Menú
Las ventajas e inconvenientes de estar soltera
Las ventajas e inconvenientes de estar soltera
¿TIENES PAREJA?

Las ventajas e inconvenientes de estar soltera

A lo largo de su vida, una mujer puede plantearse si empezar una relación o continuar con la libertad de su soltería. La decisión no es fácil, ya que a la hora de la verdad, todo tiene sus ventajas y sus desventajas.

Ventajas e inconvenientes de estar soltera Ventajas e inconvenientes de estar soltera

A continuación te damos de las razones por las que la soltería es mejor en algunos casos, pero también por qué la vida en pareja o el matrimonio es mejor en otros. Tener pareja es bueno por los sigueintes motivos:

Tener citas. Una de las ventajas de la soltería son las relaciones casuales. Tener la libertad de ir a citas, salir a cenar, al cine, a un concierto... sin tener que preocuparte por el futuro de la relación con la otra persona. Puede ser muy divertido realizar estas actividades con un interés romántico potencial. Estando soltera puedes flirtear con quien quieras sin sentirte culpable.

Más tiempo para ti

Tiempo libre. Si no tienes pareja significa que tienes mucho más tiempo para ti y para disfrutar de tu independencia realizando todas esas actividades con las que más disfrutas. Ese tiempo libre puedes utilizarlo para pasarlo con tus amigos. Cuando sales una noche con tus amigas estando soltera es mucho más emocionante.

Nuevas emociones. Un primer beso, una primera cita con alguien nuevo... son nuevas experiencias que no pueden llevarse a cabo si ya se está en una relación. No estar comprometida. Cuando estás soltera eres libre para hacer lo que quieras cuando quieras. Disfruta de tu independencia y planifica lo que quieras hacer espontáneamente y sin preocuparte por segundas personas.

Más tiempo para dedicar a otros propósitosMás tiempo para dedicar a otros propósitos

Tiempo para dedicar a otros propósitos. Cuando no gastas tu energía en mantener una relación puedes invertirla en otros propósitos e intereses, incluyendo aquellos que tu pareja podría no compartir contigo. Cuando estás en una relación ya sabes cómo va a ser tu vida amorosa. Si estás soltera, el futuro es incierto y cualquier cosa puede pasar, lo que en cierto modo resulta emocionante. Además, en muchas ocasiones tenemos que sacrificarnos y hacer cosas que no nos gustan para complacer a nuestra pareja. Si estás soltera tienes tu independencia y sólo haces aquello que quieres hacer.

No gastar dinero. Tener una relación puede salir caro si hay que pagar todas las citas. Estando soltera ahorras todo ese dinero o puedes gastarlo en cosas para ti. Conocer a la familia de tu pareja y compartir tu vida con ellos puede ser un asunto peliagudo, ya que no siempre se puede congeniar con ellos. Tú eres responsable de tu propia felicidad. Es muy importante que la mujer celebre su independencia y que su felicidad no dependa de otra persona.

Los inconvenientes de no tener pareja

No tienes a alguien que te apoye siempre. En tus momentos bajos necesitas a alguien que esté ahí para apoyarte y animarte. Aunque la familia puede realizar esa tarea, siempre es especial que lo haga la persona a la que amas. Además, hay momentos en tu vida en los que te puedes sentir sola. Si estás casada o con pareja tienes a alguien con el que compartir tu tiempo y tu felicidad. Estando sola no siempre tendrás alguien con quien salir. Si tienes amigos que también estén solteros puedes hacer planes con ellos, aunque muchas veces no querrán o no podrán. Con una pareja tendrás más posibilidades de salir ya que compartiréis vuestro horario y seréis más compatibles.

Tu círculo social puede verse estancado. Cuando tienes pareja o estás casada conoces a más gente, ya que podéis salir con tus amigos o con los de él. A muchas personas no les gusta demasiado salir pero a veces es necesario si se quiere conocer a gente o pasarlo bien. Si tienes pareja puedes quedarte en casa tranquilamente, sin esforzarte en socializar.

El sexo no está garantizado El sexo no está garantizado

El sexo no está garantizado. Cuando estás soltera o en un matrimonio, no sabes cuánto tiempo va a pasar hasta que vuelvas a tener sexo. Con la vida en pareja normalmente tienes el sexo asegurado, por lo que es más difícil formar una familia. Si sigues soltera es más complicado empezar a formar una familia. Además si estás casada, compartir los momentos de felicidad y responsabilidad con la persona apropiada hará que todo vaya mejor. Si estás casada y alguno de los dos pasa por un mal bache en el trabajo siempre os podréis apoyar el uno con el otro, y en un matrimonio o relación duradera la confianza que tienes con la otra persona es completa. Gozas de libertad para ser tú mismo sin miedo a lo que la otra persona pueda pensar, ya que te conoce perfectamente.

Como hemos visto, para la mujer, la soltería tiene tanto sus cosas buenas como sus cosas no tan buenas. Si bien estando sin pareja disfrutas de mayor libertad, todo depende de cómo se siente mejor cada una y de la persona por la que está dispuesta a empezar una relación.

Te puede interesar

Comentarios