Menú
¿Qué es la asexualidad?
¿Qué es la asexualidad?
NO LIBIDINOSO

¿Qué es la asexualidad?

La asexualidad surge cuando una persona no siente atracción sexual hacia otra persona de distinto o igual sexo que el suyo. ¿Te sientes identificado?

La asexualidad surge cuando una persona no siente atracción sexual hacia otra personaLa asexualidad surge cuando una persona no siente atracción sexual hacia otra persona

La orientación sexual y la vida sexual de las personas son dos aspectos que últimamente son protagonistas de la situación actual de gran parte de la sociedad en la que vivimos. Una de estas cuestiones es la asexualidad, que ocurre cuando una persona (hombre y/o mujer) no siente atracción sexual hacia otra persona de distinto o igual sexo que el suyo. Esta conducta es una de las más complicadas dentro de la orientación sexual de una persona, puesto que de ésta misma derivan otras formas de asexualidad que tienen diferentes matices.

Una persona asexual tiene las mismas necesidades afectivas que una persona con una vida sexual activa, únicamente no siente la necesidad de practicar sexo, pero sí de mantener relaciones amorosas, conocer gente y de recibir o dar cariño dándose así por satisfechos y completos. Muchas personas confunden el celibato (personas que no tienen vida sexual ni mantienen relaciones de pareja con todo lo que conlleva esa conducta) con la asexualidad, pero hay que saber diferenciar una conducta de la otra: el celibato se escoge por voluntad propia y la asexualidad de una persona es un aspecto intrínseco que se sostiene sin razón de fundamento aparente y que puede aparecer de manera temporal o atemporal, según la circunstancia en la que se ha desarrollado.

La sexualidad en las relaciones entre hombres y mujeres es una parte muy complejaLa sexualidad en las relaciones entre hombres y mujeres es una parte muy compleja

La sexualidad en las relaciones

La sexualidad en las relaciones entre hombres y mujeres es una parte muy compleja y diversa. En el terreno de la asexualidad en concreto, como hemos dicho anteriormente, existen aspectos diferentes dentro de una misma orientación sexual. A pesar de considerarse personas asexuales, disponen de otros mecanismos de sexo para satisfacer sus necesidades biológicas, llegando incluso algunos a tener sexo con otras personas aún sin necesidad ni ganas.

Como en otros muchos casos cuando a sexo se refiere, algunas personas se ven sometidas a la presión social y quieren llevar una vida sexual aparente de cara a la galería, lo que les conlleva a mantener dichas relaciones sin necesidad. Por ello, la persona asexual tiende a buscar personas que mantiene un bajo nivel de sexualidad o incluso que también es una persona asexual, para así tener la relación amoroso que ellos quieren llevar sin necesidad de practicar sexo o de tener que explicar esta difícil situación. Dentro de esta orientación sexual, existen diferentes personas (sin distinción de sexo) con peculiaridades en la sexualidad, los más comunes son dos:

Existen diferentes personas con peculiaridades en la sexualidadExisten diferentes personas con peculiaridades en la sexualidad

- Hiposexuales: Personas de cualquier orientación sexual, que por diferentes motivos viven una etapa de su vida en que no les apetece tener sexo, pero si sienten la necesidad. Es una asexualidad temporal que una vez solucionado el problema que les derivaba a la falta de apetito sexual, vuelven a tener una vida sexual activa sin ningún tipo de consecuencia derivada.

- No-Libidinoso: Personas que no tiene líbido o impulso sexual y por lo tanto no necesita mantener sexo. En este caso, además de ser una persona asexual, tampoco sienten la necesidad de masturbarse para satisfacer un proceso biológico necesario para el ser humano. Ambas conductas pueden ser temporales o indefinidas, pero todas parten de ser una asexual que por diferentes motivos y circunstancias su vida sexual se está viendo sometida a cambios no necesariamente justificados. En cuanto a la vía del sexo por masturbación es muy dado dentro de la persona asexual. En algunos casos, la persona asexual no siente la necesidad tampoco de masturbarse puesto que no siente la necesidad ni las ganas de tener sexo, pero por razones biológicas adoptan la postura de masturbarse para poder así satisfacer éstas necesidades biológicas.

Posibles causas

Los especialistas en la materia (tanto médicos como sexólogos) descartan la posibilidad de que exista un hecho en concreto que determine la aparición de la asexualidad en una persona. Según estudios realizados por reconocidas universidades de EEUU, la asexualidad tan sólo abarca el 2% de la población mundial, siendo un 5% el de la homosexualidad. Un estudio realizado en Canadá, escogió diferentes personas de sexo, edades y entornos diferentes y les realizaron un estudio en el cual viviendo situaciones personales y profesionales similares (estrés, falta de sueño, exceso de trabajo, vida familiar activa, problemas sentimentales...) unos tenían una vida sexual plena y activa y en cambio otros reconocían que su vida sexual era nula y que en muchos casos no sentían ganas ni necesidad de tener sexo, considerándose asexual. Aquí quedó demostrado que no existía una causa concreta que determinará la aparición o sentimiento de asexualidad en una persona.

Posibles complejos o inseguridad son motivos para la asexualidadPosibles complejos o inseguridad son motivos para la asexualidad

Aún así, existen algunas razones que pueden derivar en que una persona sea asexual, pero no es determinante en ningún caso. Causas como por ejemplo, tener complejos físicos, la inseguridad o la falta de confianza en uno mismo, no haber tenido relaciones sentimentales estables que asienten las bases de una buena vida sexual o no tener clara tu orientación sexual son aspectos de la vida de una persona que determina en gran medido la posible aparición de la asexualidad. Las presiones de la sociedad ante estos temas de sexo han provocado también que personas de diferente orientación sexual se sientan reprimidas y en muchos casos opten por la conducta asexual como modo de vida. En algunos casos, especialistas en la materia, han determinado que existen personas que tras diferentes situaciones duras en su vida, no tener determinada su orientación sexual o no querer reconocerla le ha provocado ciertos miedos que se han desarrollado de esta manera, siendo su propio cuerpo quien les impide tener un vida sexual ya que en el momento de producirse el acto, el cuerpo no les responde.

En cualquier caso, es importante tener información sobre la conducta asexual y conocer desde donde parte esta asexualidad para saber si es derivada de cualquier presión circunstancial de la vida de esa persona o si proviene de otras circunstancias. Es aconsejable acudir a un especialista que le ayude a conocer de primera mano esta situación y a darle unas pautas necesarias para saber afrontarlo social y íntimamente sin que pueda ser perjudicial para su salud, tanto mental como física.

Te puede interesar

Comentarios