombre, cuando así lo determine conscientemente, desencadenará el suyo propio. En ese momento, debe suspender su respiración, abrir al máximo la conciencia, sentir que penetra y se absorbe en la mujer misma, dejar su mente en silencio y sentir la unión, fusión, paz y serenidad por la que abogan los tántricos.

9- Peligros. Algunos sexólogos advierten que se ha de tener especial precaución con este método ya que si no se es precavido y se hace sin ningún control puede llevar a una afectación de eyaculación retardada o incluso a pérdidas del apetito sexual. Algunas posturas pueden resultar complicadas, por lo que tendremos que tener en cuenta cuál es el límite de nuestro cuerpo al respecto. Por otra parte, hemos de tener en cuenta que, como en cualquier relación sexual, se deben tomar las precauciones necesarias para evitar embarazos indeseados o enfermedades venéreas.

Te puede interesar

2 Comentarios

gerard

06/01/2016 16:54

a mi me gustaria follar con algun tio sexi