Menú
Infidelidades en las cenas de empresa: claves para evitar la tentación
ADIÓS AL PECADO

Infidelidades en las cenas de empresa: claves para evitar la tentación

Puede que te guste alguno de tus compañeros/as de trabajo por lo que, si tienes pareja y quieres seguir con ella, debes evitar la tentación durante una cena de empresa.

Dicen que lo que ocurre en las cenas de empresa, 'se queda en la cena de empresa', pero donde sí se puede quedar realmente arraigado es en tu conciencia. Las cenas de empresa son un buen momento para disfrutar de la compañía de tus compañeros de oficina y de tus jefes sin tener que estar pendiente de la presión que existe en la vida diaria laboral.

Para muchas personas las cenas de empresa pueden ser momentos divertidos pero para otros quizá sean momentos tediosos donde se prefiere que se pase rápido el rato de estar en la cena. Muchas personas van más por compromiso que porque en realidad les apetezca pasar un rato con compañeros.

Las cenas de trabajo pueden ser una tentación si te gusta un compañero/aLas cenas de trabajo pueden ser una tentación si te gusta un compañero/a

Pero quizá también el ir a la cena de empresa significa estar más cerca de ese chico o chica que tanto te llama la atención y que incluso te atrae un poco sexualmente, pero que intentas evitar diariamente. Pero, ¿cómo evitar la tentación si estáis en un ambiente demasiado distendido y sin las parejas alrededor para vigilar los comportamientos?

El peligro de las cenas de empresas

Quizá conozcas alguna relación de pareja que se ha roto después de que algún miembro fuese a una cena de empresa y que sin evitarlo mucho, tuviese un desliz con alguno/a de sus compañeros/as o incluso con el/la jefe/a. Hay personas que en la oficina parecen personas totalmente diferente a cuando salen por la puerta del trabajo.

Existen estudios que muestran cómo las infidelidades matrimoniales ocurren en las fiestas de empresas. Si crees que puedes caer en un desliz pero quieres evitar la tentación porque realmente quieres a tu pareja y no quieres arruinar vuestra relación, entonces deberás tomar algunas medidas en cuenta.

Invita a tu pareja a la fiesta

Invitar a tu pareja a la fiesta es una buena manera de que confíe en ti y que los miembros de tu empresa sepan que quieres a tu pareja por encima de todas las cosas, incluso de las fiestas más salvajes. Además, esta es una forma de mostrarle a tu pareja que puede confiar en ti y que el amor que sientes hacia ella es real. Tu pareja podrá actuar casi sin darse cuenta como un elemento disuasorio para las personas que podrían acercarse a ti en caso de que hubieras estado solo/a en la fiesta.

Llevar a tu pareja a esta cena es una buena forma de evitar la tentaciónLlevar a tu pareja a esta cena es una buena forma de evitar la tentación

Las empresas normalmente no ponen pegas si quieres llevar a tu pareja, por lo que no habrá problema si quieres hacerlo. En caso de que tu empresa no quiera permitir la presencia de personas de fuera de la empresa a ese tipo de cenas, entonces, piensa si realmente merece la pena acudir a esa cena de empresa.

Evita caer en la tentación

Para evitar caer en la tentación lo primero que debes hacer es evitar la tentación. Si hay alguien de tu empresa que te gusta un poco por su forma de ser o incluso por su físico, es normal. Eres humano/a y hay personas que te pueden atraer más que otras, no te sientas mal por eso.

Pero si te das cuenta que de repente empiezas a mentir a tu pareja para pasar más tiempo en la oficina y estar al lado de esa persona, o incluso prefieres que tu pareja no vaya a la cena de empresa aunque puedas llevarle... entonces, ha llegado el momento de que valores si realmente merece la pena caer en esa tentación. Si lo piensas demasiado es porque quizá no quieres a tu pareja todo lo que realmente pensabas. Y si sí le quieres... entonces, ve a la cena y evita estar cerca de esa persona que te podría hacer caer en una infidelidad.

Sé sincero con tus compañeros/as de oficina

En todo momento debes hacer saber a todo el mundo que tienes pareja y que irías a la luna si hiciera falta a su lado. Que no hay nada ni nadie que se pueda interponer entre vosotros. Nunca mientas sobre tu estado civil porque si lo haces es como si te avergonzaras de la vida que llevas e incluso, de estar con tu pareja. Eso no es ético.

Sé honesto con los demás, pero también contigo mismo/a. Evalúa tus sentimientos, porque si tienes en la cabeza una posible infidelidad es porque quizá debas reflexionar sobre tu relación de pareja actual.

¿Realmente quieres tener una aventura?

Está bien querer evitar la tentación, pero para evitarlo realmente deberás hacerte la siguiente pregunta: ¿realmente quieres tener una aventura? Porque si realmente tienes pensamientos de tener una aventura, no importa lo que te quieras resistir en la cena de empresa porque antes o después la tendrás. Entonces, lo mejor es que seas honesto/a contigo mismo/a y te des cuenta de lo que realmente quieres.

Debes ser honesto y decir que tienes parejaDebes ser honesto y decir que tienes pareja

Si en algún momento has mentido a tu pareja o has hecho algo que sabes que no es correcto -como compartir comentarios poco adecuados, quedaros a solas para pasar más tiempo juntos, etc- piensa si realmente quieres evitar la aventura o si quieres añadir ese problema a tu vida, y por supuesto, en los sentimientos de arrepentimiento que vendrá después o al menos, sentimientos de culpa por haber engañado a una persona que te ama y que está contigo a tu lado cada día.

Sé honesto/a con la otra persona

Si sabes que la otra persona con la que puedes tener el desliz también siente algo por ti aunque solo sea atracción sexual, entonces ha llegado el momento de que tengas una conversación con esa persona. Si no se da cuenta que si le evitas es para no tener problemas de pareja, deberás decírselo directamente. Dile que no quieres tener problemas sentimentales y que aunque podría haber algo entre vosotros en otras circunstancias, vuestra realidad no es la que le gustaría que fuese y que tú prefieres seguir feliz en pareja.

Las cenas de empresas no tendrían que suponer ningún peligro para las personas que asisten a ellas, pero lo que sí es verdad es solo tú eres el encargado/a de que todo vaya bien o que todo vaya mal tanto en tu interior como en tu vida personal. ¡Ve a la cena a divertirte en lugar de pensar en posibles infidelidades!

Artículos recomendados

Comentarios