Menú
Planes únicos: huye de los tópicos de San Valentín
SÉ ORIGINAL

Planes únicos: huye de los tópicos de San Valentín

El día de San Valentín es para demostrarle a esa persona especial todo lo que sientes por ella y que, precisamente, es especial.

Desayunar juntos en la cama puede ser una forma de innovarDesayunar juntos en la cama puede ser una forma de innovar

Flores, bombones y una cena a la luz de las velas es el plan de San Valentín más típico y poco original que uno se pueda imaginar. Estamos cansados de verlo en las películas norteamericanas, tanto que ha acabado por convertirse en un cliché que le resta cualquier tipo de pasión a una celebración del amor como es el 14 de febrero y todos acabamos por hacer lo mismo, como si de una rutina se tratara.

El día de San Valentín es para demostrarle a esa persona especial todo lo que sientes por ella y que, precisamente, es especial. Por eso, la mejor manera de hacerlo es pensando en un plan que sea diferente, que suponga hacer algo que no vayan a hacer el resto de parejas de vuestro alrededor y que le muestre que vuestra relación es diferente. Eso y que habéis pensado en planificar la cita algo más de un minuto. Las flores, los bombones y las cenas a la luz de las velas están bien para el resto del año.

Para disfrutar de un San Valentín especial basta con sorprender a tu pareja con algo que no se espere. Se pueden improvisar planes de lo más variados en función de los gustos de cada uno, pero por si la imaginación no os ofrece buenas ideas vamos a daros algunas que convertirán en original vuestro 14 de febrero.

Una cita gastronómica

Lo importante del día de San Valentín es demostrar a tu pareja que la quieres, ¿y por qué no hacerlo desde primera hora de la mañana? Llevarle el desayuno a la cama seguro que le sorprende y si además tenéis tiempo suficiente para disfrutarlo juntos a buen seguro que hará que los dos empecéis el 14 de febrero con las energías cargadas y llenos de pasión. Hoy en día existen numerosas empresas que ofrecen el servicio de llevar el desayuno a casa, algo que puede ser una buena idea si no eres demasiado mañoso en la cocina y si no vivís juntos. Así la sorpresa será aún mayor.

Si os gusta bailar, regala a tu pareja una claseSi os gusta bailar, regala a tu pareja una clase

La cena es la cita más repetida entre las parejas de enamorados pero no por ello significa que tengamos que renunciar a comer en el día de San Valentín para ser originales. ¿Y si en lugar de ir a cenar vamos a una clase en la que nos enseñen cómo hacerlo? Acudir juntos a un curso de cocina, si es posible exótica y peculiar, puede ser una de las mejores formas de expresarle tu amor a tu pareja.

¿Conocéis ese dicho de que al corazón de un hombre se le llega por el estómago? Pues tan cierto como que al de la mujer también. Después de haber estado jugando con los ingredientes a buen seguro que os dejaréis llevar por la pasión más allá de los fogones.

Asistir a una clase juntos es una buena cita y no se limita únicamente a los talleres en los que enseñan a cocinar. El baile en pareja es un gran afrodisiaco y también una cita de lo más divertida. Si sabéis bailar podéis ir a locales especializados, pero si no podéis aprender y tener una cita cargada de pasión.

Una escapada romántica

Toda pareja necesita tiempo a solas para conocerse mejor y poder disfrutar el uno del otro alejados de lo cotidiano. Una escapada romántica de fin de semana es un plan que nunca suele fallar y que ofrece numerosas posibilidades en función de la situación de cada uno. Puede ser un viaje de fin de semana a una ciudad romántica como París, o unos días en una casa rural alejados de la rutina. Si no hay tiempo para ni una ni otra cosa también podéis improvisar una cita en un pueblo alejado de la ciudad o pasar el día en la nieve.

Salirse de la rutina ya es suficienteSalirse de la rutina ya es suficiente

Viajar es siempre un buen plan para las parejas. Si sois aventureros a buen seguro que un viaje en globo o en helicóptero es una cita buena cita de San Valentín para vosotros. Si os gustan los deportes de riesgo ir a practicar rafting o puenting. Hay muchas formas originales de declarar tu amor y una de ellas puede ser colgando de un puente.

Inmortalizar vuestro amor

Pero para disfrutar de una gran cita no siempre hay que viajar fuera de vuestra ciudad. Coged la cámara de fotos y convertiros en turistas por un día. Id a sitios que antes nunca hubiérais ido e inmortalizarlo. Además de haber disfrutado de un San Valentín de forma diferente tendréis un buen puñado de fotografías para recordarlo.

¿Y si las fotografías os las hace un profesional? Puedes reservar una sesión fotográfica con la que sorprender a tu pareja y haceros unas instantáneas para el recuerdo. Además a buen seguro que lo pasaréis en grande posando como modelos para el fotógrafo. Puedes elegir un sitio que os guste especialmente o una temática particular, lo que hará más especial la sesión de fotos.

Una cita cotidiana

No siempre se puede disfrutar del Día de San Valentín en pleno por las obligaciones familiares o laborales. Por eso se puede reconvertir algo cotidiano en una cita, sobre todo cuando ese algo cotidiano no lo soléis hacer juntos. Hacer la compra en pareja, ver un partido de fútbol juntos o ayudar en las tareas del hogar pueden no ser considerados como una cita, pero sí es una manera de demostrar vuestro amor y seguro seréis recompensados con pasión por ello.

Inmortaliza vuestro amor con una sesión de fotos profesionalInmortaliza vuestro amor con una sesión de fotos profesional

Pasión en el dormitorio

La mayor parte de las citas de San Valentín acaban en el dormitorio así que, ¿por qué no hacerlo también especial? Préstale más atención si cabe en ese día y sorprende a tu pareja con algo diferente. Pon velas, música, luz tenue. Regálale algún juguete sexual, sorpréndela con un juego de roles, acepta llevar a cabo su fantasía sexual o cuéntale la tuya y disfrutadla juntos.

Artículos recomendados

Comentarios