Menú
Cómo evitar la eyaculación precoz
Cómo evitar la eyaculación precoz
PROBLEMA DE PAREJA

Cómo evitar la eyaculación precoz

Aunque es un asunto que afecta al 70% de los hombres en algún momento de su vida, sigue siendo un tema tabú y algo que afecta a la pareja, no solo al varón.

La eyaculación precoz es un tema que supone una gran preocupación en muchos hombres. Consiste en la expulsión súbita y de forma incontrolada de semen antes o muy poco tiempo después de comenzar el acto sexual. Siendo un acto totalmente indeseado por el varón, este no es capaz de controlar el reflejo eyaculatorio de su pene a la hora de iniciar o seguir con la penetración.

En la cama y en el ámbito del sexo, que un hombre dure mucho o poco tiempo sin eyacular depende del tipo de persona. Hay quienes aguantan más y quienes aguantan menos. De todas formas, la eyaculación precoz se acepta como aquella en la que la salida de semen que se produce antes de un minuto de empezar cualquier tipo de juego sexual. Si el tiempo oscila entre uno y los cinco minutos, puede que se trate también de este problema aunque no tiene por qué.

La eyaculación precoz es una disfunción sexual más frecuenteLa eyaculación precoz es una disfunción sexual más frecuente

Sea como sea, el límite establecido se sitúa en el primer minuto de empezar la relación sexual y ya a partir de ahí, esto es una cuestión de cada hombre, su grado de excitación y también de su grado de sensibilidad. La eyaculación precoz es una de las disfunciones sexuales más frecuentes en el varón y al menos un 70% de los hombres han sufrido algún episodio a lo largo de su vida.

¿Qué causa la eyaculación precoz?

Antes de tratar el problema de la eyaculación precoz, es muy importante determinar cuáles son sus causas. La ansiedad es uno de los factores más esenciales y también el más principal que causa dicha disfunción. También, un alto nivel de nerviosismo o estrés pueden tener como consecuencia que el hombre pierda el control durante el acto sexual.

Existen también causas biológicas que explicarían este fenómeno y es que el mecanismo por el que se piensa que se produce este trastorno es una alteración en la sensibilidad de los receptores cerebrales de la serotonina. Si la eyaculación precoz viene de la adolescencia y es algo casi crónico, entonces puede tratarse de algún tipo de trastorno genético.

Otra de las posibles causas que provocaría la temprana eyaculación podría ser que el hombre afectado no mantuviera relaciones sexuales de forma frecuente, estuviera en una relación o no. De hecho, todos aquellos varones que tienen sexo bastante a menudo son los que más disfrutan del placer en la cama y los que menos sufren de tal disfunción.

Las infecciones de la vía urinaria o de la próstata o la prostatitis crónica son también otras de las posibles causantes de la expulsión incontrolada de semen. Por otro lado, consumir excesivamente alcohol o tabaco y determinados fármacos o drogas también influyen en dicho problema. El pene es un órgano más del cuerpo y que, con el tiempo, también se resiente ante los malos hábitos.

¿Cómo evitarla?

Prevenir la eyaculación precoz es algo que está íntimamente ligado a la psicología de quien la sufre. Es muy esencial e importante mantener la calma durante la relación sexual y no crear ningún tipo de expectativa en la cama. Algo a tener en cuenta es también intentar olvidar las malas experiencias del pasado pues, por el contrario, esto puede llegar a convertirse en una fuente de frustraciones, no solo por no conseguir lo que uno quiere, sino porque el hombre será incapaz de concentrarse y disfrutar con el sexo.

La mente se encarga de gestionar la excitaciónLa mente se encarga de gestionar la excitación

Es la propia mente la que percibe y gestiona la excitación sexual y por ello, es recomendable no preocuparse más de la cuenta en este aspecto y más si el asunto no es causado por algo grave. Pensar en querer llegar al clímax del placer en la cama es algo positivo siempre y cuando se sepa controlar. No existe ninguna metodología exacta para prevenir la eyaculación precoz de semen pero, sin embargo, si hay algunos consejos bastantes factibles y básicos que podrían ayudar a un hombre con dicha disfunción:

- Mantener relaciones sexuales sanas, llenas de placer y sin presiones externas.

- Tener confianza y una buena comunicación con la pareja.

- Llevar a cabo cambios de ritmo durante la penetración.

- Realizar sin ninguna prisa muchos juegos preliminares.

- No obsesionarse con la eyaculación o por cómo se debería de comportar el pene.

- Hacer ejercicio, tener una buena alimentaciones y llevar una vida saludable en la que no se abuse del alcohol ni del tabaco.

- Frena las masturbaciones aceleradas y no busques el orgasmo a los pocos segundos de empezar. Tómatelo con calma, el placer llegará.

Hay también posiciones sexuales que aceleran la eyaculación y otras que, sin embargo, están nada recomendadas en las terapias de pareja. Una posición que se recomienda para ayudar a retardar la eyaculación masculina es la del varón acostado y la mujer encima: esto permitirá que sea ella la que controle el pene del hombre y su grado de penetración, ángulo y también la velocidad del coito.

Cómo afrontar el problema con tu pareja

La eyaculación precoz puede significar un verdadero tormento y un asunto que desgaste mucho la relación con la pareja. Suele provocar malestar y conflictos y tiende a generar consecuencias personales negativas como la angustia, frustración y la tendencia a evitar el sexo para evitar el posible fracaso.

La comprensión, el apoyo y la comunicación es muy importante para afrontar este problemaLa comprensión, el apoyo y la comunicación es muy importante para afrontar este problema

El papel de la pareja en este tipo de trastorno es clave para la solución del problema pues su apoyo psicológico es lo más utilizado para obtener excelentes resultados. Es importantísimo que la pareja nunca tenga una actitud descalificadora o humillante hacia el hombre pues lo único que esto produciría sería un aumento de ansiedad.

Si se acude al médico, asistir a la cita con la propia pareja será algo muy positivo para ambos pues pensar que la eyaculación precoz es tan solo un problema de uno es todo un error. Aunque es cierto que es un trastorno que solo afecta a una parte de la pareja, es esencial que ambos acudan a un especialista pues puede haber áreas de conflictos entre ellos dos que nunca se solucionarán con la ausencia de uno.

La comprensión, el apoyo y la comunicación es algo importantísimo cuando se da la eyaculación precoz en el hombre. Hablar con la pareja llevará a que ambos puedan llegar a realizar una actividad sexual con mucho juego y también con mucha satisfacción. Si solo hablarlo no funciona, la opción final es recurrir a terapia.

Tratar la eyaculación precoz significaría una combinación de educación en sexualidad, medicación y reentrenamiento de respuesta con el objetivo de lograr el control del reflejo eyaculatorio. Todo esto, para mejorar el pronóstico, debe estar acompañado de la pareja, si se tiene, pues ambos deben explorar su sexualidad, sus gustos y también aprender nuevas técnicas. ¡Nada de cerrarse!

Te puede interesar

Comentarios