Menú
5 preguntas que nunca debes hacer a tu pareja si no quieres discutir
5 preguntas que nunca debes hacer a tu pareja si no quieres discutir
NO LAS HAGAS

5 preguntas que nunca debes hacer a tu pareja si no quieres discutir

Hay ciertas preguntas que no conviene hacerle a tu pareja y es por eso por lo que convendría evitarlas.

No es nada nuevo, las relaciones largas son complicadas. Estar mucho tiempo con una persona hace que en distinguidas ocasiones termines, hasta cierto punto, algo harto de tu pareja. Pero es completamente normal. Cada uno tiene su carácter y por ello chocaréis en ciertos momentos. Lo normal es que aquellas parejas que nunca se pelean sea debido a que no ponen todo su sentimiento en la relación.

Por ello no debes preocuparte si piensas que tienes demasiadas discusiones con la persona de la que estás enamorado. Al hablar continuamente con tu novio o novia tratarás temas muy diversos y algunos son más controvertidos. Seguramente pensaréis diferente en muchos aspectos y reaccionareis de forma distinta ante diversas situaciones.

Hay preguntas que es mejor no hacer a tu parejaHay preguntas que es mejor no hacer a tu pareja

Es por esto que te recomendamos diversas preguntas que no debes hacerle en una relación si no quieres que la conversación termine en una discusión. Quizás ante estas preguntas la respuesta que te de es la adecuada, pero hay muchas posibilidades de que no la sea.

Esto se debe a que este tipo de preguntas instan a una respuesta premeditada en tu cabeza y por ello si la respuesta es diferente, no estarás contento con ella. Además son preguntas que suelen hacerse en momentos delicados cuando tenemos muchos nervios o estamos agobiados por algo, por ello saltamos con mayor facilidad y es muy probable que acabemos a gritos con nuestra pareja.

Esto ocurre más aun si tenemos un carácter diferente al de nuestra pareja, que suele ser algo normal. Así que, para evitar las discusiones innecesarias, te recomendamos estas cinco preguntas que no debes hacerle a tu novio o novia si no quieres discutir:

1. ¿Quien es más guapo...?

Esta pregunta suele hacerse por un motivo aparente, y en la gran mayoría de los casos el motivo está claro: los celos. Cuando vamos por la calle y vemos que nuestra pareja se fija en otra persona, o cuando hay un amigo o amiga que te molesta que lo sea porque piensas que quizás entre ellos hay algo más.

Evita preguntar quien es más guapo de los dosEvita preguntar quien es más guapo de los dos

Por ello al hacer esta pregunta la respuesta que se debe dar es obvia, "tú", y no vale dudar ni un segundo. A pesar de que la respuesta no refleje la realidad esto debe ser lo que tienes que responder si te hacen esta pregunta. Además si la diferencia de belleza es evidente, debes salir con frases de "para mí tú" o de ese estilo. Como os decimos, es importante no dudar en la respuesta.

Pero para no tener que poner a tu pareja en esta situación, es mejor obviar la pregunta. No todo el mundo sabe como responder, por ello no busques enfrentamientos inútiles con este tipo de preguntas.

2. ¿Tengo razón?

Al igual que ocurre con el resto de cuestiones que os dejamos aquí, el preguntar si tienes razón es debido a que hay alguien que evidentemente cree que no la tienes. Tú estás enfadado con algún amigo o familiar y quieres que tu pareja te de la razón a ti.

Por lo tanto no contemplas ni tan siquiera la posibilidad de que el o ella se ponga a reflexionar sobre el asunto y que de su opinión, lo que tú buscas es, ni más ni menos, a alguien que te de la razón. Ocurre lo mismo que con la anterior, no puedes asegurarte la respuesta, así que mejor no lo intentes.

3. ¿Me queda bien/Estoy guapo o guapa?

Todo el mundo tiene días en los que el armario entero está encima de la cama porque piensa que nada le queda bien. No se siente a gusto con nada de lo que se pone y entonces salen los nervios a relucir.

Si no quieres discutir con tu pareja evita preguntarle sobre tu lookSi no quieres discutir con tu pareja evita preguntarle sobre tu look

Si encima tienes a tu pareja esperándote porque vais juntos a alguna parte más todavía. Uno estará enfadado porque llegáis tarde y el otro por que ya ni siquiera le apetece ir debido a que no se siente bien con lo que lleva, ¿el resultado? un gran choque. Sobre todo si ambos tenéis mucho carácter ya que nadie admitirá su culpa. Por ello hay momentos en los que lo único que buscas es la aceptación de tu pareja para no pasar más tiempo probándote ropa.

Sin embargo no todos saben que en ese momento la respuesta correcta es "te queda genial" o "Así vas guapísimo/a". Por ello si ya estás lo suficientemente nervioso y encima te dicen que lo que has decidido después de 30 pruebas no te queda bien, es normal que acabéis a gritos y que entréis en una gran discusión.

4. ¿Estoy gordo/a?

Esta pregunta es bastante parecida a la anterior. No necesitas que nadie te diga que has engordado, eso lo ves por ti mismo y por ello lo preguntas, sin embargo no quieres que te digan la verdad, aquí todo el mundo prefiere una mentira por respuesta.

Por ello no puedes decirle nunca a tu pareja que ha engordado, aunque sea para decirle que así te gusta más. Incluso de vez en cuando puedes decirle que ha adelgazado aunque en realidad no sea verdad. A todos nos gusta que nos suban el ánimo. Así que, si no quieres que te confirmen que has cogido unos kilos de más, no fuerces conversaciones para hablar de tu peso.

5. ¿Con él o ella...?

Con esta pregunta nos referimos a hablar de una relación anteriores. Es normal que te entren dudas sobre como era el amor que tenía tu pareja con tu anterior novio o novia, sin embargo hay que tener cuidado con la curiosidad.

Es mejor desconocer por completo sus anteriores relaciones que preguntar más de la cuenta y terminar con un ataque de celos que puede terminar en gritos muy fácilmente. Si en algún momento quieres hablar del tema plantéalo con mucho cuidado y sin preguntar demasiado. Sin embargo te recomendamos que no lo hagas.

No intentes averiguar cosas de las relaciones pasadas de tu parejaNo intentes averiguar cosas de las relaciones pasadas de tu pareja

Él o ella ya no es la persona que era antes cuando estaba con su anterior amor, por ello no le puedes exigir ni recriminar nada. Simplemente céntrate en disfrutar de vuestro amor y no fuerces una discusión.

El amor es llegar a conocer a la perfección lo que el otro quiere, por lo tanto es difícil adivinar que se debe responder en cada momento para evitar terminar en una gran discusión. El carácter de cada uno es complicado, sin embargo al cabo de los años vas siendo consciente de como evitar peleas inútiles que pueden terminar con una relación. Cuando llegue ese momento no habrá más gritos inútiles ya que tanto los que hacen las preguntas como los que las responden saben a la perfección cuales son las palabras correctas en cada momento.

Te puede interesar

Comentarios