Menú
Micromachismos: qué son, cómo detectarlos y cómo luchar contra ellos
FENÓMENO SOCIAL

Micromachismos: qué son, cómo detectarlos y cómo luchar contra ellos

Los roles dentro de los géneros siempre han estado presentes, y algunas veces parece que no lo están porque las conductas que los asocian son débiles y situles. Eso es el micromachismo.

No es sorpresa que en nuestra sociedad los roles de género siempre han estado fuertemente marcados desde que nacemos. Se ha unido clásicamente a la subordinación de los roles dentro de la familia en beneficio de los hombres, para aumentar su comodidad y como una forma de mantener un control emocional sobre las mujeres. Por tanto, el machismo se refiere a todo el conjunto de conductas, conductas, comentarios y prácticas sociales que promueven una actitud discriminatoria contra las mujeres, alegando mayor debilidad por su parte.

Detectarlo es muy importante para atacar el foco principalDetectarlo es muy importante para atacar el foco principal

Hay muchísimos factores que han impedido superar este lastre cultural en nuestra sociedad. Los más evidentes son:

-Machismo en la educación: tanto dentro como fuera del ámbito familiar. Por ejemplo, asociar la autorrealización y de las mujeres con el matrimonio y la concepción. ¿Cuántas veces hemos oído a nuestras abuelas o madres decir que "esa chica se va a quedar para vestir santos"? Si esa expresión os suena es que seguramente habrás crecido en un ambiente con cierta influencia machista.

-Machismo en la religión. Lo queramos o no la religión ha supuesto un gran atraso en este sentido. No se salva ni una. La religión musulmana, el hinduísmo, catolicismo, mormonismo, el judaísmo, etc.

-Machismo en el trabajo. Antiguamente existía una división del trabajo donde los trabajos físicos que requerían mayor aguante eran desempeñados por hombres. Sin embargo, actualmente con el desarrollo tecnológico es irrelevante. Es más importante las aptitudes intelectuales. Entonces, ¿por qué muchos hombres siguen prefiriendo a otros hombres en puestos directivos? ¿o por qué el sueldo recibido es menor en las mujeres?

La normalización y la tolerancia, dos conceptos en torno al micromachismoLa normalización y la tolerancia, dos conceptos en torno al micromachismo

La aparición de los micromachismos y tipos

Actualmente y con todo lo dicho hasta ahora están mal vistas las conductas machistas en nuestra sociedad actual, no las toleramos. Sin embargo, han surgiendo un nuevo tipo de conductas y comportamientos mucho más sutiles y difíciles de detectar en algunos casos ante la normalización de su uso. Son los micromachismos , comprenden todo tipo de prácticas violentas pero sutiles en la vida cotidiana con el fin de perpetuar la desigualdad en los roles de género. Lo peor de todo, es que muchos están ligeramente encubiertos por lo que estas prácticas están "permitidas" por los ciudadanos ¡incluidas una gran cantidad de mujeres!

El terapeuta argentino Bonino, quién estuvo estudiando estos fenómenos sociales clasificó cuatro tipo de micromachismos:

1- Utilitarios: vienen en forma de comentarios cotidianos en el hogar y se aprovechan de que los roles de la mujer antiguamente estaban asociados a una posición doméstica. El objetivo no es tanto lo que se hace si no de lo que se libra uno de hacer como librarse de tareas domésticas o dar la impresión de que se hacen favores a la mujer cuando en realidad son cosas necesarias para los dos. Por ejemplo: "María, te he puesto el lavavajillas". Ante cosas así podemos responder: "¿Dónde? ¿Debajo de la cama?"

2- Los micromachismos encubiertos. Son tan sutiles que son tremendamente efectivos. Se basan en comentarios que dejan caer la importancia del hombre sobre la mujer. Formas de manipulación a través de condescendencia, mal humor, ironías, "olvidos", hacerse el tonto, tomar una actitud de "padre coraje", ir de víctima, quitarse responsabilidades, echar balones fuera, etc. Dentro de los paternalismos es muy común decir que las cosas que se hacen son "por" la mujer, que se busca lo mejor "para" ella, cuando en realidad es mentira. Por otro lado, es común quitarse responsabilidades con miles de excusas, "Con el trabajo no tengo tiempo", "no se me dan bien los niños", "intento hacerlo bien", etc.

El micromachismo crea inseguridad y priva de libertad a la víctimaEl micromachismo crea inseguridad y priva de libertad a la víctima

3 -Los micromachismos coercitivos. Son aquellos usados por los hombres que buscan doblegar a la mujer con el fin de hacerla más insegura, controlarla y dependiente de él. En definitiva, el resultado es una pérdida de autoestima por parte de las mujeres, incapacidad para defender sus opiniones y una vida limitada por el control de su pareja.

-Controlar el dinero: se duda de los gastos que hace la mujer en diferentes ámbitos (gastos propios o gastos en la familia en caso de que sea ama de casa), por ejemplo, pueden negar el dinero invertido en los gastos domésticos, dando a entender que lo malgasta o que no sabe administrarse. Por otro lado, tambiién es común ocultar lo que ha gastado él.

-Tomar decisiones sin tener en cuenta a la mujer (aunque después se disculpe).

-Insistencia abusiva. Se insiste una y otra vez en lo mismo hasta que la mujer acaba cediendo por cansancio.

4 -Micromachismos de crisis. Por fin, cuando la mujer empieza a ganar más confianza en si misma y por tanto, más poder, suelen aparecer este tipo de micromachismos. Entre ellos podemos encontrar el pseudoapoyo, se trata de comentarios que parecen apoyar a la mujer pero no vienen acompañados de conductas concretas. Otro es comentarios dirigidos a dar lástima a la mujer para ver su reacción, si el hombre tiene alguna adicción o enfermedad seguramente aumentará sus síntomas. Buscan despertar un sentimiento de protección en la mujer.

La educación escolar y del hogar tienen que estar equilibradasLa educación escolar y del hogar tienen que estar equilibradas

¿Cómo luchar contra los micromachismos?

En primer lugar, educa en igualdad de género. Si queremos que en un futuro desaparezca esta situación tenemos que educar a las mujeres y hombres del futuro desde que son pequeños. Lo ideal sería que la educación recibida en el colegio fuese acorde a la recibida en casa pero lo cierto es que muy pocos centros se preocupan de educar en este modo.

Por otro lado, no seas tolerante. Si hay algo que no te convence (independientemente de quien sea la persona, tu pareja, tus padres, un compañero de trabajo...) déjalo claro desde el principio, da tu postura abiertamente. Hay personas que no son del todo conscientes y tenemos que hacerlas conscientes de las connotaciones negativas que tienen sus comentarios. Hay otras que lo imaginan pero no lo reconozcen porque les da pereza cambiarlas, pueden decir que exageras o que no es para tanto, niégate e insiste. A continuación os dejamos con algunos ejemplos de micromachismos para que te sean más fácil detectarlos. Seguro que más de uno te sonarán.

-"Sonríe mujer, que estás más guapa".

-Criticar a una mujer por la ropa que lleva a un evento.

-Si se piden dos bebidas, por ejemplo un batido de cereza y una cerveza fíjate a quién le sirven la bebida alcohólica.

-"¿Y ya has encontrado a alguien?"

-"Hoy estás de niñera" (dirigido a un hombre).

-"¡Que coñazo de sitio!"

Por eso, responde a todos los micromachismos que te lancen, sobre todo si tus hijos están presentes, con el fin de que puedan entender porque esos comentarios no son correctos. Si las mujeres no se quejan y los permiten seguirán existiendo en nuestra sociedad y nada cambiará en un futuro.

Artículos recomendados

1 Comentario

yopo

14/06/2016 18:16

jajaja que no mamen

0 0

Responder