Menú
Sexo con tus empleados: ventajas e inconvenientes de acostarse con la gente que trabaja para ti
Sexo con tus empleados: ventajas e inconvenientes de acostarse con la gente que trabaja para ti
NO SIEMPRE ES BUENA IDEA

Sexo con tus empleados: ventajas e inconvenientes de acostarse con la gente que trabaja para ti

Mantener una relación jefe-empleado puede llegar a ser muy excitante y morboso, pero también hay que tener en cuenta los diversos inconvenientes.

Es posible que lo hayas visto en películas o que si eres jefe de varios empleados alguna vez lo hayas pensado. Tener sexo con los empleados puede tener cierto morbo, puede ser muy excitante tanto para el jefe como para el empleado. En una relación de jefe-empleado suele haber cierta tensión a causa de la jerarquía que se suele crear.

El jefe, quien manda y toma las decisiones sobre las actuaciones de los empleados en el trabajo, suele tener un rango de poder alto para poder conseguir que la empresa funcione y que los empleados le respeten. El respeto es fundamental entre jefes y empleados, pero no solo de empleados a jefes, sino también de jefes a empleados.

Pero si tienes pensamientos de tener relaciones sexuales con alguno/a de tus empleados, entonces será mejor que te lo pienses bien y descubras algunas de las ventajas e inconvenientes que pueden haber. Sí, es posible que sientas cierta atracción sexual por ese chico o chica que te mira con ojitos cada vez que te ve pasar por tu empresa, pero, ¿qué es lo mejor para ti?

Ventajas de acostarse con la gente que trabaja para ti

- Es excitante. Al fin podrás cumplir todas las fantasías sexuales que has tenido durante los últimos meses junto con tu empleado preferido.

Puede llegar a resultar morboso hacerlo a escondidas o en silencioPuede llegar a resultar morboso hacerlo a escondidas o en silencio

- Es morboso. Tener una historia sexual con un empleado es morboso porque podrás tener sexo a escondidas, sin que nadie lo sepa. Podrás cancelar citas para tener sexo con esa persona, lo harás en cualquier sitio, a escondidas o incluso, en silencio.

- Te gustará. Tener sexo con un empleado puede gustarte y lo pasarás bien. Serán momentos agradables de evadirte de la realidad en los que solo disfrutarás del momento y de lo que puedes hacer con esa persona.

Desventajas de acostarse con la gente que trabaja para ti

Igual que hay algunas ventajas, existen unas cuantas más desventajas que merece la pena que pongas en una balanza antes de dar ese paso que tienes en la cabeza.

- Te gustará, demasiado. Sí, es probable que te guste tener sexo con tu empleado/a en cualquier lugar de la oficina. Pero quizá te guste demasiado y desatiendas tus responsabilidades por lo que tu empresa podría comenzar a hacer aguas por todas partes porque solo tienes en la cabeza tener sexo con tu empleado. Además, si te gusta demasiado y acabas esa relación de sexo con tu empleado/a, es probable que te 'enganches' a esa situación y quieras repetirla lo antes posible con otro/a empleado/a.

¿Estás seguro/a que quieres ir por ese camino?

- Probablemente sea más joven que tú. Si es tu empleado seguramente sea más joven que tú, tenga menos experiencia y piense que lo que estás haciendo está bien. Pero, ¿seguro que lo es? Quizá tú solo quieras sexo y esa joven persona se acabe enamorando de ti. Si entran los sentimientos en juego puede haber problemas mucho más serios. ¿Te imaginas que si le dices que no quieres mantener una relación personal con él o ella te demande por acoso laboral?

Hay que tener en cuenta si alguno de los participantes tiene familiaHay que tener en cuenta si alguno de los participantes tiene familia

- Quizá haya familia. ¿Qué pasa si tú o la otra persona tiene familia en casa? ¿Un marido o una mujer? En una zona neutral como es la empresa parece que esos mundos quedan difuminados o que no se enterarán nunca de lo que pasa. Pero si hay familia, hay que echar el freno a esas fantasías. El respeto a la familia, y sobre todo si hay hijos, es lo más importante.

- Se puede aprovechar de ti. Sí, al principio puede ser todo muy excitante, pero con el paso del tiempo se puede volver en tu contra. Puede querer que le aumentes el sueldo, que le des privilegios que otros no tienen, es decir, que te ponga en una situación delicada y que tus otros empleados no lo vean justo y dejen de ser productivos para tu empresa.

- Puede manipularte y tener un arma contra ti. La manipulación también puede ocurrir. ¿Te imaginas que en un momento de excitación os grabáis o quizá os hacéis fotos para reíros un rato? ¿Qué pasaría si esas fotos se publicasen? Sí, es un arma arrojadiza y no es imposible. La manipulación a los jefes después de haber tenido sexo requiere una mente fría, pero hay personas que harán lo que haga falta para conseguir sus objetivos más deseados. Aunque sea suplantarte o acabar con tu carrera.

- Te puedes sentir culpable. Después de mantener sexo con un/a empleado/a es posible que te sientas culpable o que no sepas por qué te dejases llevar. Quizá fue el vino en la cena de empresa, quizá el momento tenso en una reunión. No importa, pero si te sientes culpable después, deberás marcar los límites y hacerle ver que no habrá una segunda vez, y que lo la haya.

Teniendo una relación de este tipo puedes llegar a sentirte culpableTeniendo una relación de este tipo puedes llegar a sentirte culpable

- Estarás expuesto/a emocionalmente. Es posible que te deje de respetar como jefe porque has entrado en el círculo íntimo de las personas con las que tiene sexo. También es posible que seas tú quien comience a sentir cosas por tu empleado/a y que quedes expuesto por tener tus sentimientos a flor de piel. ¿Estás seguro/a que quieres cualquiera de estas dos cosas?

En definitiva, piensa si realmente es buena idea acostarte con alguien que trabaja para ti. ¿Es solo morbo o quizá sea amor? Acostarte con esa persona, ¿te pone en una situación vulnerable? ¿Crees que te podría manipular de algún modo para poder conseguir sus propios intereses? ´

Piensa fríamente, si no es amor y crees que solo es sexo, si hay tan solo un pensamiento en tu cabeza de que quizá no sea buena idea, entonces mejor déjalo pasar y que solo exista esa fantasía en tu mente de hacerlo en la mesa de tu oficina salvajemente. Ser jefe/a es un papel muy importante para tu empresa y no puedes descubrirte tanto solo por tener un deseo sexual insatisfecho con un empleado/a. Y si realmente quieres hacerlo, deberás estar muy seguro/a de que no habrá nada que luego se pueda poner en tu contra.

Artículos recomendados

Comentarios