Menú
10 canciones que no deberías escuchar tras romper con tu pareja
CANCIONES PARA LLORAR

10 canciones que no deberías escuchar tras romper con tu pareja

Si has tenido una ruptura amorosa recientemente, debes evitar escuchar canciones que te hagan llorar más, te ponemos algunos ejemplos, pero ¡no los escuches!

Las rupturas amorosas no son como las heridas físicas. Cuando te cortas en un dedo, lo desinfectas e intentas que nada ni nadie te toque ahí para que deje de doler y se cure lo antes posible. ¿Por qué en temas de corazón nos encanta ahondar en la herida y regodearnos en nuestro propio dolor? Encima con música. ¿A quién queremos dar pena? ¿O es que esos recuerdos, esa tristeza, ese constante mencionar a tu ex es la manera de mantenerlo o mantenerla en tu vida aunque sólo sea en un plano abstracto, ficticio? El caso es que cuando estamos tristes por una separación, nos apetece continuar esa tristeza, repudiamos la alegría propia y ajena, no sabemos si queremos que nos consuelen o dejen a solas, en realidad no queremos nada, solo llorar. No sabemos si aconsejarte ponerte un playlist de desamores totalmente triste y lacrimógeno, o evitar ante cualquier circunstancia que estas canciones lleguen a tus oídos. Quizá mejor la segunda, ¿no?

1 'Con las ganas' de Zahara

Aunque Zahara cantara esta canción en chino mandarín nos haría llorar igual, porque está cantada para justamente hacernos sacar el clínex. Y encima, la letra es bien triste. 'Con las ganas' trata sobre volver a ver a esa persona que tanto deseas, sí, como otras mil canciones, pero esta es lacrimógena hasta límites inesperados. Sin apenas instrumentos, parece que Zahara nos está narrando ella misma su experiencia, y las palabras que utiliza para expresarlo, esas construcciones tan cotidianas ("te recuerdo sin esfuerzo"), son clave para que esta canción nos cale tan hondo.

Aunque estés en un momento de alegría o no tengas ningún problema sentimental que te aflija, es fácil que eches la lagrimilla con la canción, así que si encima estás experimentando ese mismo sentimiento, puedes esconderte debajo de las mantas y no volver a salir. Porque pensarás que no habrá vida ni esperanza. La habrá, pero esta canción no ayuda.

2 'Sola' de Diana Navarro

Con tan pocas palabras se puede decir tanto, y con el tono melancólico y tristón de la música de esta canción, te regodeas más en tu soledad. Sola y pena, sola y pena, sola y pena. Dolor. Es como recordarte una y otra vez ese momento de desasosiego ante el presente y de ansiedad ante el futuro, y ni qué decir la nostalgia del pasado... si es que no tienes escapatoria temporal. Si has llegado al 'Sola' de Diana Navarro, ¡corre! llama a una o dos amigas y que vengan a rescatarte antes de que la cosa vaya a peor.

3 'El roce de tu cuerpo' de Platero y Tú

Si piensas que el rock n' roll más de barrio te va a evitar llorar por tu chico o tu chica, estás en un error. Fito Cabrales tiene canciones y letras espléndidas, esto ya viene de Platero y tú, y no es de extrañar que, independientemente de todo lo que haya escrito después, 'El roce de tu cuerpo' siga siendo nuestra canción de llorar cuando discutimos con la pareja. Porque es muy versátil, esta canción te vale para enfados momentáneos, para broncas gordas, para esas veces en las que esperas que de nuevo te llame al volver a casa pero han pasado 4 horas y no ha llamado, y para las rupturas. La tercera situación, la de la llamada, es la más dolorosa, tienes la esperanza de reconciliaros, aunque quizá está sea la definitiva, quizá deberías llamar, pero no te atreves. ¿Te queda whisky en el armario? Lo vas a necesitar.

4 'De haberlo sabido' de Quique González

Hay canciones de Quique González que son como auténticas relaciones de pareja. Es decir, escuchas 'Vidas cruzadas' o 'De haberlo sabido', que son canciones que te causan cosquilleos, no dejarías de escucharlas nunca, y de repente, se acaban. Y piensas: ¿ya está? ¿no hay más? Pues como cuando tienes una aventura de pasión con alguien que te gusta mucho, y de repente no sabes más de él o ella. Y es cuando piensas que "de haberlo sabido" no te hubieras entregado tanto, pero claro, si volvieras atrás en el tiempo a intentar frenar ese enamoramiento, ¿no caerías de nuevo? Quique González también canta aquí (con una versión en directo con Rebeca Jiménez que quita el hipo) al dolor de la separación, sobre todo cuando vuelves a ver a esa persona. En muchas canciones este momento es un punto de inflexión en la superación de la ruptura, porque vuelven a aflorar los sentimientos y la esperanza, y el "ay quizás", y el interpretar de nuevo sus mensajes, y el fingir que lo has superado... ¡Pero cuánto dolor hay que pasar para escribir esta música tan bonita!

5 'Someone Like You' de Adele

Nos queríamos centrar en artistas españoles para que la letra de las canciones nos apuñalara más fuerte por el dolor de desamor, pero hay temas en inglés que realmente no necesitan más que la música para acabar de hundirnos. Adele contó en varias ocasiones qué hay detrás de 'Someone Like You', una dolorosa ruptura, además el poco inglés que sabemos nos da para comprender el estribillo y, sobre todo, la voz de la inglesa nos desgarra el alma. Y de nuevo, tenemos un reencuentro, pero en este caso ella no había olvidado la relación ni a su expareja. Pero se intenta convencer a sí misma de que le irá bien, que encontrará a alguien que le haga sentir lo mismo, tiene esperanza, o quizá no, en estos momentos no parece que haya "someone" que le pueda llamar mínimamente la atención, porque su corazón está atrapado en el pasado. Y es doloroso, porque él (en este caso es un él) ya tiene nueva pareja. ¡Ay, cómo fastidia eso!

6 'Si no te hubieras ido' de Juan Antonio Solís o Maná

Este tema ha sido versionado en varias ocasiones, y puede que se hiciera muy popular estos años su interpretación por los mexicanos Maná. Pero también tenemos versión de Tamara, si nos gusta más, o su tema original, de Juan Antonio Solís. Ahí estás, marchito o marchita, pensando que ahora es todo tan diferente, te sientes tan raro... y encima ves que todo el mundo sigue con su vida como si nada y los odias a todos, así que prefieres encerrarte y que nadie te venga a preguntar ni a contar nada (a menos que sea algo relacionado con tu ex, claro). Un clásico entre clásicos, da igual quién lo cante, tras tu ruptura no la escuches, es muy emotiva. Vale, mejor no escuches nada de Maná.

7 'Quiero beber hasta perder el control' de Los Secretos

Enrique Urquijo sabía lo que era sufrir, y su manera de cantar nos hizo sufrir a todos y todas con él gracias a esa manera que tenía de cantar. Temas como este pueden hacerte bajar al bar a intentar superar la separación de tu pareja, aunque esperemos que no estés tan deprimido o deprimida por haber escuchado este playlist que no se te ocurra tal locura, aunque sea por la pereza de ponerte unos zapatos y un jersey. Estar en la barra lamentándote por la pérdida es un clásico, un clásico de las películas y de la realidad, por eso le viene bien ese toque country. Encima empiezas a pensar cómo terminó el cantante de Los Secretos y te dan más ganas de llorar, ¡maldita sea! También cuenta con versión de Fito y Fitipaldis, por si quieres insistir en el rock n' roll.

8 'Quédate conmigo' de Pastora Soler

Hay muchas canciones que hablan sobre lo difícil que es admitir la ruptura o la separación, pero ¿y el momento en el que recibes la noticia? ¿Esas primeras horas de poner en orden lo que está ocurriendo e intentar encontrar la razón por la que ha ocurrido? Solo piensas que esa persona no se vaya, sientes vértigo y algo de mareo, y sólo te apetece gritar que se quede. Si bien casi toda la letra de la canción puede pasarnos como cualquier otro tema que tarareamos sin darnos cuenta, en realidad Pastora Soler está gritando "quédate conmigo", pero por dentro, porque si lo gritas de verdad, darías un poco de miedo. Es una canción no muy compleja, pero sí cantada de manera muy intensa.

9 'No te pude retener' de Vanesa Martín

Con esta canción de Vanesa Martín damos vueltas a todo lo que no habéis podido vivir, lo que no dio tiempo porque tú tenías todo planeado, e iba a reinar la alegría, pero él o ella no tenía ganas de sentarse a esperar, quería experimentar cosas nuevas, y tú no eras algo nuevo. Es triste, pero son cosas que pasan, y mientras aprendemos a aceptarlo, tenemos que llorar y llorar, y percibir como si el mundo fuera sólo esa persona.

10 '1999' de Love of Lesbian

Hombre, si erais una pareja de indies, seguro que vivisteis juntos o juntas un concierto de Love of Lesbian, que era lo que tocaba. Y al principio cantar 1999 estaba bien, ese tono deprimente se llevaba con alegría, pero cuando toca vivirlo, ya no gusta tanto, encima cuando te trae recuerdos de ese concierto. Y es que esta canción habla sobre esas relaciones que ya no se pueden mantener, simplemente la pareja no encaja bien, y aunque hayas sido tú quien decidiera dar el paso, fastidia. Y lo pasas mal, y quieres volver, y finges que no quieres, o quizá no lo finjas, pero ¿y qué piensa la otra parte? Se acabó el show, quizá sea para bien o para mal, pero en estos momentos no le ves la cara positiva, la verdad.

Artículos recomendados

Comentarios