Menú
Mi pareja es alcohólico: ¿Cómo le puedo ayudar?
CÓMO AYUDARLE

Mi pareja es alcohólico: ¿Cómo le puedo ayudar?

Si tu pareja es alcohólica y no sabes cómo coger las riendas de la situación y ayudarle, te contamos algunas tácticas para conseguirlo.

Vivir con un alcohólico es difícil, sobre todo si le quieres y no quieres cortar. Las personas que tienen un problema con el alcohol es difícil que lo reconozcan a no ser que toquen fondo, y para que eso ocurra, tiene que pasar mucho tiempo, a veces incluso años. Este proceso puede acortarse si tú y el resto de la familia interviene haciéndole abrir los ojos. Sin embargo, ni así podemos cantar victoria porque el camino a la abstinencia estará lleno de baches, recaídas y arrepentimientos.

¿Cómo puede el alcohol destruir una relación de pareja?

Todas las drogas dañan las relaciones, aunque el alcohol al ser una droga con efectos más insidiosos a largo plazo se tiende a tolerar más al principio, por eso, es más fácil que la pareja aguante el alcoholismo del otro e incluso llegue a 'acostumbrarse'.

Sin embargo, el consumo excesivo de alcohol hace que el afectado pierda la conexión emocional que tiene con su familia. Es porque gran parte de su tiempo lo pasan bebiendo y posteriormente recuperándose de la borrachera, la resaca. Lógicamente cuando beben no pueden estar con la familia y si están los resultados no son buenos.

Durante la resaca los alcohólicos no quieren tener contacto con nadieDurante la resaca los alcohólicos no quieren tener contacto con nadie

Durante la resaca los alcohólicos no quieren contacto con nadie y normalmente duermen todo el día. La familia tendrá cada vez menos contacto con él e irremediablemente se producirá un distanciamiento cuando poco a poco el alcohólico se vaya perdiendo los acontecimientos más importantes de la familia (un cumpleaños, una graduación, la actuación de....).

Por otro lado, dentro de la pareja la intimidad también se ve afectada. La bebida puede producir impotencia puntual y falta de libido, además a largo plazo puede producir una enfermedad como la esterilidad, un grave problema si además la mujer desea descendencia.

Hay muchas consecuencias que se derivan de la bebida como la pérdida de dinero en la casa. Pero la más grave de todas ellas es la violencia. Cuando el alcohólico llega al punto en que se vuelve violento a nivel verbal o físico la relación se habrá roto para siempre. Una vez que se pierde el respeto por la otra persona es my difícil volver a recuperarlo y fácil traspasar esa línea de nuevo, por muchas disculpas y arrepentimientos del alcohólico a su familia. Por eso, la mejor solución es buscar ayuda antes de que esta situación llegue a darse.

Como ayudar a tu pareja a salir del alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad para una gran parte de los que trabajan en adicciones, y al igual que en una, si la persona no reconoce que la tiene, poco se puede hacer por ella. Por eso, si sigues estos consejos y aun así no logras que tu marido o mujer salga del alcoholismo no debes sentirte culpable porque no has tenido la culpa de nada, no puedes ayudar a alguien que no se quiere dejar ayudar.

Tienes que concienciar a tu pareja sobre los problemas que ocasiona el alcoholTienes que concienciar a tu pareja sobre los problemas que ocasiona el alcohol

1 Conciénciale

El adicto que realmente quiere dejar una adicción es aquel que toca fondo y se da cuenta de que no puede seguir así. Por eso, si tu pareja no reconoce que tiene un problema poco puedes hacer por él. Sin embargo, siempre puedes intentar concienciarle. Para ello habla con él abiertamente pero sin acusarle directamente, muéstrale los signos de que es un adicto al alcohol pero no le culpes por ello, solo hazle ver sus acciones, sin juzgarlas, no aportes una opinión, solo los hechos objetivos, si no, solo conseguirás que se cierre en banda.

Por ejemplo, en vez de decir "el otro día en la fiesta te emborrachaste e hiciste el ridículo" di "el otro día en la fiesta bebiste 4 copas y te caíste encima de la tarta". Debes estar calmado e intentar comprenderle, ponerte en su lugar. Frases como "se que es duro pero...", "te entiendo pero aun así no puedes negar que...", etc. De todos modos, prepárate para una negativa y un ataque personal a modo crítica, acusación o intento de manipulación.

2 Búscale ayuda profesional

Las posibilidades de salir del alcoholismo sin algún tipo de ayuda profesional son casi nulas. La abstinencia del alcoholismo debe estar supervisada, sobre todo si se trata de un caso grave de alcoholismo, de varios años. Es muy importante que un alcohólico crónico no deje nunca la bebida por su cuenta, es vital, podría morir.

El síndrome de abstinencia del alcohol puede llegar a ser mortal en muchos casos cuando no se supervisa desde fuera. Se debe hacer progresivamente y siempre supervisado por un profesional, nunca de golpe. Por eso, la mejor forma de ayudarle a salir de la enfermedad es acudir a un profesional antes de empezar el proceso de dejar la bebida.

Los grupos de apoyo tipo Alcohólicos Anónimos serán una gran ayuda. Ellos defienden que el alcoholismo es una enfermedad de la que uno no tiene la culpa de haber caído en ella pero si que tiene la responsabilidad de levantarse y luchar. Acompáñale a las charlas las primeras veces. En estos sitios también suelen hacer reuniones para la familia, donde hacen un asesoramiento y te dan pautas de actuación ante posibles recaídas. Acude a cuantas más mejor, ahí te dirán qué hacer en según qué circunstancias.

A no ser que el alcohólico decida dejar la adicción, es muy difícil que tú consigas que pareA no ser que el alcohólico decida dejar la adicción, es muy difícil que tú consigas que pare

3 Pide la colaboración de amigos y familiares

El problema debe ser conocido por las personas más cercanas, de forma que si el alcohólico se decide a dejarlo va a tener que tener vigilancia completa al principio, en función de lo que os recomiende el psicólogo. Podéis poneros de acuerdo los seres queridos para hacer turnos y estar con la persona. Por ejemplo, un día de la semana uno de vosotros puede involucrarse con él en algún tipo de actividad por las tardes. Es una forma de que la persona rellene ese hueco que antes pasaba tomando alcohol e intentar motivarle buscándole hobbies nuevos.

4 Nunca colabores a mantener la adicción

En el camino a la curación seguramente te enfrentes a chantajes de tu pareja para que le ayudes a disponer de bebida. Por ejemplo, puede pedirte que vayas tú a buscar el alcohol porque si va él podría tener un accidente al volver a casa. En este sentido tienes que ser estricta y dejar clara tu posición, diciendo que no estás de acuerdo, que es libre de elegir pero que tú no piensas facilitarle esa opción. Todo lo que pueda ocurrirle es bajo su responsabilidad y tú no puedes cargar con sus actos. No le sobreprotejas ni le justifiques si quieres que se recupere, de esa manera solo prolongas la adicción.

Artículos recomendados

Comentarios