Menú
Posturas sexuales del Kamasutra: unión de la abeja
Posturas sexuales del Kamasutra: unión de la abeja
KAMASUTRA

Posturas sexuales del Kamasutra: unión de la abeja

El Kamasutra es una opción para salir de la rutina con tu pareja. Probar nuevas posturas, además de generar morbo, potenciará tus relaciones sexuales.

Cuando se hace el amor o se mantiene sexo con otra persona no solo consiste en penetrar y que uno de la pareja llegue al orgasmo primero. No es una competición en el que cuando uno tiene el orgasmo ya se acaba toda la relación sexual, ni mucho menos. El sexo es para disfrutarlo en solitario, en pareja o con más personas... Pero al fin y al cabo es una representación del placer en estado puro.

El Kamasutra es una buena guía de posturas sexuales para disfrutar en pareja y que además, se encuentre el placer al máximo por ambas partes. Existen muchas posturas sexuales en el Kamasutra que te pueden interesar, pero a continuación vas a encontrar una bastante interesante: la unión de la abeja.

La unión de la abeja

Esta postura es bastante íntima aunque la pareja no se verá el rostro en ningún momento, por lo que para algunos, también pueden sentir un gran morbo al sentir placer continuamente sin necesidad de ver el rostro del acompañante sexual.

Con el Kamasutra potenciarás el placer de tus relaciones sexualesCon el Kamasutra potenciarás el placer de tus relaciones sexuales

En esta postura la mujer se sienta sobre el pene de su pareja masculina que también está sentado y con las piernas estiradas hacia delante. La mujer, estando de espaldas a su compañero sexual puede moverse libremente hacia delante y hacia atrás para poder controlar la penetración apoyándose con brazos y piernas. El hombre puede acompañar el movimiento levantándola a través de los muslos o el trasero.

Esta postura sexual puede tener una variante muy excitante que puede gustar a muchas parejas. En este caso el hombre se puede situar de espaldas a una pared para tener un mejor apoyo. En vez de sentarse, la mujer se arrodilla para poder inclinarse hacia delante con mayor facilidad y cambiar el ángulo de inclinación de la vagina.

Pero como en todo, esta postura sexual también tiene ventajas e inconvenientes que es buena idea que conozcas para saber si es una buena postura o no para vuestro encuentro íntimo y sexual.

Ventajas de la unión de la abeja

Las ventajas de esta postura es que la mujer controla mejor el movimiento y la profundidad de la penetración. En otras posturas con penetración desde atrás puede ser más complicado poder controlar la profundidad, pero en esta postura puede ser más sencillo.

Controlar la profundidad de la penetración es placentero para la mujerControlar la profundidad de la penetración es placentero para la mujer

Otra ventaja de esta postura es que el hombre y la mujer tienen las manos libres para poder estimular el clítoris de la mujer ya sea con la mano como con algún juguete sexual. Además, las paredes delanteras de la vagina y el punto G reciben una estimulación extra que hará que el placer sexual sea máximo.

Además, como el hombre está en una posición pasiva tendrá el tiempo que quiera para poder estimular no solo el clítoris de su pareja, sino también los senos, acariciarle el cabello, besarle por la espalda... Cualquier estímulo en el que la pareja pueda sentirse estimulada sexualmente.

Inconvenientes de la unión de la pareja

En esta postura sexual también podemos encontrar algunos inconvenientes que se deben remarcar para que podáis elegir si realmente esta posición del Kamasutra es ideal para vosotros o no.

Aunque hay inconvenientes, los placeres de la unión de la abeja son muchosAunque hay inconvenientes, los placeres de la unión de la abeja son muchos

Si en esta postura no hay punto de apoyo para el hombre, puede resultar demasiado cansado para éste. Además, si el hombre tiene una actitud demasiado pasiva en cuanto a la penetración de la mujer y no le ayuda con movimientos en el trasero o a través de los muslos, también puede ser una postura que canse excesivamente a la mujer.

Para evitar que sea una postura demasiado complicada o cansada tanto para la mujer como para el hombre, lo ideal es que ambos pongan de su parte en los movimientos para que de esta manera sea placentero y estimulante para ambos.

Te puede interesar

Comentarios