Menú
¿Es posible encontrar el amor para toda la vida como en las generaciones anteriores?
¿Es posible encontrar el amor para toda la vida como en las generaciones anteriores?
LAS COSAS CAMBIAN

¿Es posible encontrar el amor para toda la vida como en las generaciones anteriores?

Los tiempos han cambiado y ahora la gente ya no solo tiene una pareja durante toda su vida como antiguamente.

Hace unas décadas era habitual que la primera pareja que se tenía fuera la única. No se pasaba por varios novios -así que tampoco se podía comparar- y cuando una se casaba era para toda la vida. Eso de "hasta que la muerte os separe" se llevaba a rajatabla. Hoy en día las cosas han cambiado mucho y nadie está atado a otra persona de forma involuntaria, ya no es sólo la muerte quien puede separarlos, sino que vale un juez y, a veces, ni siquiera se le necesita.

Antiguamente cuando uno se casaba era para siempreAntiguamente cuando uno se casaba era para siempre

Esto lleva a pensar si es que el amor dura menos que antes o es que el hecho de que ya no tenga que ser obligatoriamente para toda la vida hace que tenga una fecha de caducidad más o menos tardía. Hay que tener en cuenta que esos son dos aspectos a tener en cuenta, así como otros que tienen que ver con lo que han cambiado los estilos de vida y el hecho de que la mujer es cada vez más independiente. También que no nos resignamos y seguimos ansiando encontrar la felicidad.

No aguantamos nada

"Los jóvenes de hoy en día no aguantan nada" es una frase que probablemente hayas escuchado a alguna persona mayor en referencia a que no tienen paciencia con las relaciones de pareja -y también en otros aspectos de la vida. Cierto es que a ella es posible que la educaran en esa obligación de aguantar por el bien del matrimonio, a resignarse por los hijos y a soportar lo que hiciera falta para que su familia permaneciera unida. Pero hoy en día no es así.

A veces no da tiempo a tener pareja A veces no da tiempo a tener pareja

Hay quien ni siquiera busca tener una pareja para el resto de su vida, quien decide centrarse en otros aspectos como la carrera laboral en lugar del amor y crear una familia no es siquiera prioridad para muchas parejas. El amor ha dejado de estar en el centro de nuestras vidas y eso hace que haya otras prioridades que interesan más o que sí quieres que sean para siempre y tener una pareja duradera no garantiza la felicidad.

También es verdad que haya quien pica de insaciable y no da tiempo a una relación a prosperar o que se echa para atrás en cuanto se encuentra con algún problema o ve posibilidades de que los haya. Pero esto es cuestión de cada uno y ya se sabe que no hay dos personas iguales.

Las nuevas tecnologías pueden ayudar a mantener las relacionesLas nuevas tecnologías pueden ayudar a mantener las relaciones

Los avances tecnológicos nos ofrecen más posibilidades a la hora de mantener una relación. Puedes estar saliendo con alguien que vive en la otra punta del mundo y hablar y veros a diario, incluso puedes usar las nuevas tecnologías para buscar -y encontrar- el amor para siempre en un sitio que no sea tu entorno más cercano.

No te conformas con el primero

Las posibilidades a la hora de tener una pareja son mayores que antes así que es habitual que no te conformes con el primero que aparezca ante tu puerta. Antes se hacía. Sobre todo si ya habías llegado a cierta edad y tenías miedo que se te pasara el arroz y fuera tu último tren para formar una familia. Hoy no, cada vez se espera más para quedarse con la que será la pareja definitiva.

Las personas no se conforman si no han encontrado el amor con su primera parejaLas personas no se conforman si no han encontrado el amor con su primera pareja

Puede que sea porque en la juventud no lo buscabas, tu felicidad se centraba en otra cosa, o porque simplemente no te resignabas con lo que encontrabas. Existe el amor para siempre, pero eso no significa que tengas que encontrarlo a los 16 o a los 20 años, puede que te llegue a los 40 y puede que lo haga después de varios intentos infructíferos.

Hace unos años el hecho de llegar soltera a los 30 o de haberse divorciado era poco menos que un estigma social que te vetaba la felicidad. Por suerte hoy en día hemos desterrado esa mentalidad retrógrada y creemos en las segundas oportunidades en el amor. No tenemos las mismas prisas que nuestros abuelos por formar una familia y le damos más importancia a la felicidad que al hecho de crear una unidad estandarizada.

Algunas personas dan más prioridad a la felicidad que a su parejaAlgunas personas dan más prioridad a la felicidad que a su pareja

También es cierto que en un mundo tan rápido como en el que nos movemos a veces nos pueden las prisas y lo queremos todo para ayer. Esto se aplica también a encontrar el amor. Puedes llegar a impacientarte, sobre todo si ves que la gente de tu entorno sí ha encontrado esa felicidad que anhelas, o si quieres formar una familia y ves que tu reloj biológico va cada vez más rápido y no hay nada que lo pueda ralentizar.

Pero eso no significa que no se pueda encontrar el amor para siempre, que puedas tener una relación tan larga e idílica como la que tuvieron tus padres o tus abuelos. La diferencia es que antes a ellos se les imponía que tenía que ser para toda la vida y tú ahora puedes escoger que lo sea. La diferencia es tal que, si lo piensas, si tienes una relación de este tipo puede que sea más auténtica y verdadera que las de tus antepasados, porque tú podrías abandonarla cuando quisieras y ellos no siempre tenían esa posibilidad.

Artículos recomendados

Comentarios