Menú
Maltrato en parejas del mismo sexo: la realidad de una violencia silenciada
UNA VIOLENCIA SILENCIADA

Maltrato en parejas del mismo sexo: la realidad de una violencia silenciada

Muchas veces el maltrato entre parejas del mismo sexo no es tratado con naturalidad, sin embargo es una realidad que afecta a más parejas de las que se cree.

El maltrato no debe ser aceptado de ninguna de las maneras en las relaciones entre personas. El abuso, la intimidación o el maltrato es un veneno que mata las relaciones poco a poco y que desgraciadamente, también se lleva demasiadas vidas a manos de personas que no saben controlar sus impulsos homicidas. El maltrato en parejas del mismo sexo también es una realidad aunque sea una violencia silenciada.

En la televisión aparecen en las noticias parejas que sufren maltrato pero que son heterosexuales, ¿qué pasa con las personas que son homosexuales y también sufren maltrato a manos de sus parejas actuales? Todas las personas merecen el mismo respeto y que se les atienda de la misma forma para proteger su integridad física. En nuestra sociedad no debemos hablar de si es de una orientación sexual u otra, sino de personas que necesitan soporte y apoyo para poder salir de una situación de maltrato y denigración personal.

La violencia y el maltrato en personas LGBT

El abuso doméstico en la comunidad de lesbianas, bisexuales, homosexuales y transgenero es un probla grave. Alrededor de un 25% de las personas LGBT sufren a causa de una relación violenta con parejas o exparejas, una tasa de abuso doméstico y violencia en pareja muy similar al que sufren las mujeres heterosexuales.

La tasa de parejas homosexuales en las que se sufre violencia doméstica es muy similar a la de heterosexualesLa tasa de parejas homosexuales en las que se sufre violencia doméstica es muy similar a la de heterosexuales

Al igual que en las parejas de género opuestos, en muchas de las ocasiones, el problema no se denuncia. Los involucrados en el abuso del mismo sexo a menudo sienten miedo de contar lo que les está sucediendo, prefieren ocultar la naturaleza de su relación en pareja. Pero el silencio siempre será un grave error que puede tener consecuencias muy peligrosas e incluso fatales.

En la violencia y maltrato en parejas del mismo sexo existen paralelismos con la violencia doméstica que sufren muchas mujeres heterosexuales, incluyendo el impacto emocional, las agresiones físicas, las amenazas, el abuso físico, el aislamiento social, el control económico, los celos... Pero hay una serie de aspectos que son exclusivos de la violencia doméstica en las personas LGBT.

Control de la persona

Aunque en la violencia de género también suele existir control obsesivo, en las personas del mismo sexo pueden amenazas con dejarle lejos de amigos, familiares, comunidades religiosas, compañeros de trabajo o de otras personas como método de control emocional. El abusador puede usar la dinámica unida de la comunidad gay y lesbiana para manipularla y dejarle fuera de la comunidad diciendo mentiras sobre ella.

Si te encuentras bajo este tipo de manipulación, debes saber que existe gente buena y que si te encuentras en una situación de abuso de pareja, debes contarlo para buscar ayuda y soluciones. No te mereces que nadie te manipule ni te trate de mala manera.

Abuso asociado a la orientación sexual o a la identidad de género

Para muchas personas, la orientación sexual o la identidad de género se asocia con el abuso únicamente por su orientación o identidad. Esto es una forma de alimentar los sentimientos internos de homofobia, transfobia o bifobia.

Incluso personas que tienen parejas del mismo sexo pueden sentir estos sentimientos negativos a causa de malas experiencias en el pasado y manifiestan esta carga emocional negativa en sus parejas provocando violencia en pareja. Sin lugar a dudas, cuando esto ocurre es necesario que se consulte a un especialista para poder encontrar la solución adecuada y trabajar todas esas emociones que hacen que la persona se comporte de esa forma en la pareja.

Si sufres un trato de este tipo de tu pareja, aunque esté en tratamiento profesional es necesario que te alejes para que pueda sanar sus heridas internas sin que tengas que sufrir tú por ello.

Aunque te duela necesitas alejarte de tu pareja. Esa relación no es sana Aunque te duela necesitas alejarte de tu pareja. Esa relación no es sana

Es una violencia no reconocida

La violencia doméstica no es reconocida por la comunidad LGBT porque no hay mucha información sobre que ocurra, pero que no se hable no significa que no hay personas que están sufriendo situaciones de maltrato. Es necesario que esta violencia silenciada levante de una vez la voz para darle la importancia que se merece y poder proteger a las personas de estas situaciones peligrosas para su salud emocional e incluso para su integridad física.

La mayoría de información sobre violencia en pareja se refiere a las experiencias de las mujeres heterosexuales y parece que el resto de personas se queda en silencio, parece que en las personas LGBT no existe. Esta falta de entendimiento significa que algunas personas no creen que esto ocurra en relaciones con LGBT. También dificulta que las personas LGBT reconozcan que están sufriendo maltrato en su relación y les dificulta el saber cómo responder o actuar si alguno de sus amigos están sufriendo violencia en pareja.

Confidencialidad y aislamiento

En ocasiones las personas ocultan lo que ocurre para proteger a sus amigos o a las relaciones dentro de una comunidad. Esto es un gran problema porque se puede agravar cuando se vive en pequeñas ciudades o en zonas rurales, por lo que puede ser difícil para la persona maltratada el que busque ayuda y que se sepa lo que pasa, o que al menos, le crean.

No dejes que tu pareja te aisle del mundo ya que vuestra relación debe estar basada en el respetoNo dejes que tu pareja te aisle del mundo ya que vuestra relación debe estar basada en el respeto

Hay personas que sienten vergüenza por el abuso que están sufriendo o piensan que no les creerán porque la pareja abusadora parece otro tipo de persona cuando está en compañía de otros. Una pareja abusadora puede aislar a su pareja de los demás e impedirle incluso que tenga contacto con el mundo. Una persona con desconocimiento sobre una relación de pareja sana y que se base en el respeto, puede pensar que ese tipo de relaciones es algo normal.

Lo que está claro que independientemente de tu orientación sexual o de tu identidad de género, si estás viviendo una situación de maltrato debes pedir ayuda lo antes posible. Habla con las personas cercanas a ti y de confianza o incluso acude a la policía si has estado recibiendo un maltrato físico o emocional. Nunca permitas que nadie te trate con violencia y pon solución cuanto antes, y sobre todo, aléjate de esa persona que está desequilibrada mentalmente y sin duda, necesita ayuda de un profesional de la psiquiatría. El teléfono gratuito contra el maltrato hacia la mujer debería ser un teléfono para todas las personas que sufren maltrato, independientemente del sexo. ¿Qué opinas?

Artículos recomendados

Comentarios