Menú
5 síntomas para reconocer que tu relación de pareja no avanza
DESCUBRE COMO ESTÁ TU RELACIÓN

5 síntomas para reconocer que tu relación de pareja no avanza

Descubre los cinco síntomas que hacen que tu relación se estanque y no avance ni para el buen camino ni para el malo.

Llevas bastante tiempo con tu pareja y parece que estáis muy bien juntos, hay cordialidad, no os peleáis, sois respetuosos el uno con el otro, todavía existe amor... Desde fuera podríais incluso parecer la pareja perfecta. Sin embargo, tu no sientes lo mismo. Estás frustrado, aburrido, tal vez indiferente, sientes que pasa el tiempo y que os encontráis en el mismo lugar que hace años. En resumen, sientes que la relación está estancada.Estos son los síntomas de que vuestra relación no avanza:

1 No te ilusiona pensar en un futuro juntos

Intentas pensar a largo plazo pero no te imaginas con tu pareja, no te gusta pensar en que podría pasar de aquí a unos años. Es decir, no hay compromiso entre vosotros dos. Si la falta de compromiso viene de tu parte tienes que plantearte si es porque te ves muy joven para pensar en un futuro juntos o porque de lo contrario hay otros motivos detrás. ¿Te imaginas con tu pareja dentro de un par de años? Ya no hablamos de tener hijos o de planear una boda, pero ¿te imaginas algún día la convivencia con esa persona? ¿Te has planteado al menos si te gustaría? Si la respuesta es un no rotundo deberías plantearte si de verdad la quieres y hay amor o estas con ella por compromiso o porque le tienes solo cariño.

Si sospechas que es al revés, fíjate en las señales que lanza la otra persona. ¿Cada vez que habláis sobre el futuro intenta desviar el tema de conversación? ¿Qué opinión tiene acerca de tener hijos? ¿Hablasteis alguna vez sobre la posibilidad de una boda? Puede que esté locamente enamorado de ti pero que la idea que tenga de relación sea distinta a la que tienes tú. Eso es algo que tendrás que descubrir poco a poco.

Si ya no te apetece pasar tiempo con tu pareja, lo más probable es que tengáis una relación estancadaSi ya no te apetece pasar tiempo con tu pareja, lo más probable es que tengáis una relación estancada

2 Te sientes desmotivado, triste, sin ganas de hacer nada.

Si notas que ya no te hace ilusión ver a tu pareja ni pasar tiempo con ella es que hay algo más que simple rutina. Para entender esto primero debes saber que tras un periodo de enamoramiento (que como mucho dura entre 2 y 3 años) el amor se transforma y no te va a hacer tanta ilusión las cosas que antes si. Sigues queriendo esa persona pero de una manera diferente, sin tantos altibajos. Sin embargo, con la sensación que describimos aquí nos referimos a un sentimiento como de vacío y pesadez. Notas que no te apetece estar con esa persona, que estarías mejor haciendo otra cosa, por ejemplo con tus amigos.

También es común que empiecen a cansarte aspectos de tu pareja que antes no te molestaban. Te descubres a ti mismo pensando en que ojalá fuese de otra manera y que cambiase esas cosas que antes te parecían graciosas. Puede hasta llegar el momento en que su sola presencia empiece a incordiarte, te molesten sus comentarios o que de repente te incomode su forma de hablar o vestir. En conclusión, si notas que estás "dormido" y la otra persona te causa indiferencia es que estáis estancados.

3 Vais a ritmos diferentes

Es común que durante la convivencia siempre haya uno que vaya más deprisa que otro. Por ejemplo, puede que uno ya esté pensando en una boda cuando el otro todavía no sabe si le apetece cine o playa. Este tipo de situaciones son muy frustrantes para todos. Uno va a sentir impaciencia y frustración porque demanda más de su pareja y el otro se sentirá agobiado porque quiere más libertad. También depende mucho del estilo de ida que llevéis cada uno y de como sea la conviviencia juntos. Es frecuente en parejas que viven centradas en el presente porque apenas tienen tiempo de pensar en el futuro.Progresar en sus carreras laborales, pagar una hipoteca y cuidar a los hijos (si los hubiese) roban toda la atención, lo que menos apetece al finalizar el día es pensar en boda y posibles hijos.

Si veis que la relación no va del todo bien, lo mejor es tomarse un tiempo para reemplantearse todas las cosasSi veis que la relación no va del todo bien, lo mejor es tomarse un tiempo para reemplantearse todas las cosas

¿Qué hacer? Tomaros un tiempo para visualizar juntos metas a medio plazo, tampoco se trata de que planeis una boda o cuales serán los nombres de vuestros futuros hijos, pero tómaros un tiempo para reflexionar sobre adonde queréis llegar, si estáis bien juntos, etc.

4 Ya no hay atracción entre vosotros

Al principio erais todo pasión, no podíais dejar de besaros, acariciaros... Poco a poco la llama del amor se va apagando y de cierto modo es normal, ocurre con todas las parejas del mundo, es un mecanismo de defensa del propio cuerpo porque es física y mentalmente agotador mantener ese ritmo a todas horas, demasiada producción de hormonas. Sin embargo, cuando la rutina se vuelve protagonista empiezas a plantearte tu futuro con esa persona. ¿Podría llegar a haber una boda cuando ya ni te apetece intimar con la otra persona? ¿Esa falta de deseo es solo una etapa o lleváis así mucho tiempo?

Otra señal en la que debes fijarte es en si una de las partes está más interesada sexualmente que la otra, suele ser motivo de conflictos. De todos modos, si aunque la parte sexual no vaya aun sigues amando a tu pareja tenéis que hacer un esfuerzo y romper con la rutina. Reservaros al menos una noche a la semana para estar vosotros solos, sin amigos, familiares o hijos (en el caso de que los hubiese) y haced algo juntos, repetid cualquiera de los planes que hacíais al comienzo de la relación, recordad que os hizo perder los papeles al principio del todo.

Que uno de los dos tenga menos apetito sexual también suele ser motivo de disputaQue uno de los dos tenga menos apetito sexual también suele ser motivo de disputa

5 Te sientes continuamente enfadado y frustrado

Durante la convivencia diaria es normal que aparezcan enfados y malentendidos, si no los hubiese también sería una mala señal, sin embargo, si esto es la norma más que la excepción deberías preocuparte. Si estáis continuamente peleando o incluso peor, te callas las cosas por miedo a discutir, es que algo no va bien. Callar y otorgar por no discutir empeora la situación porque al no aclararse las cosas se tiene la sensación de que siempre aparecen los mismos problemas y por tanto, que la relación de pareja no avanza.

La solución es aclarar las cosas pero no para ver "quien gana" la discusión si no para encontrar una solución juntos y mejorar la convivencia diaria. Deja a un lado el orgullo, se honesto y explícale como te sientes tú respecto a la relación pero sin acusar directamente a la otra persona, de lo contrario solo conseguirás que se ponga a la defensiva y se lo tome como un ataque. ¡Ánimo y suerte!

Artículos recomendados

Comentarios