Menú
Alergia primaveral y hacer el amor: ¿Cómo afecta a mis relaciones sexuales?
Alergia primaveral y hacer el amor: ¿Cómo afecta a mis relaciones sexuales?
SEXO EN PRIMAVERA

Alergia primaveral y hacer el amor: ¿Cómo afecta a mis relaciones sexuales?

Sufres alergia y a menudo tus relaciones se ven empeoradas o pierdes tu apetito sexual en Bekia te ayudamos a superar esta situación.

La primavera la sangre altera y con ella que, el calor, las terrazas y los días más largos, hagan que sea tiempo de disfrutar de las calles. Con el verano a la vuelta de la esquina, las temperaturas permiten que queramos gozar más del aire libre; mejor todavía si es con tu pareja. Pero hay un problema un tanto grave: ¿Qué pasa con los alérgicos?

La salud durante la estación primaveral es poco compañera de las parejas, tanto si se está en campo como en ciudad: el apetito sexual nace con la nueva época, pero la fatiga, la desgana y las sucesivas consecuencias de padecer algún tipo de alergia son las enemigas de la salud conyugal.

Al igual que las prendas más ligeras y cortas van saliendo al encuentro de la primavera, el polen y la alergia se hacen un hueco entre nuestros planes. Los que padecen sus efectos más fuertes saben perfectamente de lo que se está hablando, porque durante esta época hay poco tiempo para pensar en el sexo.

Síntomas poco amigos

Los principales síntomas de la alergia primaveral son la sequedad en las fosas nasales y la garganta, impidiendo que la respiración sea normal. Tampoco dan mucho placer los estornudos, el moqueo constante y la tos continua.

La alergia ocasionara graves problemas a tus relaciones sexualesLa alergia ocasionara graves problemas a tus relaciones sexuales

Aquí no se queda la cosa, sino que también cabe mencionar que la reacción a los agentes externos -más conocidos como alérgenos- causan un irritante picor en la piel y los ojos, junto con la sensación de malestar que esto conlleva. El lagrimeo viene acompañado de una sensación de ahogo constante, además del efecto de desgana, cansancio y debilidad.

Estos síntomas son poco amigos a la hora de disfrutar de un buen rato, y mucho menos del placer que produce el sexo. Los ojos, la nariz y los pulmones son los peor parados durante la época de alergias, cosa que impide mantener una buena respiración -necesaria si se quiere realizar cierto ejercicio-.

Tampoco es agradable el silbido constante que surge del pecho con cada respiración forzada -más todavía durante el sexo-. Los pulmones padecen y ese esfuerzo se nota en la garganta, que de por sí aparece irritada. Así que la salud es lo primero, aunque las ganas puedan más.

El sexo tendrá que esperar por los problemas de saludEl sexo tendrá que esperar por los problemas de salud

El sexo debe esperar

No es recomendable que se haga ejercicio con tantos males encima, ya que -la gran mayoría de veces- es la desgana y la falta de apetito las que pueden con el placer de mantener relaciones sexuales durante estos días. Mientras duren los síntomas, es mejor guardar reposo hasta que la alergia arrecie.

Si se prefiere, puede mirarse de esta manera: la falta de fuerza, la sensación de cuerpo pesado, la debilidad constante, el cansancio agotador y la desgana que producen mocos, tos y demás síntomas son los culpables de que tú o tu pareja estéis poco participativos. Por lo tanto, apagados y un tanto aburridos en la cama -o donde sea-.

Así pues, el sexo es lo último que se te puede llegar a pasar por la cabeza mientras la alergia se abre paso por cada poro de tu cuerpo, llevándose consigo el placer que supone el pasar un buen rato con la otra persona.

Tampoco es que el estar enfermo sea un impedimento en sí mismo, sino que también es poco agradable a la vista: los ojos apagados, la pesadez del cuerpo, las ojeras, los sudores, la fiebre... No son lo que se dice un aliciente para la práctica del sexo.

Los medicamentos provocaran una serie de efectos secundarios que nos impedirán practicar sexoLos medicamentos provocaran una serie de efectos secundarios que nos impedirán practicar sexo

Sexo vs fármacos

Para conseguir que se reduzcan los síntomas hay una serie de medicamentos pertenecientes al grupo de antihistamínicos y esteróides tópicos nasales. Ambos ayudan a una recuperación temprana, pero no son del todo recomendables si en lo que estás pensando es en el sexo.

Los efectos secundarios que pueden aparecer con esta pequeña ayuda es la sedación, la sensación de somnolencia, la sequedad y una visión borrosa en el caso de los primeros; mientras que los segundos producen irritación de garganta y dolores de cabeza constantes.

No es recomendable tomarlos si se quiere practicar sexo, pero tampoco se recomienda no consumir estos medicamentos si se quiere mejorar. La decisión es tuya propia, pero no hay muchas más opciones durante la primavera, ya que, por mucho que la sangre altere, la alergia puede más que cualquier otro tipo de placer.

Paciencia, todo llega

No es plato de buen gusto tener relaciones con tu pareja con estos síntomas, ni tampoco que tu pareja los padezca y esté incómoda. Por lo tanto, el único consejo que se puede seguir es la paciencia, ya que la salud no está de parte de la libido, sino de la desgana.

Es un mal menor si tenemos en cuenta que, hasta que el ahogo y la desgana no desaparezcan, el sexo no supondrá el placer de siempre. Así que la primavera no es muy recomendable para los que padezcan en su salud de una alergia grave.

Te puede interesar

Comentarios