Menú
Planes para pasar un domingo inolvidable si estás soltero
Planes para pasar un domingo inolvidable si estás soltero
OLVÍDATE DEL ABURRIMIENTO

Planes para pasar un domingo inolvidable si estás soltero

Si eres incapaz de quedarte solo y sin algo en lo que ocupar tu domingo puedes estar tranquilo porque hay un montón de cosas que puedes hacer.

El domingo llega y estos días que para algunos son los nuevos lunes o "prelunes" y que muchos pasamos agonizantes pensando en lo que se nos viene encima, pueden dar mucho de sí si los organizamos un poco decentemente y hacemos planes. Normalmente, el domingo es un día para pasarlo a solas o para compartir en pareja porque es el día que anuncia la llegada del lunes y por semana es más difícil hacerles un hueco a nuestras parejas si es que la tenemos. Y claro, diréis, todo es mucho mejor en pareja porque estas se van a pasar el domingo juntos, abrazados viendo la puesta de sol, todo muy romántico. Mucho pastel. Y mucho final feliz.

¿Y qué pasa con el resto?

Solteros y solteras del mundo, no os deprimáis. El amor es importante pero la comida y los amigos siempre están ahí para salvar días como este, así que no vale quedarse deprimido y melancólico, pensando en tu ex y viendo como la luna se ríe de tu soltería. Nada de eso. Tienes mil y un planes que, estando soltero o soltera, pueden hacer del domingo un día para recordar. Te levantas por la mañana y no tienes nada que hacer y nadie a quien atender. La libertad te agarra de la mano y te saca de la cama a tirones. Además, sabes que la semana se acerca y el tiempo libre durante los días laborales es escaso. ¡Aprovéchalo! ¿Y qué puedes hacer? Aquí tienes algunos planes:

Aprovecha las mañanas para hacer deporte y cuidarteAprovecha las mañanas para hacer deporte y cuidarte

¡Sal a correr y pégate una ducha kilométrica! Puede que el ejercicio un domingo no sea la cosa más apetitosa del mundo, pero no hay nada más relajante y reparador que la tranquilidad de una ducha tras haber realizado un esfuerzo físico, y además te sentirás bien contigo mismo y con tu cuerpo, la ducha siempre es la solución. Que el agua barra las malas vibraciones y todo pintará mejor para el resto del día.

¿Y luego qué? No me digas que no tienes amigos en tu misma situación. Si los tienes, llámalos e invítalos a comer. Hacer la comida para unos cuantos a veces resulta extrañamente gratificante, además, así conseguirás entretenerte lo que queda de mañana y la perspectiva de una comida con los colegas siempre es motivante. Luego siempre puedes pasar con ellos la tarde, poner música de fondo mientras se habla de todo y de nada o ir a comprar golosinas y encender la tele, elegir película de vuestro director favorito y pasar una tarde tranquila en buena compañía.

Date un capricho con una buena comida solo o en compañíaDate un capricho con una buena comida solo o en compañía

Y aunque esto se antoje como un buen plan, en realidad sabemos que los domingos es complicado levantar a la gente de la cama antes de la hora de comer, así que, si tus amigos son los típicos perezosos a los que no se les ve el pelo los domingos, hazte una comida deliciosa para ti solo, una de estas que te alegran el día, y come mientras ves tú la peli y tienes un momento para ti mismo. No se te ocurra pensar en que sería un día perfecto para pasar con tu ex, o que las parejas lo tienen más fácil para hacerse estos días más a menos. Nada de eso, tú eres más que suficiente para alegrarte a ti mismo.

¿Y después de comer, qué hago yo con mi vida?

Tus amigos, si no se han pasado con la fiesta del sábado y los ha engullido la cama, deberían estar operativos, llámalos y queda con ellos para tomar algo por la tarde. Un helado o tortitas, pide lo que te apetezca y no te sientas mal por ello. Alégrate la vida con un buen helado de chocolate o un par de tortitas con nata. Ninguna pena se le puede resistir a tanto dulce y la sonrisa la tenemos asegurada. Además, ¿a quién no le alegra tener delante algo así? Comparte con ellos unas horas y ríete todo lo que puedas, despeja tu cabeza de quehaceres y deja que el momento lo llene todo, esa es la clave para pasar un buen domingo: vivir el domingo. Después de la quedada para tomar algo tienes varias opciones. Ir a cenar puede ser una de ellas, pero si el dulce ya te ha parecido suficiente ingesta de calorías y no se te ha hecho muy tarde, siempre te quedarán los típicos juegos en grupo que dan mucho de si con amigos. Seguro que en tu ciudad hay alguna bolera, algún sitio con billares e incluso algún juego de dardos. Las recreativas suelen dar mucho de si también, y te sorprendería encontrarte entre risas aunque creas que ya no pegas en ese ambiente. Hay algunas cafeterías que tienen también juegos de mesa, y pasar una tarde entre amigos jugando al monopoly nunca ha sonado como un mal plan.

Tengas o no pareja, sabrás sacarle provecho al domingoTengas o no pareja, sabrás sacarle provecho al domingo

Soltero o Soltera, da igual

Al fin y al cabo, para pasar un domingo inolvidable, lo que tenemos que hacer es no venirnos abajo. Es cierto que el lunes acecha entre los arbustos, pero muchas veces nos dejamos vencer por la pereza o nos desesperamos adelantando los acontecimientos de la semana, y no es eso lo que tenemos que hacer porque al final no hacer nada es lo que realmente nos mata en los domingos y hace que nos sintamos cabizbajos. Si estamos sufriendo por lo que va a llegar nunca disfrutaremos el presente. Y lo que queremos es vivir al máximo, estemos solos, tengamos pareja, nos duelan los ex o estemos rodeados de amigos, siempre habrá algo que podamos hacer para que nuestros días sean inolvidables.

Artículos recomendados

Comentarios